METAL-DAZE | I AM MORBID EN VIVO EN BUENOS AIRES: “David Vincent contra todos”


thumb image
I AM MORBID EN VIVO EN BUENOS AIRES: “David Vincent contra todos”
Fecha: Sábado 28 de abril de 2018 | Hora: 19.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: Uniclub | Bandas soportes: MATAN S.A., EXTERMINIO, SAKEN, SIN DIAMOND & CASTIGO

David Vincent contra todos

David Vincent es conocido por haber oficiado desde sus comienzos como bajista y vocalista de MORBID ANGEL, una de las agrupaciones más importantes que el Death Metal nos ha dado. Su paso por dicha agrupación, en dos periodos, 1986-1996 y 2004-2015 respectivamente, marcaron un antes y un después dentro del mundo death. La vertiginosidad para ejecutar el instrumento, así como su sólida forma de cantar, hacen de David un artista atractivo para los entendidos del género. El pasado 2017 decide convocar a Tim Yeung quién fuera baterista de MORBID ANGEL desde el 2010 al 2015 y suma a Ira Black guitarrista Americano, que ha formado parte de DOKKEN más el joven guitarrista de 35 años de edad, nacido en Sao Pablo (Brasil)  Bill Hudson, quien forma parte activamente de Dirkschneider , banda del legendario UDO y de ni más ni menos que TRANS-SIBERIAN ORCHESTRA entre otros.

Mr. Vincent, realizó su primer show del año,  el 31/01/18, en el mítico Whisky A Go-Go. A partir de allí se embarcaría en una gira, que no solo lo llevaría a recorrer Europa, sino que también lo traería hacia estas latitudes. El 28/04/18, la agrupación luego de su presentación en la provincia de Neuquén, tocaría suelo porteño para presentarse en Uniclub, un recinto de marco íntimo por llamarlo de alguna manera, pero con buenas prestaciones y servicios para el público,  teniendo en cuenta la dimensión del lugar. Los encargados de anteceder a la banda principal fueron los MATAN S.A , Wata y compañía arremetieron con un set sórdido, brutal, cargado de historias macabras y con actuaciones de lo más freak. Si gustás del Metal Gore y el terror, esta es la banda indicada para ver en vivo, si es que aún no lo hiciste. En un escenario reducido, los Argentinos encendieron la mecha definitiva, para esperar con ansias el plato principal.

La mesa estaba servida, alguno que otro que llegaba apurado, telón cerrado, intro oscura e industrial, momento de I AM MORBID. Comenzaba el set conImmortal Rites”canción que forma parte de “Altars Of Madness”  disco que vio la luz en 1989. Y te cuento, no perdió vigencia, no pasó de moda (aunque la moda en este género nos importa poco), porque Uniclub reventó, veíamos cervezas volando para todos lados, y Circle Pit generado por unos cuando. Arriba del escenario, la banda una aplanadora, agresiva y precisa por donde buscaras. Impecable sonido, eso me sorprendió, más aún siendo un lugar pequeño. Nada saturado, todo muy claro, podías pararte en detalle y lo tenías. Este último punto, creo que fue lo primero que atrajo mi atención, se podía disfrutar profundamente, claro hasta para el oyente principiante. Continuaron conFall from Grace” de “Blessed Are The Sick” disco de 1991, impecable la voz de David Vincent, su performance no coincide con su edad, parece veinte años más joven, debido a su excelente rendimiento, contundente, uniforme y potente.

Volvíamos a “Altars Of Madness”, en este caso sonaba Visions from the Dark Side”, Bill Hudson se lucía en los solos con speed picking y tapping. Una revelación para mi persona, sinceramente no pensé que me encontraría con tremendo guitarrista. Un músico que cuenta con una velocidad extrema en ambas manos, y con mayúscula, pero que se disfruta, por que verdaderamente se le entiende todo. Y hago hincapié en esto, por que es marca registrada en esta banda. Al primer freno, David nos saludaba y decía: “Es muy bueno verlos esta noche, aquí estamos todos los que apoyamos el Old School Death Metal”. La noche seguía tomando color y  sonaba “Pain Divine”  de “Covenant”  disco lanzado en 1993. Si no estabas al tanto, te lo cuento, el repertorio de I AM MORBID, se centra en la primera etapa de MORBID ANGEL, abarcando sus primeros cuatro álbumes.

En esta ocasión quiero destacar, así como durante todo el show, la performance, la manera, la tocada de Tim Yeung, un batero de la nueva camada de músicos extremos, de esos que pueden unificar, lo mejor de antes y toda la impronta del ahora, con una plasticidad extraterrestre. Durante todo el show, sus manos de desplazaron cual pulpo, cruzándolas, alzando las baquetas, y acompañando con bases tan veloces como te puedas imaginar. Una maquina, que así presentaba David: “Atrás mío tengo a alguien que me patea el trasero hace 10 años, el es Tim Yeung.  Para reafirmar y dejar claro sus capacidades  Tim se despachó con un solo del carajo, corto, pero que creo, se dejo saborear, por todos los que estábamos presentes. La noche caminaba hacia la recta final, y advertí algo interesante. Los que me conocen saben que soy un observador de los cantantes preferentemente, y también de los bajistas, sobre todo en vivo. Y con David Vincent me fui completo, no solo por su performance como vocalista, como mencionaba al principio, sino por su versatilidad como bajista. El tipo, toco con púa y también a dedo, pero sin caerse en ningún momento, dando lo que la canción necesitaba y por que no decorando alguna que otra vez, sin mucho, pero sólido siempre.

Por último, quisiera hacer referencia a Ira Black, otro músico que se llevo mi atención al igual que el resto de la banda. Ira es otro estilo de violero extremo, ya el hecho de utilizar guitarras Dean Dime, daba un indicio de los aires que podía llegar a tener. Con una mano derecha que no se dejaba ver en los solos, debido a su velocidad, el ultra pelilargo, sin que su largo cabello se enredara entre sus 6 cuerdas, mostró los yeites fusionados, entre sureños y metálicos. Ira al finalizar el show, y haciendo gala de su humildad a telón cerrado, se quedó a un costado del escenario, solo, firmando y saludando a cada quien que se acercó en busca de su atención, actitud de grandes, y de pocos. Haciendo un balance, David Vincent, demostró que tiene potestad para llevar este proyecto adelante, a pesar de las grandes críticas que ha tenido esta idea tributaria hacia su carrera, por llamarlo de alguna manera, que al final de cuentas no es más que un regalo, para que quién preste su oído amante del Old School Death Metal, despunte el vicio y vuelva a su hogar más que satisfecho.

Texto: Diego Villares

Agradecemos a Marcela Scorca vía FROM HELL FEST por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |






























publica_aqui