thumb image
MAGO DE ÖZ en Buenos Aires
Groove - 26.11.2010

MAGO DE ÖZ volvió a presentarse en nuestras tierras (N del R: a esta altura ya podríamos tranquilamente considerarlos locales!) y esta vez lo hizo en Groove; lugar donde semanas atrás dejaran su huella los ya veteranos EUROPE. Te contamos los detalles de una nueva fiesta pagana en Bs. As.

La verdad que no conocía el lugar, pero difícil era que superara al último coliseo donde tocaron estos paganos el pasado febrero de 2009; en palabras del mismísimo Mariscal Romero sobre las tablas de aquel escenario “un templo del rock en Argentina!” refiriéndose al estadio Obras Sanitarias (actualmente llamado Estadio Pepsi Music). Con ese recuerdo fresco en la memoria este show de los españoles tenía una expectativa muy alta pero difícil de cumplir, con lo cual ya fui preparado para ver un poco menos de lo que esperaba.

Los soportes, Resist, Bayron y Warknight (no llegue a ver a los primeros Eden de Crystal), hicieron muy bien las cosas. Sin mayores inconvenientes en el sonido que los que suelen presentarse al momento de las bandas soportes, calentaron los motores de una multitud que, agobiada por el calor sofocante dentro de Groove, no paraba de corear (como ya es costumbre cada vez que viene MAGO) “hasta que el cuerpo aguante” dejando los pulmones en cada intento. Los soportes se sucedieron uno a otro rapida y eficazmente, y cada uno interpreto su setlist impecablemente! Sin embargo, cuando Warknight terminó su presentación y dejó todo listo para que subiera MAGO DE ÖZ al escenario, la espera se hizo interminable. A esta altura de la noche (21:00hs) el nivelde ansiendad en el público presente superaba el umbral más alto imaginable. No obstante esto, y a pesar de haber visto a la banda descender la escalera de Groove en dirección al backstage poco después que terminara WARKNIGHT, demoraron una hora en salir a escena. La gente no paraba de gritar “Tiren Agua” o “Aguaaaa!” por el calor que hacía; es más, hasta tuvieron que sacar a algunos que estaban en primera fila contra las vallas para evitar un desvanecimiento. La gente de Groove cedió unas cuantas botellitas de agua pero, era tal el calor que poco fue el efecto.

Finalmente, a las 22:00hs se apagaron las luces del predio y comenzó a sonar la estremecedora transmisión radial que abre Gaia III “El Latido de Gaia” seguida inmediatamente por “Dies Irae”. La gente no paraba de saltar y corear cada fonema de la letra y la alegría era una entidad en sí misma que crecía a cada segundo para hacerse gigante con los primeros acordes de “Vodka N´ Roll”. Pero como no podía ser de otra manera, el pogo se hacía más intenso y, como MAGO DE ÖZ es una fiesta, la gente bailaba al son de las melodías del inigualable violín de Mohamed Prieto, con lo cual el calor era cada vez más intenso y la humedad en el aire se hacía prácticamente insoportable. “Satania” y “Astaroth” fueron los clásicos que siguieron e hicieron que el calor pasara a un segundo plano (al menos por un rato). La lista se continuo con “El Hijo del Blues”, “Für Immer”, “Gaia” y “Fuerza y Honor” que le dieron pie a Txus para sus esperadas palabras piediendo perdón por las atrocidades que se cometieron por parte de los españoles en la época de la conquista de América. Luego, poesía mediante por parte de Txus, los trapitos viejos salieron al sol con “Siempre”, el himno “Hasta que el Cuerpo Aguante”, “Molinos de Viento”, el clásico birrero “La Posada de los Muertos” y el destacado de la noche “El que Quiera Entender que Entienda”. A esta altura, al menos para mi, el calor ya era insoportablemente molesto pero la retirada del lugar estaba prohibida, aún faltaban temas obligados por escuchar. Fue así que los últimos tres temas de la noche “Que el Viento Sople a Tu Favor”, “La Costa del Silencio” y “Fiesta Pagana” se sucedieron uno a otro con el total apoyo de un público desquiciado que pedía más sin importar el calor o la sed que pudieran tener.

Si bien MAGO DE ÖZ es una fiesta que difícilmente pueda no disfrutarse, esta presentación quedó muy lejos de otras anteriores. No solo por el microclima creado dentro de Groove sino que además el sonido no los acompañó en lo más mínimo y el lugar quedó chico frente a una convocatoria como la que mueve esta banda en nuestro país. Realmente es una lástima que una banda como esta no pueda disfrutarse de la manera en que se debe. Pero bueno, es cierto que la opinión es muy subjetiva y que luego de su última presentación en Obras al menos yo esperaba mucho más. Fue un buen show, la gente lo acompaño de principio a fin, y la banda no falló, pero MAGO DE ÖZ sabe y puede dar mucho más que lo que dejó en esta última pasada por Buenos Aires. Esperemos que vuelvan con su nuevo material en el futuro y que podamos disfrutar de un show tan bueno o mejor al que nos dieron en el 2009.

TEXTO: Estanislao Aimar

 






























publica_aqui