LUCIFYRE – Sun Eater
Death Metal
thumb image

Se me ocurren solo dos palabras que se me vienen a la mente luego de ponerle el oído al álbum completo y para definir el disco de LVCIFYRE: caos y oscuridad. Es que es lo que impera desde principio a fin en “Svn Eater”, el segundo trabajo en la carrera del grupo.

lucifyre

El descenso mismo al infierno está garantizado y aprobado por el mismísimo “maligno” ya desde el comienzo mismo del álbum con “Night Seas Sorcery”, un tema de casi diez minutos que se mueve entre el Doom más cavernario y el Death Metal más sórdido y machacoso que jamás hayas escuchado.

Los ingleses hasta la fecha han editado un EP (“Dying Light ov God”) y un disco debut lanzado en 2011 (“The Calling Depths”); luego de esto Dark Descent los fichó y aquí tenemos el segundo zarpazo de una banda para tener en cuenta de ahora en más seriamente.

Una legión de malvados demonios nos llevan a juicio para aniquilarnos de esta tierra. Sí, ese es el mensaje y la puta que vale la pena escuchar este disco (y comprarlo, claro) de punta a punta.

A medida que se suceden las canciones la violencia va increscendo y los medios tiempos aportan un balance más que adecuado a tanta extremidad, pero los blast beast te vuelan la peluca sin pedir permiso, literalmente. La voz de T. Kaos es, lisa y llanamente demencial. El tipo no para, y convence creando climas tétricos, violentos y oscuros por igual todo en la misma canción.

El batero Menthor (también de Enthroned, Necrosadist, Nightbringer, etc.)  es un verdadero especialista en el instrumento y su performance es verdaderamente infernal, como todo el resto, claramente.

Así que si buscan una banda con huevos y buenas canciones, en el marco de un “blackened” Death Metal, estos ingleses los estarán esperando con sus mejores armas.




























publica_aqui