thumb image
RICHIE KOTZEN EN VIVO EN ARGENTINA: “SONIDOS ENDÉMICOS PARA PALADARES EXIGENTES”
Fecha: Domingo 16 de Julio de 2017 | Hora: 21.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: Teatro Flores

SONIDOS ENDÉMICOS PARA PALADARES EXIGENTES

RICHIE KOTZEN debe ser uno de los pocos músicos que ha creado su propio estilo y a la vez su propio público. Entonces: ¿Cómo es posible que ante una muy buena concurrencia en el Teatro de Flores, hayamos escuchado en la misma noche dosis de hard rock, blues, funk y soul? Así es, como si se tratara de una especie de Prince moderno el concierto de KOTZEN del pasado domingo 16 de Julio nos mostró a un artista que no teme a pasearse por todos los estilos nombrados, quizás sabiendo que puede hacerlo porque le sobran talento, condiciones y canciones, claro está.

KOTZEN es un guitarrista extraordinario y un cantante increíble (o un guitarrista increíble y un cantante extraordinario, si asó lo prefieren). Su voz tiene reminiscencias del citado Prince, Glenn Hughes y Chris Cornell. Sus influencias como guitarrista no son tan reconocibles al alimentarse de tantos estilos, pero es notable que KOTZEN toque sin púa. Con esto quiero decir que se asemeja más a los guitarristas clásicos, ya que como ellos siendo fieles a su estilo, KOTZEN usa básicamente todos sus dedos de su mano derecha -con la que hacen el rasgueo, los diestros- para hacer sonar su guitarra. Su banda conformada por Mike Benett en batería y Dylan Wilson en bajo, lo acompañan desde hace varios años y dan cuentas claras de estar absolutamente amalgamados como trío: suenan poderosos, sutiles y con mucho groove. Todo eso en la misma noche. ¿Qué más querés?

La cuestión es que el evento arrancó un poco después de lo esperado ya que se sucedieron algunos problemas técnicos, que iban a seguir estando presentes durante el resto del show. Así y todo la banda comenzó con “End Of Earth”, de su último disco “Salting Earth” (2017) y de ahí en adelante nunca pararon. Acto seguido tendríamos la chance de escuchar “Socialite”, una canción un poco más intensa y conocida que la anterior. Posteriormente KOTZEN dejó su Telecaster a un lado, se sentó en el teclado, respiró hondo y nos regaló la exquisita “Meds” (cuanto talento que tienen este muchacho…), también del mencionado álbum. Tres temas le bastaron a RICHIE para meterse al público en el bolsillo y dejarnos con la mandíbula por el piso. Lo que sonaban tranquilamente podría entenderlo como la banda de sonido de una reunión con amigos, tomando un aperitivo y escuchando música agradable tipo Hall & Oates o bien como Kool & The Gang. Increíble.

La noche corría y “Go Faster” vino después, quizás su canción más popular y una de las más celebradas de la noche. Cuentas claras nos quedan de que definitivamente es para destacar la versatilidad que posee RICHIE como cantante, guitarrista y tecladista. Lo suyo fue soberbio, lo de la banda fue superlativo. Inclusive sus músicos tuvieron espacio para hacer sus respectivos solos, de los cuales el público disfrutó mucho y así se los hicieron saber aplaudiendo cada performance. De esta manera manera iban intercalando baladas, funk, soul, blues y el concierto nunca decayó. Lógicamente existieron otros puntos altos en el show y estos se dieron durante las ejecuciones de “Love is blind”, “Doin’ what the devil says to do” y “Help me”, canción elegida para cerrar una noche por demás distinta. Como si fuera poco para el bis quedaría “This is life”.

Excelente RICHIE KOTZEN y su banda. El guitarrista y cantante norteamericano nuevamente conquistó Buenos Aires. Esto recién termina y nosotros ya estamos esperando su regreso, ya sea como solista o con THE WINERY DOGS.

Texto: Sebastián Hipólito

Fotografía: Karina Parodi

Agradecemos a Juan Manuel Acuña vía California Sun por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA: