MASTIFAL – Cultura Brutal
Año: 2015 | País: Argentina | Género: Thrash/Death/Groove Metal | Formato: CD | Sello: Independiente
thumb image

Lista de temas:

1. Cultura brutal
2. El disparo
3. Fuego a las cárceles
4. Rompe las cadenas
5. Engendro
6. Clavos en los ojos
7. Despierta
8. Cabeza de trueno
9. Anestesia
10. Corazón de adrenalina
11. El camino de los eternos
 
Llega a nuestras manos para dar una opinión, el nuevo disco de los porteños MASTIFAL. “Cultura Brutal” se transforma en el sexto disco de estudio de la banda y el mismo fue grabado, mezclado y masterizado en la conocida Nave de Oseberg y las voces fueron grabadas en el estudio Aural 2. Contó con la producción de Maximiliano Batista y por el mismísimo quinteto. Por otro lado, en lo que a mi entender forma parte de una etapa renovadora de la banda, han hecho más énfasis en su presentación artística, de cierta similitud a lo ya manifestado en “Intermundia”, y no han escatimado recursos a la hora de su diseño, imagen y arte. Bajo este contexto, invirtieron en buena manera reclutando a Emiliano Mariani, quién si de artista hablamos, es a mi entender de los actuales, lo mejor que uno puede ver en el mercado artístico-musical. Sendos antecedentes del dibujante con LOS ANTIGUOS, AVERNAL y SAURON, entre otros, marcan y afirman que la banda no ha hecho hincapié solo en el aspecto musical, y me parece más que bien.

Y en medio de todo esto, seguramente te vas a preguntar que sucedió con la faceta musical, quizás lo más importante de este relato. La realidad indica, o mejor dicho, la moraleja que me dejó el disco después de haberlo digerido alternadamente durante semanas, es que estamos ante un renovado MASTIFAL. ¿Y porque me apoyo sobre esta premisa? Bueno, como ustedes saben, el quinteto siempre ha sido practicante desde sus inicios de death metal, pero desde hace un tiempo a la actualidad, han ido puliendo algunos aspectos sonoros, que hacen de que ya no los cataloguemos en ese clásico estilo tan taxativamente. Presentan otras cartas de aires renovadores que los emparentan con un metal más moderno, destellos thrashers y un aguerrido death metal que escapa a lo clásico del género citado, pero que si coquetea con su faceta más melódica. “Cultura…” es un disco con un sonido muy comprimido, potente y de mucho groove.

La formación se mantiene, y esto también es para destacar, ya que pasaron cinco años desde la salida del citado predecesor; es así que integrados Miguel Maciel (voz), Diego Conte y Matías Munighini (guitarras), Alex Martín (bajo) y Mariano Martín (batería) realizan durante toda la placa un trabajo muy bueno, destacándose en un conjunto con un nivel muy parejo. El arranque es brutal, idéntico al tema homónimo. Y ya desde el vamos, van a aparecer estas armas de doble filo que tiene la banda: por un lado, el sonido de sus dos guitarras, por el otro, el buen desempeño vocal de su cantante. Claro que también te vas a encontrar con un doble bombo y un tambor que van a funcionar como un marca paso, pegándote en el medio del pecho, otorgándole justamente al disco ese sonido comprimido al que me referí al inicio de este escrito. Y voy a volver a la voz, ya que el trabajo de Miguel es muy copado y se entiende todo lo que vocaliza en su vulgar español, y es en ese sentido que siento que dio un gran salto como cantante. Canciones como “El disparo” terminan siendo un retrato de toda esta madurez musical que me transmitieron cuando los escuché, que sin necesidad de ir al palo, termina erigiéndose como una banda poderosa, con mucho groove y que te invita al headbanging permanentemente. No lo dudes.

Cortes y cambios de ritmo en el disco serán moneda corriente, como así también los cientos de arreglos que llevan impresos las canciones. El arranque de “Fuego a las calles”, cual tributo en su comienzo a “Víctimas del vaciamiento” de la H, te sube y baja, siempre con las pedaleras de los bombos a flor de piel. Mucho de esto también se retrata en canciones como “Rompe las cadenas” y porque no en otras como “Engendro”. Una cosa que me pareció muy copada, es el sonido con el cual llegan los solos de guitarra. Estos se mantienen uniformes durante toda la placa manifestando casi al unísono el síntoma de no querer avasallar la canción, sino más bien ingresar con cierta timidez para luego dar un despegue convincente. Claro que algunos solos son más desarrollados que otros, pero todos son de impronta MASTIFAL, situación que no es fácil de mantener con el paso del tiempo.

Y si hablamos de hits en el disco, “Clavos en los ojos” termina siendo uno de esos temas que suelen destacarse por encima del resto en un compendio de canciones. Es un tema que lo tiene todo. Es ganchero, polenta, limpio y áspero a la vez. Sino escuchalo y contame. Por canciones como esta entiendo que estamos ante un nuevo MASTIFAL. Sonidos muy melódicos de sus guitarras y una base que habla por si sola. “Despierta” tiene un poco de todo esto que vengo describiendo, y hoy después del paso del tiempo, terminé comprendiendo que el sabor del disco cambia para mejor aún de mitad del setlist en adelante. La guturalidad de los cantos, la polenta del bajo y la batería, así como el buen sonido arribado en las guitarras, bien americano por cierto, serán claves durante toda la placa. En este sentido, “Cabeza de trueno” es un ejemplo. Como quién dice, es una canción que te vuela la peluca, o mejor dicho, te la desacomoda para que al menos pidas a posteriori un poco de “Anestesia”.

En materia de letras, la banda deja un poco de lado los problemas sociales. Los noté en este sentido, posicionados sobre una faceta más introspectiva, donde quizás cada letra, tranquilamente la podés llevar a tu vida y en algo seguro te representará, o al menos eso me transmitió. Una pena que la edición no cuente con el documental que habla acerca de la vida y obra del disco, pero bueno, quizás en algún momento saldrá. Me gustó también mucho en el disco como se conjuga el trabajo de las guitarras, con los pasos que va dando Mariano tras los parches, acompañando de manera poco convencional con redobles o bajadas en la línea de los tom’s (a lo Maiden), cual caso de la nombrada “Anestesia”. Y si hablamos de una jugada también distinta, me encantó en trabajo vocal de Miguel en “Corazón de adrenalina” entonando a lo OCONNOR, jugando con graves y agudos de estructura bien melódica. En este sentido, si me permiten el atrevimiento, me gustaría ver más de este estilo en la banda. Les queda muy bien ese sello. Para el cierre “El camino de los eternos” que hasta percusión tiene entre sus filas, cierra el disco como debe. La misma, siendo congruente a lo manifestado durante todo el disco, vuela por si misma y manifiesta cada rasgo destacado de “Cultura…”, desata la furia y no hace más que congregar una muy buena placa.

Sepan que después de masticar el disco me da impresión que se viene un nuevo MASTIFAL, renovado, contundente, de estructura moderna, y a los cuales en no mucho tiempo entiendo que les vamos a sacar el tópico death metal. En realidad, en ese sentido, creo que solo quedan vestigios del pasado. Quizás el tiempo realce esto que marco, o no, de hecho, es justamente el tiempo lo único que puede darle congruencia a mis palabras. Por lo pronto, disfrutá de este disco, que culturalmente, es brutal.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

  Contacto: hernan@metal-daze.com

Contacto con la banda: https://www.facebook.com/mastifal.oficial

Se agradece a la prensa de la banda por la facilitación del material.




























publica_aqui