thumb image
ROCK IN RIO 2015 | 24 de Septiembre | Metal: Día 2
John Wayne + Project 46, Halestorm, CPM 22, Lamb Of God, Deftones, Hollywood Vampires, Queens Of The Stone Age & System Of A Down | Palco Mundo & Palco Sunset | De 16.00 p.m. hasta 02.00 a.m. | Cidade do Rock, Barra da Tijuca (Rio de Janeiro, Brasil)

Introducción al festival

Primer día para nosotros como medio de prensa en el festival de géneros diversos más grande de Sudamérica, aunque de paso aprovechamos y les contamos que ya habíamos asistido como público general el primer día de metal, de un total de tres. 30 años de historia para el festival, pero para nosotros la historia había arrancado el 19 de Septiembre con la presencia de bandas como METALLICA y MÖTLEY CRÜE, entre otras. Pero siendo coherente con las acreditaciones asignadas solo nos limitaremos a hablar de los días que llegamos como prensa. Y es en este sentido que inicialmente tenemos que agradecer enormemente a la gente que organizó el festival, por sobre todo por la atención recibida y su cordialidad. Buena organización y atentos a cualquier demanda, tratándonos debidamente y atendiendo cada uno de nuestras solicitudes. Con lo cual, para que uno se sienta cómodo y pueda explayarse en ese sentido, hoy después de un tiempo entendemos que fue realmente justo el trato recibido para que uno pueda sacar conclusiones como las que leerán.

Voy a contarles que nuestros días empezaban muy temprano y terminaban muy tarde, con varias horas en los traslados de ida y vuelta, pero siempre con mucho gusto y muuuuuuucho calor. Dicen que sarna con gusto no pica, bueno, quedó comprobado. Y es en este sentido que me voy a permitir inicialmente situarlos en tiempo y espacio para una mejor comprensión de lo sucedido. No lo voy a descubrir yo, pero cuando uno habla del ROCK IN RIO, habla de algo completamente inmenso, y así fue. Es inmenso. No solo por las hectáreas sobre la cual se emplaza el predio sino por la cantidad de gente que hay, la cantidad de cosas que tenés para hacer (aparte de ver bandas) y la súper onda de los brasucas, quienes nos trataron como en casa. La mejor. De acá en adelante te terminás olvidando de todo: de la inversión de uno en llegar al festival, del cambio monetario 4 x 1, de los tiempos de traslado, del terrible calor que hacía y demás. Todo se termina limitando a la faceta musical, que es por lo que fuimos, que es por lo que somos en definitiva apasionados.

John Wayne + Project 46 (Palco Sunset)

Y es en este sentido que nuestro rol como periodistas dentro del festival arrancaría con dos bandas brasileras como John Wayne + Project 46, las cuales fueron bien reclutadas y asociadas por sus géneros para compartir el momento arriba del escenario. Estamos hablando de bandas practicantes de géneros modernos como el deathcore/metalcore/mathcore y todos los “core” que se quieran imaginar. Par serles honestos nos es para nada un género que me guste, aunque si debo reconocerles que van al frente y con onda. Me parecieron fabulosos sus cantos en el lenguaje nativo y la vehemencia con la que se comieron el escenario. Punto extra para los organizadores quienes les dieron la misma potencia de sonido con el cual actuaron sus bandas predecesoras en el mismo escenario. Cada banda hizo su set, y entre las dos habrán estado cerca de una hora. Para el cierre salieron todos juntos y estuvo muy bueno. Varios adeptos de las bandas les hicieron el re aguante, pero para mi caso, que era la primera vez que los veía y escuchaba en vivo, mucho no me movilizaron, aunque debo reconocer que dieron un gran show.

Halestorm (Palco Sunset)

La banda es ella y todo lo que ella pueda hacer. Nos estamos refiriendo a Lzzy Hale, la cantante y guitarrista de la banda, practicante de ¿metal?. Bueno, dejalo ahí. Pero suenan, y suenan mucho, con onda. Ella no se toca todo, pero arenga y levanta de lo lindo a la gente, con la mejor de las ondas. Pero si vamos al plano musical el que se lleva los laureles es su hermano Arejay detrás de los parches. Toca, arenga, tiene onda, polenta y todo lo que una banda necesita para lucirse. El resto de los integrantes acompañan, pero con solidez y una estructura más que firme. Una hora de show ponele y quince temas. Bien ejecutados y con buen sonido, situación que sería moneda corriente en todo el festival. Durante el recorrido del show, entendí que aparte de ser una cara bonita hay una destreza musical que debemos destacar. Mucha gente se acercó a verlos, y destaco esto ya que al existir en un festival de este tipo tantas bandas y de géneros tan dispares no todos se enganchan con todas y la gente termina haciendo la suya. Así es que estuvimos ante una gran tarde de la banda. Hace un tiempo pisaron Argentina y según los comentarios anduvieron bien. Parece que no defraudan, yo lo comprobé. Buena onda. Acto seguido abriría el escenario principal CPM 22, una banda de punk rock moderno originaria de el mismísimo Brasil, pero siendo que somos un medio del palo metalero en su cuota más estricta nos limitaremos a hablar de ellos, aunque si debemos reconocer que mueven mucha gente, de verdad. No es para menos, más cuando hablamos de una banda con veinte años de trayectoria.

Lamb Of God (Palco Sunset)

La noche caía sobre la ciudad del rock, y si de violencia tenemos que hablar, el sinónimo fue LAMB OF GOD. Esta banda que desde hace unos años se viene llevando muchos laureles a cuestas. Vos me dirás si merecidos o no y la verdad que tenía que verlos para poder comprobar tal cosa; y fue en ese sentido que pude validar la hipótesis del resto. Los Yankees se tocan todo y le meten toda la onda. Si no sos adepto del género como yo, puede ser que por momentos te aburran, pero la entrega de la banda es total. Desde su enérgico cantante Randy hasta Adler, quién desde hace poco forma parte de las filas de MEGADETH, estamos ante una banda que garpa. La presentación fue muy digna y me quedó como imagen impresa en mi retina el trabajo gráfico impactante que tienen desde el fondo. Evidentemente los problemas sociales de su país no le son esquivos. Y probablemente siendo congruente a las guerras y todo lo que es común en las noticias de los diarios norte americanos retratan una y otra vez a estas, las muertes de sus soldados y todo lo que ello conlleve. Por momentos los sentí hasta medio densos con la historia, pero es válido. Randy no para de correr, se mueve de un lado a otro y le mete toda la onda. El resto de los músicos acompañan y son súper prolijos, a pesar del género que practican. Particularmente muchas veces me pregunté como una banda de este estilo mueva tanta gente y garpe tanto. Comprobé que le meten mucho y han trabajado al respecto, pero por otro lado no noté nada innovador ni cautivamente en su propuesta. Pasaron también por Argentina y llenaron. Bien por ellos y los que los siguen, pero hay algo que no me termina de cerrar nunca de LOG. Estuvieron una hora y estuvo bien. Concluí que merecido tenían estar donde estaban.

Deftones (Palco Sunset)

DEFTONES tampoco es metal, ni es una banda de la cual nos de orgullo hablar en nuestro medio, pero así todo hay cosas que durante su performance hicieron de que este cronista les tenga que contar. Y es que la banda del ya “gordito” Chino Moreno, tiene toda la onda. Fusionan géneros y traspasan barreras, pero todo de un modo súper disfrutable. Los climas que van generando son únicos y debemos destacarlo. Canciones como “My Own Summer” te vuelan literalmente la cabeza, y no es joda. Así todo tienen canciones como “Sextape” que te llevan a otro lado. Bueno, demasiada escritura para una banda que no es de nuestro palo. Pero como no somos malos, les dejamos el video de lo que se vivió.

Hollywood Vampires, Queens Of The Stone Age  (Palco Mundo)

Misma situación para estas dos bandas, quienes aparte de tener muy poca familiaridad con nuestro medio algo de ellas podremos decir. La primera, claro está superpoblada de estrellas a nivel mundial y también porque no por un muchacho como Johnny Deep quién parece que no le alcanza con haberse hecho famoso a través de las cintas que ahora despunta el vicio con la música. Y está bien que así sea. No es malo, para nada, pero cuando tenés tanto dinero al alcance de la mano te pasa seguramente que te podés reunir o congregarte en situaciones de este tipo. Sus cómplices serían gente como el groso de Alice Cooper, Joe Perry, Duff McKagan, Matt Sorum y algún que otro refuerzo como Andreas Kisser de SEPULTURA y la “fea” ya citada de Lzzy Hale. De todo eso salió un combo bastante explosivo y que a pesar de ser poco innovadores y hacer un show plagado de covers del ayer, estuvo bueno, hasta ahí. Nada para sacarse la galera. Por el único que creo me la sacaría es por el mismísimo ALICE, quién aparte de tener todos los años encima, te los retruca en la cara con toda la onda y profesionalismo. No hubo signos evidentes de afonías ni cosas por el estilo, un capo el viejo, desde donde lo mires. Del resto, ¿qué querés que te diga? La pólvora ya se inventó! Grandes músicos si, pero hasta ahí. Me queda la pica de que pasaría si ejecutaran canciones propias. Veremos que pasa, pero para ellos por ahora parece ser una cuestión de diversión y pueden hacerlo.

Los secundaron en el mismo escenario los QOTSA, banda del polo opuesto. No solo desde los sonidos emitidos sino desde la onda y todo lo que implique la destreza de la banda sobre el escenario. Esta es de esas bandas que poco se mueven sobre el escenario: llegan, tocan y a tu casa. Suenan completamente distinto a cualquiera y todo el territorio está enmascarado por los que se Joshua pueda hacer. Ojo, no es que el resto de sus compañeros no impliquen nada a la vista ni musicalmente, no, para nada, todo lo contrario, pero si de lucidez musical hablamos ellos son una referencia en ese sentido, distinto, completamente. Sonidos bajos, distorsiones poco fiolsas y una batería cruda bien microfoneada que late desde el fondo. En marco de eso dejan todo. Una horita, como el resto de las bandas del festival y a tu casa. Te tiro onda, pero hasta ahí. Por momentos sentí que estaban para cumplir, pero bien, buen show, pacato, pero buen show. Si te preguntás por los hits, sonaron claro, pero les faltó Dave Grohl!

System Of A Down  (Palco Mundo)

Y si de cierre hablamos, los encargados serían los Armenios de SOAD. Pensarás, hace muchos años atrás que se imaginarían estos pibes de estar donde están, pero bueno, la realidad indica que su vuelta como grupo les dio más fuerza de la que tenían y realmente se despacharon con un show grandioso. Mucho poder, mucha onda, hora y media arriba del escenario principal, casi treinta temas y cero descanso. Musicalmente no voy a descubrir lo que implican cada uno de estos músicos. Talentos por doquier. Pero si debo destacar que me llamó la atención lo poco que habló arriba del escenario con la gente Serj Tankian, más aún siendo un músico que tiene un bagaje social muy fuerte y con mucho empuje desde el punto de vista comunicacional. Hicieron su trabajo o mejor dicho se limitaron a eso y bajaron. No hubo mucha onda en ese sentido, pero en contraposición a ese aspecto la banda se tocó todo. Repasaron absolutamente todos sus discos y no dejaron afuera ni un solo disco. Estuvo más que interesante y sonaron como la hostia. Buen show de verdad, distinto, casi hasta en algún momento te despistan ya que ejecutaron algunas de sus canciones más cortas, de esas que no superan el minuto. Por otro lado la locura que tienen Malakian  y Odadjian  es increíble y supera cualquier acción que pudiésemos llegar a hacer nosotros en su lugar. Tocan, le meten mucha onda y hacen locuras. Fueron los encargados de cerrar la segunda jornada de metal y merecido lo tuvieron.

Texto: Hernán Mazón

 Agradecemos a Approach Comunicação Integrada, prensa oficial del festival, por la acreditación al evento.






























publica_aqui