ICED EARTH “Incorruptible”

Año: 2017 | País: Estados Unidos | Género: Power Metal | Formato: CD/Vinilo/Box | Sello: Century Media
thumb image

Cada vez que ICED EARTH saca material nuevo ya sabemos en líneas generales, con qué nos vamos a encontrar: mucho, pero muuucho machaque, un sonido muy característico y potente, un power metal bien americano que por momento cita al thrash de los 80s en materia de velocidad y cortes, y una serie de melodías vocales excepcionales siempre de la mano de un gran vocalista. Y este caso no es diferente a los demás. “Incorruptible” es el 12vo álbum de la banda y el tercero con el talentoso Stu Block en las voces y esto es lo que nos deja.

“The Great Heathen Army” abre la placa con un tema bien típico de ICED EARTH con todos aquellos elementos que un fan quiere escuchar más una excepcional labor de Stu Block en las voces logrando la amalgama perfecta entre Matt Barlow y Ripper Owens agregándole su estilo personal tan característico. “Black Flag” a continuación, nos trae toda la épica pirata en un tema de riffs robustos y potentes y gritos por demás acertados, aun mejor que el anterior. “Raven Wing” amaga a ser una balada acústica al mejor estilo “watching over me” (Something Wicked This Way Comes, 1998) pero rápidamente transmuta en un característico mid-tempo de la banda, de esos que no te dejan dejar de mover el pie o la cabeza mientras duran y que son pegadizas como la humedad que hoy nos rodea. Luego sigue “The Veil” que no es ni más ni menos que la hermana gemela de la anterior, aunque con un aire un poco más triste y oscuro y luego, tras el bajón rítmico que plantea esta dupla, algo extraño sucede. “Seven Headed Whore” aparece como una patada en los dientes que nos sacude y nos vuelve a poner alerta con un riff que tranquilamente podría haber sido compuesto por la dupla King/Hannemann allá por mediados de los 80s. Un tema rápido y agresivo, al mejor estilo “Violate” (The Dark Saga, 1996) o “Disciples of the Lie” (Something Wicked This Way Comes, 1998), que se hace eco en el centro del pecho haciendo vibrar cada rincón del cuerpo mientras la voz de Stu hace vibrar casi al limite a nuestros tímpanos recordando, por momentos, a los agudos chillidos de KING DIAMOND. Sin lugar a dudas uno de los más destacables de la placa.

The Relic” y la instrumental “Ghost Dance” son dos composiciones que ofrecen muy poco y dejan esa triste sensación a “canción de relleno” que las torna muy poco atractivas. Sobre todo la instrumental que, a mi entender, podría haber sido por lo menos dos minutos más corta. “Brothers” es una canción que alza la bandera de la hermandad y unión entre los hombres al mejor estilo MANOWAR; otro mid-tempo efectivo que abre paso a los dos tracks finales. “Defiance” que es otra de las joyitas del disco, tiene un comienzo muy particular que nos lleva a Something Wicked o a Horror Show (aunque esa sensación queda en el comienzo solamente), una performance vocal soberbia y un estribillo por demás pegadizo y oscuro con excelentes arreglos vocales. Una canción que logra captar y mantener la atención justo antes del final del disco. Y esto es importante, porque Schaffer arremete al final con su obsesión por la guerra civil y la historia norteamericana y echa toda la carne junta al asador con “Clear the Way (December 13th, 1862)”. Un tema de poco más de 9 minutos donde la influencia de IRON MAIDEN se hace más que evidente y de manera muy acertada. Un estribillo que, además de pegadizo, presenta esos coros bien típicos de ciertos temas thrasheros con toda la banda gritando una frase al unísono que cargan de energía instantáneamente. Un puente que emula el redoblante de un ejército avanzando al frente de batalla mientras las melodías de guitarra acompañan todo ese folklore bélico logrando meter a uno bien dentro de la historia. Una canción sólida y efectiva aunque quizás podría haber durado un par de minutos menos también.

Estamos todos de acuerdo que ICED EARTH alcanzó su pico creativo a mediados de los 90 y desde entonces no han experimentado mucho más ni se han animado a evolucionar en su sonido. Creo, sinceramente que si este disco hubiese sido editado luego de Horror Show, por ejemplo, hubiese sido lo mismo. Quiero decir, no aleja a ICED EARTH de lo que siempre ha sido ni trae nada nuevo tampoco. Schaffer es un gran guitarrista con un estilo muy particular basado en un machaque rápido y furioso que sabe muy bien lo que quiere y hacia donde va. Debo decir además, que Stu Block le ha venido como anillo al dedo a la banda y se muestra muy confiado en este disco. Si bien creo que su labor fue mejor en el trabajo anterior, aquí lo noto un poco más suelto, por momentos animándose a un poco más, dejando bien en claro que su rango vocal es envidiable y su versatilidad es abrumadora.

“Incorruptible” no es ni más ni menos de lo que esperaba. Es un disco bien típico de ICED EARTH que no defrauda, aunque tampoco deslumbra. Dudo que de acá a un par de años, cuando quiera escuchar a ICED EARTH vaya a elegir este disco de mi colección, pero de lo que estoy seguro es que no voy a querer sacarlo si alguien lo está escuchando al lado mío.

Texto: Estanislao Aimar

Agradecemos a Paco Fernandez de Century Media Records por la facilitación del material. | © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados |