thumb image
THE GENTLE STORM & KARI RUESLÅTTEN en vivo en Argentina: “Doble versión”
Fecha: 08.04.2016 | Ciudad: Ciudad autónoma de Buenos Aires | Lugar: Teatro Vorterix | Bandas soportes: CRYSTAL GATES & KARI RUESLÅTTEN

Y sí, esta vez nos hicimos los innovadores y sacamos crónica doble! A continuación les dejamos las apreciaciones del show de THE GENTLE STORM según el criterio de nuestros cronistas Hernán Mazón y Estanislao Aimar. Que lo disfruten!

La visión de Hernán:

Resulta ser que hay bandas y músicos de nuestros géneros que a través de la realidad musical que viven y ejecutan están ciertamente separados de la escena metalera, o al menos de la más aguerrida y cruda. Así todo, a pesar de haberlo sido o bien por el solo el hecho de tener un pasado relevante, continúan esbozando sonidos que intentan seguir manteniéndolos en esa delgada línea que hay entre el metal y el no metal. No se, todo es confuso, al menos para quién suscribe, ya que la noche en la que decidí ir a cubrir a THE GENTLE STORM para mi quedará para el olvido. Y no digo “olvido” por los actores y sus actos musicales, no, lo digo porque entiendo que en sus propuestas no se respira metal, de ese que estamos acostumbrados a mostrarles en nuestro sitio. Con lo cual, a mi entender, deberíamos auto replantearnos como medio de prensa el hecho de seguir cubriendo bandas de este estilo, más allá de las familiaridades musicales que puedan existir. Así todo debo decirles que estuvimos en una noche memorable de sonidos, lindas voces y una muy buena performance de todos los músicos presentes y cuando digo de todos, son todos. Cada uno de ellos tuvieron una noche memorable y ellas…si, las “feas”, la rompieron!

Al show de CRYSTAL GATES no llegamos, así que nuestras disculpas del caso, lamentablemente nos perdimos la presentación de los uruguayos, pero no va a faltar oportunidad de en algún momento poder sacar conclusiones. Aunque si de antesala saldría a hacer de las suyas KARI RUESLÅTTEN, la cantante noruega que casi a cappela retrataría su set. En alrededor de una hora, la bella cuasi colorada, se presentaría con un solo guitarrista y sin percusión, alternando algunos sonidos erigidos por ella desde el teclado. Voces y más voces bellas de su parte, nada que decir, todo afinado, menos el murmullo por parte del público, que no hacía mas que denotar de que si hablabas un poco fuerte podías ser escuchado por todo el recinto. Y me remito nuevamente a la primer parte: o te enamorás o te dormís. Así todo, con los gestos y la onda de esta mujer, enamora a cualquiera. Timidez y dulzura serían las dos cualidades que bajarían del escenario. En ese contexto, entre ocho y nueve canciones bastarían para que la bella dama agradezca una vez tras otra las muestras de afecto recibidas por los presentes. Sonarían de movida canciones como “Battle Forevermore”, “Why so lonely” (cover de The 3rd and the Mortal) y “Paint the rainbow grey”. También llegaría el turno de piezas como “Letting go”, “Wintersong”, “Exile” y cerraría su presentación con “To the north”. Me llevo una linda impresión de ella, su voz angelical y los sonidos logrados. Si no puedo dejar de decirles que no es mi estilo, al cual dicho sea de paso, si te agarra con las defensas bajas, se te bajan más. ¿Metal? No! Pero igual estuvo muy bien, al menos los presentes que la corearon y disfrutaron no me van a dejar mentir.

IMG_2890

Llegaría el turno finalmente de la banda principal, THE GENTLE STORM, banda que radica sus orígenes entre alguna idea loca gestada entre el loco de ARJEN LUCASSEN y la lindísima ANNEKE VAN GIERSBERGEN. Muchos pensamos que Arjen podía llegar a ser de la partida, pero no, finalmente no. Llegó ella como líder de la banda, casi como si fuera a modo solista, pero con otro nombre; de hecho es menester destacar que Ferry Duijsens (guitarra) es estable en su proyecto solista. Pero más allá de eso, saben ustedes que esta banda con un solo disco editado –The Diary- el mismo cuenta de dos partes: una acústica y otra eléctrica. Para mi suerte al menos, que venía con el bajón anterior presentación, fue eléctrica. Ojo, tampoco se imaginen que estaba sonando una banda de death metal vieja escuela, no, pero hicieron de las suyas sinfónicamente para levantar el recinto. ANNEKE ni lerda ni perezosa aprovechó la volada y rellenó el show con clásicos de THE GATHERING, siendo el punto o los puntos más altos de efusividad de la noche como por ejemplo durante la ejecución de clásicos como “Eléanor”, “Saturnine” (a modo acústico) y “Strange Machines”. Y como si no hubiese alcanzado, se dedicó a tributar y versionar proyectos en los cuales formó parte y en otros no, como por ejemplo la ejecución acústica de “Wish you were here” (Pink Floyd). En este sentido, alternadamente también ejecutó canciones como “Valley of the queens” e “Isis and Osiris” (AYREON) y casi al cierre de su set una de su amigo DEVIN TOWNSEND, “Fallout”.

Y si bien no vino ARJEN como mencioné, si vino Marcela Bovio, la cantante de STREAM OF PASSION, la que le dio un toque distinto al show. En vivo se complota muy bien con la colorada y dieron un show enorme en ese sentido. Marcela no solo se dedicó a acompañar con muy buenos coros, sino que también durante algunos pasajes terminó transformándose en voz principal. Tampoco vamos a desmerecer el trabajo de los músicos presentes, el cual fue muy bueno y parejo, pero las cinco estrellas se las llevaron estas dos muchachas. Si debo decir que no me gustó ni un poco que la banda no tenga en vivo un tecladista. Las pistas corriendo desde el fondo le dieron un toque de artificialidad al show que poco me agradó. Cuando la cosa es en vivo, es en vivo. Tampoco quiero decir que no se disfrutó, para nada, pero no es mi estilo, más allá de que mal tampoco quedó. Desconozco los motivos por los cuales la banda no giró con uno esta vez, ya que en otros shows por el resto del mundo lo incorporan, así todo, estuvo bien y esos espacios fueron insoslayablemente rellenados.

IMG_3252

De las propias sonaron canciones como: “Endless Sea”, “Heart of Amsterdam”, “Brightest Light”, “The Storm” y “New Horizons”. Luego, después de las arremetidas intercaladas con los mencionados covers también sonaría “Cape of Storms”, “The Greatest Love” y cerrarían con “Shores of India”. Lindo show, distinto y más entretenido que su predecesor, aunque siguen sin conformarme este tipo de proyectos. Hasta es más, la vi en su momento a ANNEKE en vivo a modo solista y debo decirles que esta vez la vi mucho más entregada que en otras oportunidades. Evidentemente se siente cómoda y ama a TGS. Me queda picando de cuanto distinta hubiera sido la presentación con ARJEN sobre las tablas, aunque si a los sonidos me remito muchas más diferencias no hubiese encontrado más allá de su presencia. Para mi ha sido suficiente y si de opiniones hablamos doy la mía, que sin desmerecer lo realizado, en algún momento empecé a mirar el reloj para ver cuando la cosa terminaba. Así todo, bien por ellos, que viva la música. Seguramente los sonidos emitidos no nos hacen felices a todos nunca, y está bien que así sea, estamos en democracia, vos fuiste como fan, yo como cronista y si a los roles me remito, seguramente a vos te gustó más que a mi.

La visión de Estanislao:

El pasado 8 de abril vivimos una doble fecha inusual para nosotros. Una doble fecha que podría poner bajo el título de “Mi pasado me condena” (aunque la condena no sería tan grave). Así es, KARI RUESLÅTTEN y ANNEKE VAN GIERSBERGEN, dos voces realmente sobresalientes y envidiables que hoy hacen, en sus carreras solistas, algo completamente diferente a aquello por lo cual se las conoce.

El primer caso, el más notorio, es el de KARI RUESLÅTTEN quien fuera la voz de THE 3RD AND THE MORTAL hasta mediados de los ’90. Pues sí, la voz que daba vida a aquella banda de gothic/doom hoy venía a presentar su último trabajo, To the North, que sigue en la línea de su antecesor Time to Tell mostrándonos la belleza del folklore noruego. Si bien lo que Kari hace actualmente en materia musical, nada tiene que ver con sus comienzos, el público que la sigue es aquel de los 90s; aquel que la conoció como la cantante de The 3rd and the mortal. Estamos de acuerdo con que quizás no fue un show para ver en Vorterix y parado, sino que era más para un teatro con butacas y otra acústica y que, si te agarraba medio cansado, corrías el riesgo de cabecear dormitabundo; aunque no precisamente por aburrido. No obstante esto, quien escribe quedó maravillado con lo que vió. Ella y una guitarra, casi inexistente, en manos del guitarrista JOSTEIN ANSNES que aportaba algún arreglo o acorde de acompañamiento, se despacharon con 9 temas que recorrieron toda la carrera de la cantante. Desde el comienzo con Battle Forevermore, el recinto entero se vio inundado por la tímida y dulce voz de Kari, que se escurrió por cada rincón, hizo vibrar cada cerveza y emocionó hasta al más duro (hasta el mismísimo Meison). Casi un show A Capella. Sin un desliz, sin vibratos de más ni falsetes forzados. Una voz tan pura y dulce como la de la madre que que acuna a su hijo entonando aquella canción que lo tranquiliza y relaja. De más está decir que las adaptaciones de todas y cada una de las canciones fueron excepcionales. La más destacable, irónicamente, la del pasado más oscuro de la noruega, Why So Lonely de The 3rd and the Mortal, la cual ya había sido reversionada para Time to Tell, esta vez nos sorprendió en una especie de blues oscuro y melancólico digno de ser escuchado una y otra vez. Otra canción, y versión, sumamente destacada de la noche fue la hermosa y melódica Wintersong, que generó un clima tan acogedor que resulta difícil ponerlo en palabras. Pero la concentración y el silencio fueron tales que no pasabas desapercibido si comentabas algo con el de al lado. La emotiva Letting Go encontró a la colorada sentada al piano, añadiendo un poco más de musicalidad a la velada y, junto a To The North, fueron los exponentes más destacables de la noche respecto de su último trabajo.

Un show poco usual para el público metalero local, pero que demuestra algo de apertura de mente y respeto por otras variantes y géneros que no dejan de estar ligados a lo nuestro. Me saco el sombrero por el desempeño de esta talentosa voz del norte que, a muchos, nos dejó real y gratamente sorprendidos.

IMG_2918

El segundo caso, del que hablaba al principio, es el de la carismática ANNEKE VAN GIERSBERGEN conocida por ser la voz líder de THE GATHERING hasta el 2007. Hoy su carrera solista está bastante alejada del metal pero ella siempre se mantuvo en contacto él y ha participado de proyectos junto a Devin Townsend, por ejemplo, o Arjen Lucassen, como es el caso que nos compete hoy. Tras un breve intervalo entre presentaciones, el ruido del mar inundó el recinto y la campana del puerto anunciaba la partida de la nave; el comienzo de un increíble viaje musical que tocaría tierra en diferentes costas. Así, al ritmo de un “Ras! Aan board” los músicos se hicieron presentes hasta que finalmente la tan esperada Anneke apareció sobre el escenario entonando las primeras estrofas de Endless Sea, a la cual se sumó casi inmediatamente otra de las grandes voces femeninas del momento, Marcela Bovio de STREAM OF PASSION, mostrando un dúo que no tiene desperdicio. Una de las cosas más destacables de la noche que se repitió, por suerte, en varios momentos, fue justamente la armonización entre las voces de estas dos cantantes y los arreglos vocales que lograron juntas. De esta manera, ese primer tema introductorio generó la tensión y emoción necesarios para que inmediatamente después, el ritmo folk Heart of Amsterdam, quizás la composición más linda de todo el álbum, con toda su melodía y alegría, hiciera que el público comenzara a saltar, bailar y cantar al tiempo que la voz de Anneke brillaba en todo su esplendor y se escapaba por una enorme sonrisa de felicidad y alegría, que se resistió a irse durante toda la noche. Cada vez que la danesa visita nuestras tierras ocurre lo mismo. Desconozco si es así en otros lugares, pero aquí siempre se la ve como sorprendida del cariño que le tiene el público local y se nota que realmente lo disfruta. En fin, tras un tema que la hizo bailar y saltar sobre las tablas durante 5 minutos sin parar, Brightest Light, impuso su peso y sus densos riffs se hicieron sentir. Uno de los  grandes momentos de la noche ocurrió aquí, ambas cantantes, como batiéndose a duelo, cara a cara al fondo del escenario con el telón que mostraba la el arte de tapa del disco, desplegaron todo su poder vocal en un dueto sin igual que culminaría con una especie de desfile de ambas hacia el frente del escenario cantando a la par, eliminando cualquier duda acerca del talento de cada una de ellas, dejándonos a todos casi sin aliento. Tras esto The Storm siguió con el setlist mostrando una banda ajustada y precisa como un engranaje. La labor de Johan Van Stratum (STREAM OF PASSION) en el bajo fue impresionante y encima acompañada de una puesta en escena muy enérgica y dinámica; un tipo que transmitió un sentimiento intenso durante todo el show. Las violas a cargo de Ferry Dujisens (Su violero solista) y Ruud Jolie (WITHIN TEMPTATION, MAIDEN UNITED) sonaron impecables, aunque con personalidad más parca y apagada que el bajo y Ed Warby (AYREON) fue la brújula del barco durante todo su recorrido; una brújula calibrada a la perfección que no dejó que la nave se desvíe en ningún momento. Fue entonces el momento de echar anclas en la primer costa. La primera sorpresa de la noche se hizo presente y la voz de Anneke viajo 16 años en el tiempo y se materializó en la increíble Eleanor (THE GATHERING), de aquella placa que marcaba los inicios de la cantante en algo que quizás nunca habría imaginado. Escalofrío y piel de gallina es poco ya que desde el 2006, no escuchaba ese tema en vivo y la sensación de volver a hacerlo fue realmente intensa. Sin dudas uno de los picos de la noche que se sucedió con New Horizons, la cual pasó, desde mi parecer, casi inadvertida tras la sensación que dejó la anterior. De esta manera, se cerraba la primera parte del show y comenzaría una especie de set acústico que haría parada en otras dos costas. La primera, previa interacción con el público, baile ante el cantico de “ole ole ole oleeee, Aaaanneeeke, Aaaanneeeke” y su discurso diciendo “a veces debido al jetlag todo parece un sueño pero no! Es real, uds son reales y es hermoso, son un público verdaderamente lindoWish you Were Here (PINK FLOYD) se hizo presente en una interpretación minimalista y hermosísima donde solo ella y su guitarra serían protagonistas por un momento acompañados por el coro de todos los presentes. Luego, Saturnine (THE GATHERING) sería la encargada de continuar con el set acústico que culminaría su viaje con una última parada en la costa de AYREON visitando el valle de las reinas (Valley of the Queens) para la cual, una vez más, Marcela Bovio sumaría su voz a la de la danesa logrando una balada encantadora como el canto de las sirenas y Ferry quedaría a cargo de las cuerdas. IMG_3259 El resto de la banda retorna al escenario para interpretar las bellas Cape of Storms y The Greatest Love. Luego continuarían con la potente y enérgica Witnesses perteneciente a la carrera solista de la cantante, que haría de antesala perfecta para otro pico de la noche de la mano de Strange Machines (THE GATHERING), el legendario tema que abría uno de los mejores trabajos de The Gathering. Coreado absolutamente por todos los presentes el tema convirtió al Vorterix en un verdadero agite unificado, una masa saltando en conjunto al son de esta potente obra.  Estas dos últimas canciones pintaron la noche con cierta psicodelia y excentricismo dotados de una energía realmente positiva que elevó tanto al público como a la banda que ya iba culminando su presentación. De aquí en más el viaje tendría dos paradas más antes de llegar a su fin, que nos harían testigos, una vez más, de la fuerza y potencia que transmiten las voces de Marcela y Anneke cuando actúan juntas. La primera en la costa de AYREON nuevamente de la mano de la onírica Isis and Osiris que además mostró el talento de Ruud en la impecable interpretación del solo y las melodías de guitarra. La segunda, y anteúltima para del viaje, sería en las costas del ecléctico DEVIN TOWNSEND con Fallout donde, al igual que en el comienzo con brightest light, ambas cantantes se batieron a duelo dejando sus gargantas sobre el escenario, desparramando rock por todo el recinto. La nave tocaría tierra final en las costas de India (Shores of India) con absolutamente todos y cada uno de los presentes coreando esas melodías arábigas al tiempo que la banda se despachaba con todo lo que le quedaba para dejarnos con la mejor de las impresiones posibles. Lo lograron! Así paso THE GENTLE STORM por Buenos Aires. Sin duda la voz femenina más talentosa, dulce y potente del momento acompañada por una excelente banda de músicos (lástima que Arjen no estaba, hubiese sido el broche de oro) demostró una vez más que todo lo que canta su garganta es digno de ser escuchado y que el “vivo” no amenaza su performance, quizás hasta la optimice. Un show que sorprendió por la variedad, recorriendo varios puntos en la carrera de la danesa y por la intensidad transmitida por el grupo en su conjunto. Una noche que sin duda quedará en mi recuerdo!

Texto: Hernán Mazón & Estanislao Aimar

Fotografía: Estanislao Aimar

Agradecemos a Marcela Scorca de ICARUS MUSIC ARGENTINA por la acreditación al evento. | © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos ReservadosFacebook | Twitter |

 Galería: