thumb image
LEPROUS en vivo en Argentina: “Únete a mi y volaremos hacia donde todos somos uno”
Fecha: Viernes 08 de Marzo de 2019 | Hora: 21 hs. | Lugar: El Teatrito | Bandas soportes: NEREA - PRESTO VIVACE

El pasado 8 de Marzo algo sucedía en la ciudad de Buenos Aires, y no era precisamente la marcha del 8M. No. Allí en el centro de la ciudad en un pequeño pero cálido reducto llamado El Teatrito, se presentaban los gigantes noruegos de LEPROUS por primera vez en nuestro país.

Debo reconocer que conocí a estos muchachos hace no mucho, en 2017, para ser más preciso, con el lanzamiento de su último trabajo Malina y automáticamente me enamoré de la banda. Lo que hacen es de una calidad realmente superlativa, ya sea desde lo compositivo, como desde la performance de cada miembro con su instrumento o bien desde el sonido logrado en general. Tanto es así que cada vez que escuchaba sus discos me preguntaba si sería posible trasladar eso al vivo o si dependerían de un montón de pistas y sampleos. Pues bien, el viernes pasado me saqué todas las dudas. No solo son capaces de trasladarlo al vivo sino que además, sobre el escenario, la banda y sus composiciones cobran una vida y una dimensión que sobrepasa ampliamente lo que nos ofrecen en estudio. Así, con un escenario inundado de una luz azul intensa acompañada por una especie de música monocorde, los miembros de la banda fueron ingresando al escenario y comenzaron a tocar las primeras notas de Bonneville que con apenas algunos pormenores en el sonido, no dignos de ser mencionados, puso la vara muy alta de entrada. Stuck fue la encargada de seguir con la lista haciendo explotar al público que, saltó y grito durante todo el tema. Ni su tempo entrecortado o su compleja estructura fueron barrera para que todos los presentes dejaran salir la adrenalina contenida. The Valley y la extraña pero estupenda Foe se presentaron a continuación sin interrupción ni interacción con el público, al cual parecía no importarle nada. Pero fue con la llegada de The Flood que la noche tomó otro color; donde la perfección y la excelencia se mezclaban sin esfuerzo con la belleza y la emoción; pasando de la calma al frenesí sin trepidar, acompañados por un público eufórico que coreo y agitó en todo momento y hasta acompañó la hermosa melodía vocal de Einar promediando la canción. Sin dudas uno de los momentos más álgidos e intensos de la noche. Y como si esto fuera poco, pegadito y sin espacio para una bocanada de aire, apareció Moon en escena con toda su belleza para luego dar paso a la representante más antigua de su discografía, Mb Indifferentia con la cual la calma volvió al recinto y pudimos respirar y suspirar ante tan intensa noche. Pero eso fue lo que duro el descanso, precisamente un suspiro. Pues la gloriosa The Cloak invadía el éter y terminaba de probar la inmensidad del vocalista de esta agrupación; entonando sus complejas y agudas melodías, por momentos casi a capella, sin desviarse ni un cuarto de tono del original. Cada agudo de Einar era una puñalada directa al pecho, que penetraba y se retorcía generando un intenso dolor de emoción creando una sensación de incredulidad absoluta frente a lo que se estaba viviendo. Otro de los momentos intensos de la noche que, obviamente, termino con el canto de adoración del público hacia una banda que se había hecho esperar más de la cuenta y estaba saldando sus deudas de una manera inigualable. Sinceramente podría extenderme muchísimo recorriendo el setlist tema por tema, pero la crónica sería muy larga. Angel, el magnífico cover de MASSIVE ATTACK, y The Price de The Congregation fueron la antesala del retorno a su más reciente álbum Malina que se presentaría con una dupla digna de ser mencionada. Primero Illuminate y luego From the Flame, generando ambas una explosión no vista hasta el momento, particularmente con la segunda tras un eufórico “Come on Argentina” al finalizar la introducción del tema.  Nunca me imaginé que una banda como LEPROUS podía generar esto, no por carecer de recursos sino porque no esperaba la ferviente pasión con la que se los recibió, una grata satisfacción que colaboró para el cierre de una noche mágica. La banda se retiraría apenas unos minutos del escenario, invadido por un intenso y clásico “…Soy de LEPROUS, ¡no puedo parar!”, para retornar con un bis memorable. El tecnicismo, la agresividad y la complejidad de Third Law fueron una cachetada de revés que nos descolocó una vez más y nos haría saltar y cabecear una vez más casi sin entender por qué lo estábamos haciendo. Y para el final, la frutilla del postre, como se dice, con la emotiva y bellísima Mirage, volando unidos hacia donde todos fuimos uno (como reza la primera estrofa de la misma). Así se despedía LEPROUS de su primera visita a nuestro país y que, creo, deja abiertas puertas a nuevas visitas y muestra que el progresivo tiene un sequito de seguidores sedientos de shows en el país.

Lo que canta este señor, Einar Solberg, en vivo, sinceramente carece de adjetivos; es sencillamente indescriptible en palabras. El talento, la técnica y la pasión que tiene son una fórmula única, capaz de moverle la estantería hasta al más frío de sus seguidores (y ni hablar del manejo que tiene de los sintetizadores). Los que lo acompañan son, sin lugar a duda, otras bestias. Comenzando por el baterista Baard Kolstad, que no por nada formó parte de una banda tan única como es BORKNAGAR, quien le pega a los parches con un ímpetu destacable, demostrando que no hace falta tanto firulete para ser técnico y progresivo. La precisión y la claridad de las guitarras de Robin Ognedal y Tod Oddmund Suhrke junto al empuje y el pulso inigualable del bajo de Simen Daniel Borven hacen de esta una agrupación única en su estirpe. No solo por sus composiciones y grabaciones en estudio sino por la forma que tienen de trasladarlo al vivo, incrementando aun más, como dije al principio, la intensidad de todo lo que generan. En pocas palabas, lo que se vivió esa noche no fue ni más ni menos que un sinfín de climas, ritmos y melodías entrelazados a la perfección bajo la performance excelsa de cinco músicos con cualidades indescriptibles desde la palabra. Ojalá tengamos más shows así durante el 2019…aunque la vara ha sido puesta muy arriba.

Texto y Fotos: Estanislao Aimar

Agradecemos a ICARUS MUSIC por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

Galería:






























publica_aqui