LACRIMAS PROFUNDERE “Bleeding the Stars”
Año: 2019 | País: Alemania | Género: Gothic rock/metal | Formato: digital | Sello: Oblivion
thumb image

Hacia mediados/fines de los 90 surgía un subgénero del metal que dio en llamarse Gothic Metal y que fue muy popular durante un breve período de tiempo. Entre las muchas bandas que surgieron y aprovecharon el momento (SENTENCED, CHARON, POISONBLACK, TO/DIE/FOR, solo por nombrar algunas) pocas subsisten hoy en día y una de ellas es precisamente LACRIMAS PROFUNDERE.

La trayectoria de esta banda, sin embargo, incluye una serie de mutaciones importantes y varios cambios de formación. Fuertemente inspirados por los comienzos de PARADISE LOST y ANATHEMA, sus primeros tres discos (1995 – 1999) tienen una orientación mucho más inclinada al Gothic Doom en sonido y atmósferas, así como también en el uso alternado típico entre voces guturales y femeninas. Luego, de a poco y lentamente, la banda fue mutando su sonido hasta llegar a lo que, para mí, es el núcleo de su discografía entre 2004 y 2008 con el lanzamiento de sus discos Ave EndFilthy Notes For Frozen Hearts y Songs for the Last View. Luego devino un nuevo cambio de vocalista, experimentación e inclusión de nuevos elementos en su música hasta que, tras el lanzamiento de su último trabajo Hope is Here - un compendio de baladas sozas y canciones faltas de inspiración y/o emoción - la agrupación perdió completamente su rumbo. Pues su único miembro original, Olly Schmid, quería retornar a sus orígenes y esto trajo una serie de diferencias internas que culminaron con la partida de varios miembros de la banda. Así es que Olly decide, de alguna manera, refundar la banda conservando a su baterista y convocando a un vocalista desconocido llamado Julian Larre para, tras un hiato de 3 años, volver al ruedo con este nuevo lanzamiento titulado Bleeding the Stars 

Dicho esto, Bleeding the Stars no solo es el retorno de la banda a la actividad, sino que además nos pasea por cada momento de su carrera. Con canciones elegantemente ornadas y envueltas en un sonido moderno y ajustado, este resulta ser un lanzamiento inesperado, que sorprende y enamora en cada canción. Sin demasiadas vueltas, I Knew and Will Forever Know abre el disco con un aura bien densa y lúgubre propia del Gothic doom donde Larre despliega, de entrada, todo su potencial y caudal vocal, utilizando tanto su costado gutural como su registro más bajo y limpio tan característico del estilo. Celestite Woman nos traga como un remolino en las aguas más profundas de aquel metal/Rock gótico emblemático de principios de siglo y nos recuerda a los grandes del género como SENTENCED o The 69 EYES. Y por más sensación de ahogo que se sienta, la atracción hacia esas profundidades es tal que uno abandona la resistencia y se deja llevar por el flujo constante e incesante de la canción. The Kingdom Solicitude mantiene esa delicada sensibilidad emocional del gótico, pero añade voces aguerridas creando una atmósfera fuertemente opresiva y oscura. Y aquí es donde llega la dupla principal del disco, Mother of Doom y Father of Fate.

 

La primera invocando la melancolía y el drama más profundos del estilo con una labor vocal destacable que, inevitable y afortunadamente, evoca al difunto, y mentor de muchos, Pete Steele y que previo al final transmuta en una especie sonido propio del AMORPHIS más contemporáneo. Una canción que podría sonar repetidamente sin aburrir por horas. No obstante, si el dedo no es lo suficientemente rápido para volver a ponerla, inmediatamente nos vemos atrapados por su sucesora y compañera, Father of Fate, apretando el acelerador e introduciendo algunos elementos electrónicos convirtiéndose en un clásico indiscutido donde el gancho dice presente y la voz desgarrada trae nuevamente el doom al primer plano. Machaques marcados, medio tempo, rango vocal, melodía y gancho, no se puede pedir más. Like Screams in Empty Halls sea quizás el tema más depresivo del disco y donde encuentro una notable incompatibilidad entre las líneas vocales y la música. Desde lo musical me encanta y tiene todo un trasfondo bien fundado en PARADISE LOST, pero lamentablemente, la voz lleva la cosa hacia otro lugar no tan interesante. Quedará a criterio de cada uno. El resto de los temas que completan la lista, nos mantienen inmersos en los mismos climas y, si bien no hay destacados, no se pierde la atención ni el disfrute en ningún momento.

El gótico representa un mundo muy pequeño dentro del metal y uno que prácticamente se ha perdido. Sin embargo, algunos de sus exponentes han logrado sobrevivir, sembrar influencias y reflorecer. Para aquellos seguidores mas fervientes este es un año de resurgimiento donde bandas como THE 69 EYES, la flamante IDLE HANDS y LACRIMAS PROFUNDERE han sacado nuevo material. Creo, como dije al principio, que Bleeding the Stars es el álbum que LACRIMAS necesitaba para reencontrar su camino y volver a la actividad. Un retorno a su sonido más profundo y oscuro con una producción imepecable que hace de este casi un obligado de su discografía. Si esto seguirá así o no, no puedo saberlo. Por el momento la puerta se abrió y la oscuridad del otro lado es atrapante y tentadora, veremos si nos invita a pasar y adentrarnos nuevamente en la densidad gótica de antaño o si solo daremos un vistazo y pegaremos la vuelta.

Texto: Estanislao Aimar

| © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados |

 




























publica_aqui