MONASTERIO “Autodestrucción”
Año: 2014 | País: Argentina | Género: Heavy Metal | Formato: CD | Sello: MTM Prod. Records
thumb image

Lista de temas:

1. Buscando El Rumbo
2. Cómplices Del Mal
3. Sueños De Metal
4. Manto Imperial
5. Luciendo Miserias
6. En Tu Ausencia
7. Siempre
8. Mentes Inocentes
9. Caminos Sin Piedad
10. Autodestrucción
11. Zona De Guerra

Formados allá por el 2000, oriundos de la ciudad de Neuquén, MONASTERIO es una banda de heavy metal con tintes thrashers, lisa y llanamente. Y si me dejas que ahonde un poco más fino te digo que es de metal pesado. Iré develando de a poco los porque, pero como suele suceder muchas veces cuando uno analiza un disco, casi por decantación, se vienen a la mente bandas sobre las cuales la banda es similar en cuanto a sus sonidos y eje sobre el cual transcurre la placa. De este modo erijo al menos tres: ALMAFUERTE y BONAVENA de Argentina y CUCHILLA GRANDE de Uruguay.

El disco es álgido y durante todo lo que manifiesta lo hace sobre un eje sin muchos altibajos. La voz de Mauro Castillo y las bases de bajo de Marcos Nicotra, guitarra (Cristian Videla) y batería son constantes y uniformes y con un sonido muy bien logrado. El disco se suena todo, de lo mejor y más claro que he escuchado en estos últimos tiempos, cosa que no es poco. De movida canciones como “Buscando el rumbo” o “Cómplices del mal” hablan por si solas de esto. Y si hablamos de referencias insoslayables en su propuesta está en la voz, cual pariente de Ricardo Iorio es.

Ojo, tampoco es que son un calco de bandas del estilo, para nada, pero si su propuesta no es innovadora a pesar de sonarse todo. En materia de letras tampoco se quedan atrás y sus escritos realmente son copados. Cada una de las canciones han sido trabajadas al detalle, se nota y no han dejado detalles liberados al azar. “Sueños de metal” o bien “Manto imperial” marcan lo descrito y continúan con el legado de un disco que no tiene baches y es plenamente uniforme, de poca variabilidad dentro de cada canción, aunque si de buenos y pesados riffs, como así también muy interesantes solos de guitarra.

Se destacan parejos sus integrantes, pero el trabajo de Julio Halicki en batería es para destacar, siendo este instrumento escuchado con una crudeza muy particular. El bajo también va haciendo lo suyo como en “Luciendo miserias” (prestale atención!). Un muy buen trabajo con el doble pedal así como las bajadas incesantes de los toms van acompañando en buena forma repitiendo un esquema al cual le son siempre fieles. Hay acústicas también, bien logradas, al principio, a la mitad y al final del álbum, todas emparentadas y quedan bien. “En tu ausencia” lo deja bien en claro. Por otro lado el sonido logrado en la guitarra es súper filoso. Y si bien ahora no me viene a la mente, ya me han llegado otras grabaciones de Marfus Records y debo decir que el trabajo realizado en mezcla y master es realmente muy bueno. Cuando escuchás “Siempre” esto queda más que en claro. Una composición con cuerpo, pero que si hubiese tenido una mala mezcla podría haber sido un bodrio y sin embargo, es de las mejores del disco.

También el disco tiene sus canciones más thrashers/groove por así decirlo, donde la banda se atreve a un poco más y dejan el sello clásico para emparentarlo con otras bandas más modernas. “Mentes inocentes” anda por ahí. Los solos tienen un claro emparentamiento con una onda más de la última época con Marty Friedman y Nick Menza en MEGADETH, pero siempre teniendo la capacidad de mostrar su propuesta con un sello argento. Y es en este sentido donde quizás en disco en su cierre torna distinto. Canciones como “Caminos sin piedad” o “Autodestrucción” los posicionan un tanto distintos, con un sello más americano, pero que tampoco está mal llevado a los canales lógicos de la banda. Y así se despiden, con la bella acústica “Zona de guerra”, la cual le pone un moño al disco enlazándolo con el principio y con la mitad del disco.

En síntesis, me llevo una grata banda de heavy metal (cuasi speed metal) que no hace más que escribir bien y tocar bien. Me costó también durante todas las veces que escuché el disco no poder no compararlos con las bandas citadas al principio de este relato. Invito a los lectores a darle más de una oportunidad a esta banda. Desde la Patagonia todo cuesta más, pero también se valora más cuando el producto final es más que digno. Ojalá no me equivoque, pero algo me dice que este segundo disco, marcó un antes un después con su predecesor “Tierra Infierno”. Me ilusiono con imaginar que poco también tendrá que ver con el tercero. Veremos que pasa.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

  Contacto: hernan@metal-daze.com

Para más info: https://www.facebook.com/Musicos-Monasterio-1415964855315335  

Agradecemos a la banda por la facilitación del material.   

| © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados | Facebook | Twitter |




























publica_aqui