thumb image
SCORPIONS en vivo en Argentina: “Cuanto más viejos, pican mejor”
Fecha: Jueves 15 de septiembre de 2016. Hora: 21 hs. | Lugar: Estadio Malvinas Argentinas.

Cuanto más viejos, pican mejor

Como medio de prensa siempre apelamos a barrer todo el abanico de bandas no conocidas y conocidas que tocan por la ciudad de Buenos Aires. En este sentido solemos opinar de aquellas provenientes del under y otras de planos medios y altos, pero nunca súper altos como es en este caso. Con lo cual, con el correr del tiempo apelamos a crecer como equipo, mostrar nuestro trabajo y contarles que pasa en cada lugar al cual tenemos la chance de poder asistir. Y si hablamos de bandas de primera línea, seguramente me va a costar ponerme a pensar sobre cuantas de las muchas bandas que han llegado a nuestro país, hayamos tenido la chance de dar una opinión. Esta vez finalmente, nos abrieron la puerta para que nos acerquemos a dar una visión de lo que fue el show de SCORPIONS en Argentina; para nosotros, un montón. Y digo un montón, por ellos, su legado, su historia altamente rica y contundente desde el plano que lo veas. Lógicamente que estamos ante una banda que por sus creaciones se transformó en una propuesta popular, pero que así todo sigue manteniendo esa mística de cuando salieron al ruedo allá por los setenta. Festejan los 50 años como banda, así que no me voy a poner a sacar cuentas de sus edades, pero justamente es el reflejo de sus años lo que los ha revitalizado y sigue manteniendo firmes sobre el escenario.

Para la ocasión nos recibiría el Microestadio Malvinas Argentinas (del cual le gente se acordó hasta de su abuela), ya que el cambio del presente lugar por Tecnópolis hizo de que muchos pierdan cierto privilegio en relación a la entrada que habían sacado en su momento. Así todo si bien inicialmente estos enojos existieron y muchos se hicieron públicos, creo que quedaron sepultados pasado “Going Out With A Bang”, el primer tema del show. Y de acá en adelante desde Rudolf y Klaus para abajo no hicieron nada más que cerrar bocas y abrir ojos. Cuanto oficio querido, cuantos años ahí batallando, cuantos años rockeando…Y ahí siguen, si los vieras! Creo que ni en el más remoto sueño ellos hubiesen podido imaginar tamaña historia de reconocimiento en el mundo del hard rock mundial, pero que quieren que les diga, no se llega porque si, se llega dejando todo y es en definitiva lo que ellos hacen, hicieron y harán. Los tipos son profesionales.

Sonaron lógicamente también temas copados de su mas reciente disco “Return To Forever” como “Rock ‘n’ Roll Band”, “We Built This House” y “Eye Of The Storm” y así todo tuvieron memoria y retrataron viejos clásicos, quedando varios afuera de la lista (imposible no suceda). Quién no quedó afuera fue Mikkey Dee (ex baterista de MOTÖRHEAD, entre otras) el cual si bien le venía dando una mano a la banda en los shows en vivo, días antes de llegar a la Argentina era oficializado como nuevo baterista. Y la verdad, estos muchachos de SCORPIONS saben de qué trata la cosa y la tortuga no se les escapó. Lo que levanta la banda en vivo este muchacho, es enorme. Ojo, Kottak tenía lo suyo, pero me da la impresión que pueden venirse otros aires para ellos. Demás está decir el descomunal solo de batería que hizo, el cual en alrededor de cinco minutos o más, destruyó parches y platillos desde arriba del pedestal. Que no lo bajen más y que le hagan un monumento, ya fue! Para colmo, no se les ocurrió mejor idea para presentarlo que retratar a lo SCORPIONS una muy buena versión de “Overkill”, canción que mientras se ejecutaba desde el fondo hacia llegar imágenes del querido y recordado Lemmy.

Por otro lado, el tridente de la banda liderado por Klaus (a quién le perdonamos que haya confundido la bandera de Argentina con la de Uruguay), Rudolf y Matthias, te tiran sobre la cara los cincuenta años de experiencia, así como si nada, no fallan. En realidad, la banda no falla, no dejan un centímetro liberado al azar, pero más allá de eso, lo que se palpa es oficio. Te suben, te bajan, te meten clásicos como “Wind Of Change”, “Blackout”, “Big City Nights” o “Rock You Like A Hurricane” y te la ponen al corazón, independientemente si muchos temas son más para minitas que para vaguitos. Son unos viejos piolas que articulan sus tiempos arriba del escenario a gusto y placer, y de la nada te sacan un acústico donde fusionan clásicos en un medley como el que vimos y sentimos con canciones como “Always Somewhere” / “Eye Of The Storm” / “Send Me An Angel” fusionadas entre sí. Lindo, todo lindo. Sonido, luces, la onda de la gente y la heterogeneidad de edades. De hecho si mirabas alrededor había mucha gente de los distintos grupos etarios, aunque si hablamos de liderazgo serían los mayores quienes sacaron una cabeza de ventaja.

Las chicas cantan y los chicos también, eso es lo que genera mancomunadamente una banda plagada de hits. Todo lo que hacen, te lo muestran frente a tus narices con mucho profesionalismo, y a la vez, desparraman buena onda. De hecho pensaba  en voz baja mientras tocaban… ¿No se pudrirán en algún momento de sus vidas por haber hecho mil veces “Still Living You” o bien la famosa y hitera “Winds Of Change”? Y que quieren que les diga, yo los veía arriba del escenario tocando, y con la onda y garra que le meten a cada canción es como si la hubiesen tocado por primera vez ayer mismo! Una cosa de locos. Las caras, los gestos y a modo de ejemplo la cantidad de palillos revoleados por Klaus para que vos te lleves a tu casa, no me van a dejar mentir. Ojalá vuelvan una y mil veces, si tuviera la chance iría, ya que si hablamos de fallar como cité anteriormente, es una palabra que erradicaron del diccionario alemán.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Maru Debiassi

Agradecemos a TyT Group por la acreditación al evento. | © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados | Facebook | Twitter |

Galería:






























publica_aqui