thumb image
RENACER EN VIVO EN BUENOS AIRES: “Tu corazón renace una vez más”
Fecha: Sábado 10 de Marzo de 2018 | Hora: 21.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: The Roxy La Viola Bar | Bandas soportes: INSTINTO, FANTASMAL & HYEDRAH

Tu corazón renace una vez más

La esperada vuelta de RENACER en solitario a los escenarios de Buenos Aires en un lugar distinto y copado se hizo desear un tiempo prolongado. ¿Causas? Varias seguro, ¿Justificaciones? Varias también. Cuestión que después de cambios de formación más algunos problemas de salud en las cuerdas vocales de su cantante (ya solucionados) el momento propicio llegó con los fundamentos más que suficientes para que el encuentro con su gente se haga efectivo. Y si bien la banda había tenido fechas relevantes oficiando como acto soporte de exponentes extranjeros y no se si también algún que otro acto, la presentación de su propio disco se caía de maduro debería de hacerse en un lugar de la magnitud del Roxy. Y no digo justamente porque sea el mejor lugar que nos rodee, sino porque tiene la particularidad de poseer esa intimidad que quizás la banda necesitaba para presentar oficialmente “Del silencio a la tempestad”. Mucha gente se acercó a verlos, cuestión que no era menos pensada y si bien no gozaron del mejor sonido que hubieran deseado ellos y que hubiéramos imaginado nosotros, pudieron concluir con destreza, huevos y técnica una linda presentación.

La historia arrancaría temprano con bandas como INSTINTO y FANTASMAL, grupos que no pude ver por cuestiones de tiempos, pero si llegué a ver la presentación de HYEDRAH, banda también Argentina que viene creciendo exponencialmente. Con algunos cambios en su formación y la incorporación desde hace al menos un año atrás de conocidos por nuestro medio como Horacio Pinasco (ex KAMIKAZE, ex KZ4) en las cuatro cuerdas los ha posicionado quizás distinto, entendiendo siempre de que cuentan desde el vamos con una gran voz, base y violas. Sonaron muy lindo, hasta te diría que por momentos mejor que los principales. Se tomaron el atrevimiento también de hacer “Loco”, cover de los KZ4, y después se dedicaron a repasar íntegramente su material propio, cuestión lógica y coherente. Estamos ante una banda sólida, concreta y que sabe lo que quiere, quienes si bien no muestran una propuesta distinta a lo que es la génesis del metal Argentino más nativo, tienen muy buen material humano para representarlo.

La historia principal llegaría pasadas las 21 hs., más o menos como estaba previsto. Ya con bastante gente en el recinto mientras los antecesores mencionados hacían su trabajo, bastante más entró de golpe cuando RENACER arrancó. La cuestión es que si bien desde el arranque no sentí se hayan podido posicionar nunca del todo bien en materia de sonido como hasta casi la cuarta o quinta canción, la historia fue tomando forma, la suficiente como para que así y todo se disfrute, haciendo de todas maneras de que las canciones se sientan distintas tal cual han contado los discos de estudio en su debido momento. Un volumen extremadamente alto y estridente por momentos hizo de que la cosa se vaya un poco de tema. Ojo, tampoco es que no se entendía nada, sonaban, pero quizás un poco más allá de lo normal.

Más allá de eso, la banda dispuso un lindo setlist, posicionado sobre su nuevo disco y lo intercalaron con quizás las más emblemáticas canciones, quedando también varias de ellas afuera, pero bueno… con una banda con tantas canciones suena normal que eso así sea. “Cultura de odio” rompería el escenario sin mucho misterio de por medio y con  los músicos saliendo de una a hacer su trabajo. De ahí en adelante se sucederían una tras otra, y como les dije, aparecerían canciones como “Espíritu inmortal”, “Arder, amar, odiar” conjugadas con más nuevas como “Ídolos de cartón”, “Adicto a la gloria” o bien como fue lo vivido durante la ejecución de esa gran canción que es “La sangre no es agua”.

Probablemente sea en lo personal para Christian, su cantante, canción relevante de la noche ya que el mismo se le dedicó a su amigo Carlos Tórtola, productor de años en nuestro género fallecido hace algún tiempo atrás. Y si bien estamos ante una canción que tiene un dueño, fue un momento para quién suscribe se sienta emocionado, conmovido, porque como ustedes saben, las letras llegan hacia donde uno las lleve, así que si me permiten quiero dedicarle ese momento a quién fuese en vida mi gran amigo Sebastián Mercado, quién se fue de nuestro lado hace muy poquito tiempo atrás. Y así fue que todo siguió girando, con emociones, convicciones y más canciones.

De hecho fue una noche grata y sólida por sobre todo. Evidencié un lindo ensamble entre los músicos nuevos y los más viejos (jóvenes de edad¿? cuac!) y esa cuota de experiencia y juventud que tienen hoy por hoy los la puesto en otra dimensión. Recordaba que Christian en la nota que le hicimos hace unas semanas atrás, me contaba de la solidez en la base bajo la mano de Guille Tebes y así fue lo que sintió, lo que se vio. Por otro lado percibir en cierta medida la desfachatez de su baterista Lucas, la simpleza de Raca y como se pone la banda al hombro Juan Manuel con quizás no tantos años rodando con ellos fue notable. Algo así como que siempre tuve en mi cabeza sonando el disco de estudio mientras el show corría , y si lo solapaba, estaba viendo que en vivo los trasladaron con total justeza, con varios ensayos arriba del lomo.

Mientras tanto “Voces del viento”, “Leyenda del rock”, “Tiempo al tiempo” y la homónima “Del silencio a la tempestad” harían de lo suyo para que la noche también a posterior plantee una serie de medley’s, introducciones y solos. Y todo seguiría siempre sobre rieles. Alguna que otra palabra de agradecimiento por parte de la banda para la gente que se acercó y muchas ganas de tocar. También debemos reconocer que el trabajo vocal de Christian fue muy bueno y se lo nota perfectamente recuperado de sus cuerdas vocales, lo que para el metal Argentino es muy bueno, muy sano. Más allá de su ironía al tirar algunas frases arriba del escenario dirigidas a “sólo el sabe quién”, razones quizás no le faltaron. Ustedes saben muy bien que en el ambiente metalero hay mucha competencia (no sólo entre músicos, sino entre periodistas también, fotógrafos… muchos egos dando vuelta) y hay gente que definitivamente es mala leche, así que si hablamos de justeza, justo fue que se despache contra la gente que en algún momento le deseó mal y quizás también sin ningún tipo de venganza de por medio, sino por el contrario, mostrando con hechos que se puede seguir adelante aunque muchos eso no quieran que así sea.

Ya para para la parte final del show dejarían algunas canciones nuevas como “Morir para nacer”, “Corazón salvaje” y también tendrían como invitado a Leandro Bordicelli (ex BERTONCELLI, entre otros), no sólo amigo de la banda, sino quién se tomó el atrevimiento de grabar y tocar la batería en todo el disco de estudio. El mismo en persona subió a tocar si mi memoria no falla “El presente…” y “Sed de libertad”. Lindas interpretaciones. “Entre la gloria…” y “Nueva sangre” le pusieron el brochecito de oro a la cosa. Gente… vivimos un show confortable, con onda y preciso, el cual más allá de las desavenencias lógicas que un show en vivo y en crudo pueden tener en materoia de sonido estuvo a la altura de la circunstancias. RENACER es y ha sido una banda que se ha sobrepuesto siempre, en todo sentido. Hablamos de sus movimientos de integrantes, de problemas de salud, hablamos si y seguiremos hablando… pero si a los hechos nos remitimos estamos ante una agrupación que ocupa un lugar de privilegio dentro de la escena metalera nacional, con melodía, con heavy, con power, con lindas letras, pero siempre de metal. La vida para ellos continúa y sino miremos a su alrededor.

Cuesta poder comprender cómo puede haber gente mala leche que no le desee lo mejor al otro, más allá de gustos musicales o entendimientos de la vida. Lo que si no vamos a poder esquivar es que con convicción y ganas siempre se sale. Dentro de un tiempito arrancarán una gira que los llevará dentro y fuera del país quizás. Merecido estará puedan repetirlo. A veces hay que atravesar momentos de SILENCIO y si a las pruebas me remito, la TEMPESTAD está a la vuelta de casa, solo hay que saber aprovechar bien el momento, tal cual esta banda Bonaerense mostró. Y porque no… tu corazón renace una vez más.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Karina Parodi

Agradecemos a Marcela Scorca vía ICARUS MUSIC ARGENTINA por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA:






























publica_aqui