HAMMER “Realize”
Año: 2014 | País: Argentina | Género: Groove/Thrash Metal | Formato: CD | Sello: MTM Prod. Records
thumb image

Lista de temas:

1- Real Eyes
2- Energía
3- New Life
4- The Unseen
5- En pedazos
6- Circle
7- Nightwalker
8- At My Back
9- No More Lies
10- Latido
11- Anesthesia
12- No More Fucking Lies
13- …

Diecinueve años pasaron, si, 19, para que la mítica banda de la provincia de Córdoba llamada HAMMER edite nuevamente un nuevo disco de estudio. Por lo tanto, una situación así, amerita hacer un recuento del pasado para que estemos en tema. La llegada de la banda a la escena metalera nacional, y digo nacional, ya que no solo es una banda conocida en la provincia de donde son originarios, sino que también lo son en el resto del país, con notables pergaminos recolectados. Primero, allá cuando corría el año 1991, la banda formó parte de un compilado de bandas under que fue muy relevante para el momento, denominado, “Thrash – Lo Mejor Del Heavy Argentino”, siendo editado por el ya extinto sello Radio Trípoli Records. Para participar del mismo ganaron un concurso, y fueron seleccionados con otras tantas bandas, hoy en día, muchas de ellas reconocidas. Dicho sea de paso, en casa conservo alguna copia del mismo, pero más allá de eso, fue a través de la canción “Premonición” con la que hicieron parada y en cierta medida comenzaron a hacer ruido como la jerga cuenta. Cuatro años después la banda edita su primer disco “New Damage” (1995), en el cual vuelven a grabar la citada canción y ocho temas más. Claro que también grabaron ciertos Demos, como alguna que otra cosa en vivo, pero después de todo esto, la banda siguió tocando hasta que en un algún momento se disolvió, por así decirlo, después volvieron, al tiempo volvieron a descansar y así sucesivamente durante años. Detalles habrán muchos por contar al respecto, pero no vienen al caso.

Bien, bajo este manto de haber sido reconocidos por la MTV a mediados de la década del ’90 y cumpliendo sueños de telonear a bandas de primera línea internacional como MEGADETH, SEPULTURA, EXODUS, RATOS DE PORÂO, HELLOWEEN, GAMMA RAY y seguí sumando, más la chance de haber podido tocar fuera del país en algún momento, muestran que estamos ante una banda que no se conforma con poco. Probablemente ese poco conformismo, los ha llevado donde están, y la cuestión es que una vez que comunicaron su retorno, lo hicieron con todo; editando “Realize”, tocando, presentando el disco y participando en festivales como lo hacían en su momento, como el Cosquín Rock, por nombrar alguno. Así es que este disco, editado y masterizado por la banda y Edu Negrini, llega a nuestros oídos para que demos una opinión al respecto. ¿Y saben que? El disco está buenísimo, la banda no perdió la mística, mantienen el eje del sonido a pesar de las lógicas diferencias después de casi una veintena de años y erigen a dos de las piezas claves del engranaje para que esto funcione. Nos estamos refiriendo a sus miembros fundadores: Guillermo Cienfuegos en la guitarra/coros y a Gerardo Funes en la otra guitarra y voz líder.

Para que todo esto suceda también se complotaron con Ismael Bernabei en las cuatro cuerdas/coros y con Bruno Scotte en los parches, quienes se desempeñan en el grupo desde hace ya varios años. Pero bueno, adentrándonos en lo que es este segundo disco de la banda, debemos recalcar que sigue siendo HAMMER. Arrancan con una detonadora “Real Eyes” y se despiden con una súper detonadora “No More Fuckin’ Lies”. En medio de todo ese periplo, suceden muchas cosas. La banda básicamente está representada a mi entender por una filosofía más groove que por una faceta de thrash clásico, con lo cual, le meten una polenta y una rosca interesante. Hasta es más, por momentos manifiestan instancias traídas de géneros como el death metal, pero las voces roncas de Gerardo, los riff’s trabados de Guillermo y la velocidad recorrida desde las bases de batería y bajo van siempre el frente, rompiendo todo lo que a su lado pase. Quizá sea el bajo el instrumento que quedó con menor volumen dentro de la placa, pero los acentos y el trabajo de detalle en ese sentido me encantaron.

También te vas a encontrar con una banda, que esta vez, escribe en español e inglés, interpretando letras con las cuales tranquilamente vas a poder identificarte, de este modo, ese es un voto positivo también de mi parte, ya que en su pasado todo lo llegado desde la pluma lo era en idiomas foráneos, salvo la ya destacada “Premonición”. Canciones como “Energía”, “En Pedazos” o “Latidos” marcan ese eje, y no desentonan nunca del resto. Por otro lado, canciones como “New Life” o “The Unseen” poseen riff’s demoledores y la banda alterna con tiempos distintos o “medios tiempos”. No se vuelven locos en ir al palo con una propuesta toda desarmada y poco concreta, al contrario, trabajan mucho intercambiando los temas con potentes distorsiones y voces guturales que llegan desde lejos. También algunas intro’s de guitarras acústicas, como así también se olfatean canciones de sonidos similares a lo realizado por los también recién reunidos A.N.I.M.A.L., como por ejemplo, cuando uno escucha canciones como “En Pedazos”. De lindo estribillo, pegadiza y de una fortaleza envidiable.

Los guitarristas tampoco se quedan atrás y le meten rosca a los riff’s, bien grooveros, como buscando algún pogo, los cuales serían difíciles de sostener con canciones como “Circle” o “Nightwalker”. A lo largo del tracklist, se pudo notar igual que no nos encontramos con canciones de larga duración, al contrario, en su gran mayoría todas están por debajo de los cuatro minutos, lo que le da otra algidez al disco en si cuando uno lo digiere. “At My Back” o “Anesthesia” son ejemplo de esto, las que con rudeza muestran la faceta más violenta de la banda. También cortan el juego y la llegada de canciones como “No More Life”, extraída del primer disco, la cual ha sido regrabada y reeditada para esta ocasión de muy buena manera, muy eficientemente. Clara, prolija y llenadora para los tiempos que corren. El final del disco llega con algunas de las canciones ya citadas anteriormente, y las mismas, cierran el telón como debe ser, con potencia y con letras que hablan de la lucha interna del ser humano.

Ojalá que esos cuatro ojos que figuran en la tapa, nos sigan mirando, como lo hacen ya desde hace 27 años. ¿Dónde están los que dicen que el heavy metal nacional está muerto? Bueno, al parecer ni para HAMMER, ni para la gente que los reconoce, esto sea percibido; y su regreso, no solo se ha realizado para revitalizar las almas de quienes los siguen, sino también para avisar de que hay una parte de nuestra región central de Argentina que dice estamos vivos. Probablemente hace veinti pico de años atrás era una “Premonición”, hoy es un hecho y acá estamos para contártelo.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

Contacto con la banda: https://www.facebook.com/HammeROficialFacebutt

Se agradece a Guillermo Cienfuegos por la facilitación del material.




























publica_aqui