thumb image
PRIMAL FEAR & LUCA TURILLI’s RHAPSODY en vivo en Argentina: “Al ocaso de las voces”
Fecha: 04.09.2016 | Hora: 21.00 hs. | Ciudad: Buenos Aires | Lugar: Teatro de Flores

Al ocaso de las voces

Desde hace un tiempo ya que a la ciudad de Buenos Aires no llegaban dos bandas internacionales de géneros similares a dúo. Para la ocasión sería el retorno de los muchachos de PRIMAL FEAR y los de LUCA TURILLI’s RHAPSODY. Estos últimos visitarían esta tierra por primera vez, y, como muchos de  ustedes saben, banda surgida de la común divisoria que suele darse cuando las cosas están terminadas en un grupo. Si bien inicialmente el recital se iba a dar en el Teatro Vorterix, la historia se mudó al Teatro de Flores y sería éste quién nos recibiría cálidamente por cierto. Un recinto no del todo lleno de fans, pero si lleno de ilusión con lo que las bandas podrían entregar, por sobre todo cuando hablamos de bandas como PRIMAL FEAR, que si de antemano la habías visto, sabías que poco podían fallar. De los que si no nos imaginábamos que podía llegar a pasar era con la banda de LUCA, ya que no sólo nunca habíamos visto en vivo, sino que también su disco debut no fue una locura que digamos.

Pero las cosas cambian amigos, y un desempeño de una banda en vivo puede mostrar mucho más de lo que puedas imaginarte. Es el caso de ellos, que pusieron toda la carne al asador y sorprendieron a propios y extraños. Y cuando digo esto, lo digo de verdad. Salí encantado con el show de LT’s, posta. Convengamos que no es ningún tonto su líder y mezcló en el setlist canciones clásicas de la banda que lo hizo conocido (RHAPSODY), quienes sacaron un disco mejor que otro inicialmente y después a mi entender decayeron en un pozo profundo que los llevó a la citada desunión. Pero si hablamos de redoblar esfuerzos, la banda del movedizo Luca (de buen estado físico), es un ejemplo. Y te la hago sencilla: el tipo se buscó unos músicos geniales. No hay ninguno que arriba del escenario titubee, para nada. Todos súper talentosos y en cada estocada que dan, la rompen. Destaco por sobre el resto el trabajo realizado por Alessandro Conti, su cantante, un despropósito vocal, una fiera. Representó de una manera enorme no sólo los temas que grabó, sino que también se calzó los pantalones de Fabio Lione y le pisó los talones. Sin ir más lejos durante el desarrollo del show hicieron canciones como “Land Of Immortals”, “Dawn Of Victory” o “Emerald Sword” en los cuales literalmente la rompió, por nombrar algunas.

Tampoco se quedaría atrás el otro capo que tiene la banda, como Alex Landenburg, quién detrás de la parches la dejó “así” de chiquitita. En este sentido te digo que si sos fan de la serie “Game Of Thrones”, el tipo se encargó de interpretar el tema cortina de la misma y quedó genial. Lógicamente arengó al público y como el resto con la mejor onda dejaron todo de sí. Patrice Guers, su  bajista, también realizó un lindo trabajo quién también se hizo un tiempo y retrato en solitario un rico y contundente sólo acompañado por Alex interpretando a “The Matrix”. Y si tenemos que hablar del setlist el mismo fue variado y muy bien elegido. Para que te des una idea, interpretaron canciones como “Unholy Warcry” o “The Pride Of The Tyrant” entremezcladas con algunas de las recientes como “Rosenkreuz” o “Prometheus” y “Il cigno nero”. La verdad, insisto, creo que sorprendieron a propios y ajenos; fue uno de esos shows en lo que se respiró mucha franqueza sobre el escenario, donde tanto los músicos como los fans dejaron todo. Si bien cuando a uno le toca ver músicos en el escenario sobre los cuales recae un pasado con sabor a legado, resulta difícil por momentos desprenderse del mismo. No lo pensaba, pero si te tengo que ser sincero, al menos en la noche que pasó, mis más que merecidas “Flores” para ellos.

Casi de toque después de que LT se fuese del escenario, llegaría el turno de PRIMAL FEAR, quienes llegaban al país luego de cinco años y pico si mi memoria falla. Recuerdo que la última vez que los había visto en el mismo recinto, en esa recordada visita junto a ANVIL. Pero más allá de los recuerdos, hay algo que se volvió a repetir: Cuando sube la banda alemana al escenario después de otra, la deja chiquitita, más allá de que el desempeño de esa haya sido exquisito en todo sentido. Y es en éste sentido que si tenemos que posicionarnos en materia de sonido, fue tan o mejor que su predecesora, cuestión que no pudo visualizar con lo poco oído de la última banda local. La banda del halfordiano cantante Ralf Scheepers es literalmente una aplanadora y no dejan nada liberado al azar o sin planificar, como buen alemán. Bajo este contexto la banda barrió con gloria los clásicos de antaño así como los temas nuevos.

Y haciendo un paralelismo con LT, PRIMAL también tiene lo suyo, ustedes saben, así todo las propuestas en conjunto no desentonaron, ya que por un lado la primera fue definitivamente power y la segunda bien heavy, de ese que te la pega en la pera. ¿Pero saben qué? Hay muchas bandas de heavy metal, pero no todas tienen esa chance de hacerlo sonar como tal y si bien estos muchachos tienen un oficio enorme, realmente te dejan boquiabierto con el talento que derraman. De Ralf, no puedo decir mucho más que no hayan visto o bien escuchado en los discos. Un oficio enorme, mucha calidad y una voz descomunal. Hace lo que se le da la gana. Le decía a un amigo cuando estábamos ahí, que si algún día JUDAS PRIEST se quedara sin Rob y ellos deciden seguir como banda, el pelado debería ser su reemplazante natural, ¿o no? Pero no todo queda en él, ya que llevé al show en parte puestas las antenas en el desempeño del más nuevo de la banda, su baterista, el tano Franceso Jovino quién no tenía menor tarea que reemplazar al legado del groso de Randy Black. Otro que me sorprendió, una fiera. Se tocó todo.

Finalmente si tenemos que posicionarnos en los temas elegidos, podemos decir que estuvo muy bien. Yo esperé algún que otro clásico más, pero ya se torna casi imposible nos satisfagan a todos con varios discos ya editados. Por eso reivindico canciones como “Nuclear Fire”, “Metal Is Forever”, “Running In The Dust” y “Chainbreaker”. El resto la banda estuvo muy bien, y si bien nunca superaron el pico de los músicos ya citados, nos entregaron una linda noche musical. PRIMAL FEAR a mi entender ya está dentro del mote de bandas que no fallan, así nomas. Como les conté, es la segunda vez que los veo y no sólo no me fallaron sino que redoblaron la apuesta. Por momentos también se me cruzó un poco el hecho de canciones que fui a escuchar y no escuché, pero bueno, que más da.

Quizás haya sido la noche de los cantantes, quizás haya sido la noche para seguir apostando a PRIMAL FEAR que nunca desentona y también la noche para empezar a pararle más la oreja a la banda de LT. Recuerdo cuando mi compañero lo entrevistó y habló de todo como cuarenta y cinco minutos con el loco y le decía las ganas que tenía de volver a la Argentina. Y lo demostró, mucho de lo que dijo lo ejecutó, no estuvo solo claro, armó un lindo grupejo como les dije. Imaginé encontrarme de antemano con un show dónde con seguridad hubiera firmado un cincuenta por ciento de satisfacción, y a decir verdad si me dijeran de ir otra vez, volvería. Muchas veces detrás de un parlante no llega lo que hace luego una banda en vivo, bueno, tomen a este show como ejemplo. Si pensabas “estos vinieron a robar”, estás equivocado amigo, la próxima hacerme caso y andá, y si lees este escrito, probablemente coincidas conmigo en mucho de lo relatado.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Maru Debiassi

Agradecemos a GS Press por la acreditación al evento. | © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados | Facebook | Twitter |

 Galería:






























publica_aqui