SERPENTOR “Legiones”
Año: 2015 | País: Argentina | Género: Thrash Metal | Formato: CD | Sello: Icarus Music
thumb image

Lista de temas:

1. Reinará El Caos
2. Legiones
3. Entre Rejas
4. El Negocio De La Fe
5. Sangre De Mi Sangre
6. La Muerte Está Alcanzándonos
7. Mi Gran Héroe
6. Sentenciado A La Calle
9. Un Cielo De Sangre
10. Madre
11. El Maestro Del Desastre

Después de seis años de ausencia en los estudios, llega a nuestro medio para dar apreciaciones el nuevo disco de SERPENTOR, la banda oriunda de Rafael Castillo practicante de thrash metal. Recordemos que su último gran disco fue “Privación Ilegítima de Libertad” (2009); de ahí en adelante la banda se dedicó a recorrer las provincias de Argentina, la ciudad de BA, a grabar un DVD en vivo y también se dieron el lujo de mostrar su propuesta fuera de nuestra república. Por otro lado también debemos contarles que la formación de la banda se sigue manteniendo, lo cual es meritorio, ya que no son tantas las alineaciones que pueden perdurar al cabo de varios años. De esta manera y en contraposición a la idas y vueltas que tuvo el quinteto en su momento, hoy continúan conformados por el meticuloso Alejandro Padín en la batería, el guerrero Jorge Alcaraz en guitarra, el potente Guillermo Romero en la voz, el talentoso Pablo Lescano en el bajo y el humilde y virtuoso Jorge Moreno en la otra guitarra.

Y es quizás en ese sentido donde el disco garpa mucho más. En su cohesión, en revestir a la banda de madurez, que si bien la tenía de antemano, ese aspecto evidentemente ha sido reivindicado. Probablemente muchos de sus seguidores se pregunten que pasó con la banda que no editaba ningún material nuevo, y la realidad a mi entender indica en que no hay que darle mucha vuelta a las cosas, y si bien hoy son músicos consagrados, son también seres humanos y tienen los mismos problemas personales que podemos tener vos y yo. A veces hay cosas que se dan con el paso del tiempo, como purificando, sin presiones, dejando que todo fluya libremente. Algo de todo esto pasó. Probablemente es muy importante también en ese sentido que estamos ante una banda auto-sustentada y no hay ningún interés más allá que tocar y mostrar una propuesta. Y si bien hay un sello que apoya a la banda, no existen presiones evidentes para que sean sometidos a que salga el disco al público bajo condiciones como a las que normalmente se ven sometidas bandas de renombre. La banda maneja sus tiempos (son sus propios managers) y entiendo que eso también ha llevado a que sean apoyados por un sello de vanguardia como Icarus cuando hablamos de metal local.

Pero nada llega porque si. Hay que trabajar y mucho. Ninguno de nuestros ídolos llegó a donde está porque si, y acá si bien hablamos a otra escala, algo de todo esto hay. Bajo este contexto que erijo creo que se parió esta cría que se llama “Legiones”. Te vas a encontrar con un disco muy bueno, de lo mejor del año en materia nacional, por lejos. Y no solo eso. La banda vuelve a acertar en su diseño, imagen y fotografía de presentación. Ni que hablar en su sonido, el cual fue justamente producido por Jorge Moreno, guitarrista de la banda. Por otro lado ha sido una muy grata actitud que tributen a su gente, esos que los siguen por todos lados y les den un espacio más que importante retratándolos en la tapa, con un lindo arte bajo las manos de Tisha, la mujer del Temo, cantante de la banda. Sigue siendo todo en familia, ¿vieron?. Y si tenemos que ahondar en la faceta musical, que es en definitiva lo que nos convoca, vamos a decir que se sigue respirando en su propuesta thrash nativo con influencias de la bahía de San Francisco, pero endémico a la vez. Algo así como la fauna patagónica, la encontrás ahí y en ningún lugar más. No hay banda en nuestro territorio que suene igual o parecido a ellos y ahí van mis votos. El disco es polenta en su totalidad, pero eso no ha quitado que los músicos se muestren en una instancia más fraternal, cálida, conjugando letras fuertes, nostálgicas y melancólicas, y encima ejecutando acordes en canciones medio tiempo que hace diez años atrás hubiesen sido impensadas en el seno del grupo.

Desde el arranque con “Reinará el Caos” te vas a encontrar con un gran disco, fuera de joda, y el desempeñó musical individual durante toda la placa de los integrantes es muy bueno. Hay machaques, violencia de la buena, pero también queda en claro que el disco ha sido muy trabajado desde las perillas, casi con obsesión en algún caso, así que bienvenido sea. La plataforma crítica al gobierno sigue estando; a modo de ejemplo los gritos del Temo diciendo “Dejen de robar!” y “…se ca**n en la gente” en claro lo deja. El segundo corte, “Legiones” (si mal no recuerdo el primer tema que se dio a conocer) representa la bandera y el emblema de la banda. Esto de ir al frente, practicando un thrash muy prolijo, pero que a la vez con los cambios de ritmo que tiene seduce más aún con el girar de la canción. Es un tema que promete pogo y headbanging, con lo cual si no se te mueven las patitas, dedicate a otra cosa. Merecido tributo a su gente.

Por otro lado, hay que destacar que el trabajo de “Los Jorges” en la placa es muy bueno, y si bien Moreno es quién se erige como el violero principal, tanto en materia de bases como de solos noto a la banda mucho más evolucionada, creando melodías interesantes. Los solos de guitarra están bien craneados, nada de andar rellenando espacios. Parte de lo que represento se ve plasmado en canciones como “Entre Rejas” o bien la ganchera “El Negocio de la Fe”. También debemos destacar al Temo, quién se canta todo y vocaliza como los dioses. Tiene también desde el fondo como buen sustento los coros de sus guitarristas, siempre puntuales e incisivos. Es aquí también donde Pablo Lescano se luce con su bajo de otra manera, tirando algunas notas en soledad que le quedan muy bien a la canción. Más adelante se volverá a destacar y ejecutará una intro muy copada en “Sangre de mi Sangre” donde Jorge no solo se ha inspirado musicalmente sino que también en materia de letras, ya que se la dedica a su querido hijo (o eso entendí), quién hasta también participa con su vocecita en la intro.

¿Se acuerdan cuando al principio cuando les dije que se iban a encontrar con otro SERPENTOR? Bueno, a través de “Sangre…” dan el primer indicio del disco, donde la banda se muestra sin la velocidad que la caracteriza, pero sentimentalmente fuertemente ensamblados a través del poder de una letra cautivante. Y no todo queda ahí, ya que estos sentimientos se entrelazan también con lindos sonidos de fondo, por sobre todo con los geniales solos de guitarra. De ahí en adelante la banda vuelve a su lugar cotidiano, ese con el cual los conocemos y redoblan esfuerzos en la ejecución de “La Muerte Está Alcanzándonos”. Si bien es un tema bien de corte thrashero americano, la rompen nuevamente, donde el sello del doble bombo, los riffs y sus cortes, en conjuntos con el uso de pedales de guitarra convencionales le dan un toque de magia interesante a este episodio del disco. A otra escala, “Mi Gran Héroe” hace un poco de todo esto que retrato y líricamente es efectiva y emotiva la vez, sin dejar de ser aguerrida. Potente y sentimiental. Buen tributo a un padre, que puedo ser el de ellos, el tuyo o el mío.

Las velocidades máximas musicalmente hablando que expresa el disco, probablemente vengan de la mano de “Sentenciado a la Calle”. Es rápida y furiosa, pero siempre clara. Así nomás, “fuerte y claro”, como en el lenguaje radial. Tiene gratos cortes y cambios de ritmo y también menester destacar el trabajo de Alejandro, como fue moneda común durante el trayecto de todo el disco marca muy bien los acentos con las piernas como con las manos, virtuosa canción. Y en asociación a esta aparece “Un Cielo de Sangre”, la cual también representa la esencia de lo que es la banda en si; quizás de las más Slayerizadas del disco, pero siempre con la impronta de Rafael Castillo. Y como si no bastase con la carga emocional con la que venía el disco, llega el tema más lento en la historia de la banda y el más emotivo de todo el disco. “Madre” probablemente sea la representación de esto que destaqué al principio, de la otra cara de la banda, en la cual se vieron sumergidos varios de sus músicos ya que algunos de ellos durante el lapso de ausencia de los estudios de grabación, perdieron a sus madres físicamente. Musicalmente el tema es una joya, pero su letra pega y mucho. Cantos a dúo, buenos arreglos, lindos solos, buena vocalización. Tiene un poco de todo eso y más. Probablemente si perdiste a tu vieja te vas a sentir muy identificado, y si la tenés también, ya que para las que están también hay un mensaje que se imparte. Para el cierre llega “El Maestro del desastre” donde la banda al menos desde la parte escrita va un poco más allá y se asocia la letra a los desarreglos causados por un nefasto ex presidente actualmente en libertad, aunque si invocamos nuestra realidad actual si quisieras podrías trasladarlo a otros políticos actuales.

De esta manera llega a su fin el disco. Después de digerirlo entendí que no es uno más en la carrera de la banda, sino por el contrario es un disco que mantiene el legado de la banda pero que a la vez los muestra mucho más melódicos, con letras mucho más sentimentales, con un crecimiento musical personal bien marcado, pero siempre con el lema “Thrash Hasta La Muerte” tatuado en la frente, ya dejando de ser un slogan y demostrando que es una marca registrada. Así todo uno cuando analiza un disco, intenta ver las fortalezas y debilidades del mismo. En ese sentido el disco las tiene todas positivas, aunque no debo ser esquivo y afirmar que durante muchos pasajes de las canciones nunca dejan de parecerse a bandas como TESTAMENT o SLAYER por nombrar algunas. Probablemente la continua evolución y maduración de los músicos los lleve por otro camino, de hecho en este disco queda más que claro que el camino fue bifurcado. Ahora decime vos que quizás estés leyendo esto y practicás thrash metal, ¿Queda algo por inventar en el género? Ahí voy, no seamos más papistas que el papa y reivindiquemos el trabajo de estos muchachos, que si por influencias hablamos yo también por ellas me senté a escribir. Bienvenido seas “Legiones”, un hijo más en la carrera de esta banda que desde hace un tiempo largo abandonó categóricamente el underground, para posicionarse como una banda de primer nivel. A los ahijados muchos los bautizan. El 14 de Noviembre entrante en Flores hay misa. Vos te la perdés si no vas.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

  Contacto: hernan@metal-daze.com

Contacto con la banda: https://www.facebook.com/serpentor.oficial

Se agradece a Marcela Scorca, responsable de prensa de Icarus Music por la facilitación del material. 

| © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados |




























publica_aqui