PABLO G. SOLER “Built For Speed”
Año: 2014 | Género: Neoclassical Metal/Shred | Formato: CD | País: Argentina | Sello: Icarus Music
thumb image

Lista de temas:

1- From hell
2- Road to nowhere
3- Fully loaded
4- Desaparezca aquí
5- Guitar bully
6- El murgo
7- Die bart die
8- Rat race
9- Borderline
10- White widow fantasy

Pablo Soler, como muchos de ustedes saben, es un reconocido guitarrista Argentino que la viene remando hace muchos años. Remando es un decir, ya que durante su carrera ha conseguido una buena cantidad de pergaminos que lo han puesto a la vanguardia entre los virtuosos en la materia de nuestra nación. Para la ocasión nos llega para reseñar su más reciente trabajo, “Built For Speed”. El mismo se consagra como el tercer larga duración. Si contamos al EP editado allá por el 2003, denominado “R.P.M.”, sería la cuarta placa, pero bueno, la cuestión es que a estas producciones mencionadas, el guitarrista también se la lucido con discos como “Speedest Performance” (2000) y “Higher” (2006).

Bien, lo que a mi entender, bajo este contexto, el guitarrista nunca perdió el hilo. Lógicamente estamos ante un maestro de las seis cuerdas de orígenes neoclásicos de estructura shred probablemente, con denotadas influencias de guitarristas del palo como MALMSTEEN, IMPELLITERI y algún que otro que ahora se me pasa. Pero más allá de las comparaciones lógicas el propio violero ha sabido desarrollar su estilo y lo ha ido moldeando a su gusto. Siempre se ha presentado en formato solista, y siempre se ha rodeado de músicos también virtuosos. Basta aclarar que para la ocasión se juntó con gente como Gustavo Zabala (bajista de TREN LOCO) y Alejandro Zon (baterista de AIRBAG, ex RATA BLANCA, entre otros). Vale destacar que también forman parte de la placa otros virtuosos guitarristas argentinos que llegan al mismo, invitados, como: Claudio “El Tano” Marciello (ALMAFUERTE), Marcelo Roascio, Adrián Subotovsky y Diego Mizrahi.

El disco es asesino, rápido, violento y por momentos muy melódico. Hay un gran trabajo grupal y Pablo deja todo de sí. Si tuviésemos que compararlo con lo que es su trayectoria, estamos en condiciones de decir que este es un disco en materia de sonido mucho mejor que sus predecesores. Lo que no le quita mérito al resto, pero que también es propio del avance de la tecnología al alcance de los usuarios. Es así, que desde “From hell” hasta “White widow fantasy” les puedo decir que el disco es súper disfrutable. Eso si, olvídate de que haya voces en el disco. Acá nadie canta ni un solo párrafo. Al contrario, todos los músicos se empeñan en demostrar sus dotes musicales y llevarlos a un plano distinto. También es insoslayable de que se van a encontrar probablemente ante un disco, que sabrán reconocerles pasajes en los cuales deja el guitarrista líder sus influencias y gustos, pero sigue siendo siempre Pablo Soler. Un guitarrista Argentino hecho y derecho.

También es importante destacar que Pablo, ha hecho el esfuerzo, como en otras oportunidades, y ha presentado el disco en diversos países latinoamericanos, donde ya el virtuoso de las seis cuerdas ha sabido recolector varios adeptos. Esto, a mi entender le da un plus a su carrera, no solo por el hecho de poder levantar la bandera Argentina por el resto del mundo, sino que le ha permitido crecer, y a la vez que distintos sponsor’s se interesen por el es muy bueno, pudiendo colaborar con su carrera, situación que es loable y no muchos lo han logrado.

El disco tiene lo que se te ocurra, shred, acordes melancólicos, solos furiosos, pasajes instrumentales que te tele-transportan, o distintas tipo de obsesiones propias de su precursor que le dan un valor único a la placa. Respetando el legado de muchos guitarristas de la actualidad, el citado tiene definitivamente un estilo propio. Ya se que hay muchos guitarristas buenos en nuestra historia, rica por cierto, pero Pablo ha desarrollado un caparazón que solo el puede desdoblar. Muchas veces cuando a uno le llega al oído un disco como este, te llevan a entender que a veces los músicos no tienen techo, y creo que es el caso del citado. Salvaguardando que su presente lo tiene ligado a la reconocida banda TREN LOCO y al tributo a IRON MAIDEN, denominado LA BESTIA, el representante de las seis cuerdas tiene mucho por dar, sin arrugarse y en paralelo. Si estás buscando un espacio para la tecnicidad, la velocidad, fluidez y el talento llevado a su forma más aguerrida del metal neoclásico, esta es tu placa querido lector. Restará saber cuales son los caminos que Pablo entienda que deba seguir para seguirnos entusiasmando. Y repito, a veces cuando los artistas no poseen un techo visible, esto más aún se agudiza, ese umbral que crees que está, es invisible. Con trabajo y dedicación se puede, sino preguntale al dueño de este disco de casi cuarenta minutos de duración.

 Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

Contacto: http://www.pablosoler.com.ar/

Se agradece a Pablo Soler y a Icarus Music por la facilitación del material.




























publica_aqui