Område – Edari (CD)
Editado por My Kingdom Music
thumb image

Rara vez uno se topa con un álbum debut de las características de Edari. Un álbum que lo tiene todo pero, a su vez, muy simple y, por tanto, bello.

Hace un tiempo atrás, cuando recibí el email de la banda promocionando el tráiler de su flamante trabajo, algo me llevó a verlo. No estoy seguro de si fue el magnífico arte de tapa a cargo de Seldon Hunt (PELICAN, THE OCEAN, JESU) que me transmitió algo muy particular que terminó relacionándose perfectamente con lo que la música me generó; o si me deje llevar por las influencias mencionadas en la gacetilla de prensa: ULVER y GOD IS AN ASTRONAUT. Sea cual fuere la razón, no importa. La atmósfera creada por la conjunción de la música y las imágenes me confirmaron que se trataba de un proyecto muy interesante. A veces lo extremo no tiene que ver con lo violento de la música, sino justamente con cuán lejos se pueden llevar los límites de la experimentación y cuan accesible sea el resultado. A veces lo extremo está en los ambientes generados, en la oscuridad de las letras o en lo extraordinario de los arreglos armónicos y es por esto que muchos de quienes escuchamos metal nos animamos también a otros géneros que no son accesibles para el oyente común; simplemente porque los meterían en un mundo interior de introspección para el cual no están preparados. Hay veces que la música no es un pasatiempo sino un medio para entender, canalizar o ver emociones que están muy dentro nuestro. Esto es lo que logra Edari a los largo de sus 8 canciones.

Edari combina de manera excepcional una variedad de recursos y estilos. Ambient, Trip-Hop, Post Metal, industrial, electrónica, marcial y algo de post black son algunas de las cosas que componen este material. Por supuesto, no todo se deja ver en cada una de las composiciones sino que van apareciendo según la situación lo vaya ameritando. De esta manera temas como “Skam Parfyme” recuerdan a los densos y oscuros climas de ARCANA, mientras que composiciones como “Åben Dør” recuerdan, en su primera mitad, al Luciferian Revolution de ELEND transmitiendo lo más pesado y abrumador del disco luego transmutando en un post industrial promediando el tema para un desenlace bien en la onda de ARCTURUS. El tema que abre la placa, Mótsögn, nos sorprende con un saxo, similar a lo hecho por IHSAHN en “After”, que en principio parece estar completamente fuera de lugar pero a la vez nos obliga a seguir escuchando y no pasar el tema generando un clima realmente desolado, unipersonal y depresivo.

ULVER (su estapa más reciente) y GOD IS AN ASTRONAUT se respiran en cada composición pero sin llegar a que uno sienta plagio. Por el contrario, se nota que han sido fuertes inspiraciones y que ayudado a moldear un proyecto por demás exigente. Edari es un álbum multifacético, no solo por la variedad de cosas que ofrece sino porque dependiendo del estado anímico de uno también va a variar la manera de escucharlo y aprehenderlo. Cabe mencionar que la producción es realmente digna de ser mencionada ya que, con tantas capas y matices, es un elemento clave en el resultado del material.

Si bien Område es un proyecto experimental o avant-garde, no pierde la línea. El foco no lo tiene puesto en la experimentación sino en las canciones y en la musicalidad final permitiendo que un público, no tan reducido, se acerque a la propuesta. Este tipo de cosas salen de lo que estamos acostumbrados a escuchar, pero si son oyentes exploradores y se animaron, por ejemplo, al material solista de IHSAHN o ICS Vortex (y les gusto); si se dejan llevar por la música y los ambientes de agrupaciones como GOD IS AN ASTRONAUT o la experimentación de ULVER; o son capaces de aceptar la evolución del metal en proyectos como ALCEST o ANATHEMA entonces tienen que animarse a OMRADE. Ojo, no se parecen en nada a los últimos (quizás hay algo de ALCEST), pero si fueron capaces de acpetar esos cambios, entonces son capaces también de entender las nuevas direcciones que va tomando la música; sobre todo la que nos atrae, aquella que explora los rincones más oscuros y desafiantes de nuestra existencia.

por Estanislao Aimar




























publica_aqui