thumb image
SERPENTOR EN VIVO EN COMODORO RIVADAVIA: “Controlando la región”
Fecha: Viernes 7 de diciembre de 2018 | Hora: 01.00 hs. | Ciudad: Comodoro Rivadavia | Lugar: El Trahuil | Bandas soportes: RAZZIA & HELICER

Después de una buena cantidad de años ausentes en la ciudad de Comodoro Rivadavia, SERPENTOR retornó a la ciudad del viento. En esta oportunidad llegaron en marco de una mini gira que también los depósito en la ciudad de Caleta Olivia al día siguiente. Cuestión que para muchos de nosotros, la banda vino fundamentalmente a presentar su viejo/nuevo último disco “Legiones” y a repasar parte de su ya extensa carrera que justamente se encuentra en pleno aniversario. Más allá de estos detalles y pergaminos adquiridos con el correr del tiempo, a la banda siempre le ha gustado recorrer varios puntos del país, quizás llegando a lugares donde pocas fueron y por sobre todo, hacer alarde de esa cuota de humildad y federalismo que los caracteriza. Para la ocasión tocaron en un reducto de relativa corta edad denominado El Trahuil, el cual, lamentablemente, costó llenarse. Si bien es algo que ya he hablado en otros escritos, no volveré a redundar, pero sigo insistiendo, el público de Comodoro es realmente complejo y banca muy poco las ofertas de la gente que se juega de corazón a hacer movidas cómo está u otras internacionales, con lo cual tomo a tal aspecto como el más flojo de la noche y su entorno.

Y a decir verdad, poco importó, tal cual me comentaban los varios organizadores que tenía el evento, la historia era darse el gusto de tenerlos nuevamente cerca, y tanto los músicos como su crew, se sientan como en casa y a la vez que los asistentes disfruten de un show distinto, cargado de thrash metal nativo. Y si de eso hablamos serían los muchachos oriundos de la localidad cordillerana de Esquel quienes bastante tarde abrirían el telón. HELICER es una banda netamente de thrash metal, no me dejaron ninguna duda, pero navegan en su propuesta con aires más renovadores, siguiendo los pasos de exponentes como HAVOK, MUNICIPAL WASTE (etc., etc., etc.) aunque vienen dotados de cierto tecnicismo traído de la rama de bandas como DEATH & ANNIHILATOR, de los cuales justamente hicieron un par de covers (muy bueno “Alison Hell”). Su show no estuvo mal, le metieron garra y onda pero dejan en claro a la vez que tienen un largo camino por recorrer y lógicamente adquirir de experiencia. No sonaron desprolijos, pero en algunos pasajes del setlist brindado, sentí de que faltó mayor amalgamamiento entre sus músicos o al menos eso sentí con algunos movimientos fuera de tiempo. Me resulta a la vez más que grato haber sentido que en esfuerzo realizado por ellos en hacer una buena cantidad de kilómetros para mostrar lo que practican musicalmente, situación que sin ir más lejos tira por el piso cualquier comentario que pueda hacer al respecto de su performance, así que… bienvenidos sean a nuestros escritos muchachos.

A continuación sería el turno de RAZZIA, banda Comodorense de larga data que volvió al ruedo después de un tiempo prolongado. Practicantes de Heavy Metal aguerrido si los hay, los cuales a diferencia de sus predecesores, mostraron y dejaron en evidencia, mayor experiencia arriba del escenario. Enmarcados bajo en set de canciones propias, no faltaron las palabras de agradecimiento para las bandas con las cuales compartieron escenario, así también como para la gente que armó la movida. Si bien ya era bastante tarde, la gente había empezado a entrar en un mayor caudal, aunque nunca con el que creo nos hubiera gustado a todos. Evidentemente algún que otro fruto estos muchachos han recolectado, ya que en claro quedó que una buena cantidad de gente sabía sus letras así como las partes más headbangeras de sus canciones. Me gustó lo que hicieron, pero tampoco me volvieron loco. Bienvenida vuelta, veremos de qué manera la revitalizan.

Ya pasadas las cuatro de la matina, llegaría el turno de los oriundos de Rafael Castillo, quienes subirían con toda la onda a escena. Vivimos un show práctico les diría, en síntesis: bien armado, corto y contundente. No hubieron muchas vueltas y fueron al grano ejecutando sus canciones más emblemáticas, eso sí, guardándose todas aquellas nuevas que darán a luz el año entrante en nuevo disco. Más allá de eso, tuvieron un inicio medio extraño ya que la voz del querido Temo Romero, nunca salió por el micrófono, cuestión que hizo que el cantante tenga que usar provisoriamente el designado para los coros de Jorge Moreno hasta tanto se subsanara. Alrededor de dos temas bastaron para que las cosas se asienten sobre rieles y sintamos la historia en armonía.

Armonía que llegaría entre tema y tema, tal cual nos tienen acostumbrados a lo que siempre la banda deja sobre el escenario. Con poca gente pero con mucho huevo, el show se extendería por más de una hora y casi sin parar picaron un poco de cada disco. En un show uniforme y con muchos agradecimientos de por medio para la gente que se acercó, los productores (que terrible asado que les hicieron) y las lindas sensaciones por volver a la ciudad después de bastante tiempo se erigieron con un show claro dónde no faltaron las violas sonando a dúo de los Jorge’s, como así tampoco la fuerte impronta traída desde los parches por Marcos Gianfrancesco (ARGENTO), a quien para nada le pesó nunca la camiseta del equipo. Demás estay decir que el resto es un reloj como banda en vivo y si bien tocan hace un montón de años juntos, no es sencillo para nada tocar a la velocidad que ellos lo hacen y con la cuota de profesionalismo que demuestran entre nota y nota.

No voy a descubrir la pólvora en decirles que nunca dejó de sentirles tanto en estudio como en vivo aires de TESTAMENTO, pero al fin y al cabo de cuentas, cuando toca cerrar la caja de pandora, me llevo siempre la impresión de una banda que lleva su propuesta musical un poco más allá y por sobre todo muy emparentada con aires nativos, cuestión qué los de la bahía de San Francisco no tienen. “Militares Criminales”, “Controlando la nación”, “Final Sangriento”, la mismísima “Legiones” o bien “Asesino” fueron como les mencioné algunos de los ya clásicos que la banda reprodujo de manera exitosa. Basados en una esfera de buen sonido, cuestión que a mí entender es crucial para que una banda cómo esta suene bien, los músicos hicieron un gran trabajo, por eso no quiero dejar de decir que a pesar de estar unos buenos años galopando juntos, el trabajo del Chino, Alcaraz y Moreno es definitivamente un relojito con Gianfrancesco como segundero y Romero como minutero.

Me fui habiendo visto un lindo trabajo y si bien soy bastante cercano a lo que la banda hace, pude sentir distintas sensaciones a lo que realizan en un show “x” en la ciudad de la furia. Será que los aprecio como personas, por su autenticidad, garra y siempre buena predisposición, no lo sé, lo que si sé es que está buenísimo que haya gente que sigue apostando a trabajos como el de SERPENTOR y otras tantas bandas más que estos muchachos están craneando traer. Una vez más la bandera del thrash metal Argentina sigue firme en el mástil y ellos quizás como los máximos exponentes en la materia dentro de nuestro límites lo han demostrado. Esperemos tenerlos de vuelta y más federales que nunca, por lo pronto… no sé si el término controlando le cabe a la nación, pero en esta, sí a la región.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Aylén Martins

Agradecemos a Farwest por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA:

 






























publica_aqui