MORTAL DECAY – The Blueprint For Blood Spatter
Death Metal
thumb image

Putrefacto y sucio Death Metal! Sí, de eso se trata lo nuevo de MORTAL DECAY, más precisamente el cuarto trabajo en la carrera de este grupo oriundo de New Jersey y con más de 20 años de historia.

Una más que pareja interpretación de parte de toda la banda posibilita que “The Blueprint…” sea un álbum plagado de buen gusto, de una composición destacable, pese a que la banda no es una que se ubique en la larga fila de grupos de Death Metal técnico.

El Death Metal que practica MD posee una variedad más que positiva (las rítmicas guitarras y el trabajo compositivo, como decía, lo hacen posible), puesto que las canciones se apoyan en distintos cánones sonoros sin perder brutalidad, sin sonar lineales y sobre todo, sin aburrir al que escucha.

El disco suena contundente, preciso, variado y convence sin dejar dudas el álbum en sí, pensándolo como un todo, y no como un conjunto de canciones que aleatoriamente fueron puestas en la grabación. Para nada. Todo suena como debe ser, no hay repetición, hay buenos riffs, cambios de ritmo certeros y una performance demoledora de parte de todos los comprometidos en la causa.

Por favor presten atención a temas como “Nocuous Compulsions”, “Ocular Haze” o “Mourning Euphoria”, todos verdaderos golpes directos al mentón (frase trillada si las hay pero figurativa como pocas para describir estas canciones) que confirman porque una banda con tanta trayectoria compone como compone aquí: estos tipos aman el Death Metal. Y mantuvieron en sus cuatro discos una línea. ¡A darles apoyo!




























publica_aqui