thumb image
Entrevistamos a Timo Kotipelto de STRATOVARIUS: “…siendo honesto, amo tocar en Buenos Aires”

Con motivo de una nueva presentación de la banda tuvimos oportunidad de charlar brevemente con su cantante TIMO KOTIPELTO quién nos contó varias curiosidades y compartió recuerdos muy agradables con nosotros. Una breve pero entretenida entrevista.

Metal-Daze: – Hola Timo, ¿cómo estás?

Timo Kotipelto: – Hey, hola. Estoy bien! El invierno esta llegando a Finlandia pero más allá de eso estoy bien (risas)

MD: – acá todo lo contrario, hoy estamos con un día muy caluroso esperando unos 29 grados

TK: – Oh mierda! Acá estamos bajo cero.

MD: – Bueno, ya que tenemos unos minutos no más, ¿qué te parece si comenzamos? Eres reconocido mundialmente como la voz de Finlandia, la voz de Power Melódico. Imagino que es una gran responsabilidad. Hoy a tus 50 años y con toda tu experiencia ¿Cuáles son los sacrificios que debes o debiste hacer para mantenerte en forma y no solo no defraudar a los fans y a la crítica con tu performance, sino a ti mismo, en cada show en vivo y cada gira?

TK: – Antes que nada, gracias por el cumplido, nunca me he sentido como LA voz del power metal o algo así, pero es algo lindo de escuchar. Y sí, cumplí 50 en marzo. En cierto modo creo que he tenido suerte por haber podido dedicarme a cantar pero a la vez, como bien lo has dicho, también tuve que hacer muchos sacrificios. Todos los vocalistas, o al menos una gran mayoría, aquellos que verdaderamente quieren hacer una carrera del canto, están obligados a hacer ciertos sacrificios. En cuanto a mí, tiene que ver con aquellos momentos, especialmente en el pasado, en que el resto de los chicos querían salir de joda (fuerte) después de cada show y yo apenas si me tomaba un par de cervezas siempre y cundo no hubiese un show al día siguiente. De todas maneras, he bebido suficiente alcohol en mi vida y no creo haberme perdido nada (risas). Pero bueno, todo se reduce a tratar de dormir la mayor cantidad de horas que puedas, eso es para mi lo mas difícil principalmente cuando estas de gira. Por ejemplo, no recuerdo bien, pero creo que fue hace unos 15 años en Sudamérica donde tuvimos 5 shows seguidos sumados a vuelos muy temprano por la mañana y eso me dejaba apenas 3 a 4hs para dormir por día. Por supuesto que después del tercer o cuarto show tenia que tomar cortisona para poder cantar porque estaba agotado y luego del último show no pude hablar por dos días. En cierta forma es un negocio riesgoso y tienes que tener mucho cuidado para no arruinarte la voz. Otra cosa que recuerdo fue en 2010, girando en Europa junto a HELLOWEEN, que llegue a casa dos días antes de navidad y estaba muy enfermo. Pensé que era una indigestión o algo similar, pero nunca me había sentido así, estaba muy mal. El tema es que luego me enteré de que parte del staff de HELLOWEEN también estaba como yo, solo que internados, porque tenían una infección bacteriana y yo tenia lo mismo. Por esa razón, arruiné mi voz por casi dos años porque tuve que cantar con una técnica equivocada debido al dolor que tenia y las molestias y fue un momento muy difícil al cual por suerte sobreviví. Y a veces pienso “no sería genial de repente cantar una octava más abajo?” y no me costaría nada pero no sería justo y yo no me sentiría bien haciéndolo. Ningún cantante puede sonar 100% fiel al disco en vivo, pero yo trato de dar lo mejor de mí siempre y para eso debo hacer sacrificios.

MD: me iba a guardar esta mas para el final pero, dado que estamos hablando del tema…Han visitados varias veces nuestro país, y han tocado en diferentes sitios y en diferentes condiciones; por lo que veo los conciertos de esta etapa del tour, tienen 2 o 3 días de diferencia por lo que no hay tiempo para un day off, lo cual es bastante exigente. ¿guardas algún recaudo para tener tu voz siempre en forma?

TK:  – El mayor problema es que ni bien termina el show el nivel de adrenalina es tan elevado que, a pesar de estar muy cansado, porque trato de dar el 100% y a veces siento que hasta dejo un pedacito de mi alma en el escenario, no me puedo dormir. A veces me toma unas 3 o 4hs, o quizás más, poder conciliar el sueño. Sin embargo, este tour a pesar de tener muchos vuelos no es tan terrible como giras anteriores, ahora puedo decir que no quiero hacer mas de 2 shows seguidos. En los tours europeos hemos hecho 9 fechas seguidas, pero luego del show te subís al micro y te dormís y te despertás ya en otro lado, es diferente. Pero este tour va a estar muy bien, no va a haber problema.



MD: – Volviendo al pasado,
cuenta la historia que cuando te presentaste para la audición con la banda, bastó con que entonaras algunas estrofas para que los integrantes de aquel entonces quedaran fascinados con tus capacidades vocales. Ha pasado mucho tiempo, ¿Qué sensación te trae recordar ese momento que cambió tu vida para siempre? ¿Cómo recuerdas aquel momento?

TK: – No tengo muy buena memoria pero recuerdo eso perfectamente (Risas). Yo estaba estudiando canto en Helsinki; sabía que si quería cantar en una banda de metal con mi tipo de voz entonces tenía que ir a Helsinki porque era el único lugar de Finlandia donde había muchos músicos, y por eso comencé a estudiar. Sin embargo, mi objetivo principal era conseguir un trabajo para poder chequear algunas bandas. Así, durante mi primer año en la escuela participé en unas diez bandas diferentes y en una de ellas, medio de hard rock, había uno de los miembros que conocía a un bajista llamado Jari Kainulaineen y algunos otros lo conocían a Tolki y así, sin que yo me enterará le comentaron que quizás yo podría ser un cantante para STRATOVARIUS. Yo ni siquiera estaba al tanto de que ellos estaban buscando cantante en aquel momento. Y un día, cuando llegué a casa, cuando aún no existían los Smart phones, me encontré con 6 o 7 mensajes en el contestador automático de Jari y Timo “Hey soy Jari/Timo por favor llámame…” y en ese momento no entendía nada, mi primer pensamiento fue “por que mierda debería llamar yo a estos tipos?!” (risas). Finalmente los llamé y ahí me enteré de que estaban buscando cantante y que querían conocerme. Me reuní con Timo, porque no tenía ningún demo grabado salvo alguna mierda vieja que sonaba mal, y me preguntó i podía ir al estudio en dos semanas y cantar algo. Me dijo que me aprendiera tres canciones, una de ellas era Hold on to your dreams no recuerdo las demás, y me acuerdo que era un día muy caluroso y ahí estaba este gran edificio blanco donde estaba el estudio y la banda ya estaba allí y habían comenzado a grabar la base de los tracks que luego serían Fourth Dimension. Así que entré, me puse a cantar y recuerdo verlos sonreír a los pibes. Cuando termino la sesión me dijeron “Vamos por una cerveza?” y nos fuimos a un pub ahí a 20 metros, pedimos unas cervezas y dijeron “Bienvenido a la banda” y yo tipo “ok, bueno” (risas). Dos o tres semanas después, estábamos en el estudio ya grabando las pistas de voz y cuando el disco finalmente se editó, mi primer show fue en un club de Helsinki y el segundo ya fue en Osaka, Japón y mi reacción fue nuevamente “ok, bueno” como sin entender lo que sucedía completamente. Así que fue como una cosa muy natural pero, ahora que lo pienso así, debería haber estado mas asustado pero para mi fue muy simple, era la música que siempre quise tocar y no tenía ninguna expectativa en ese momento, ni siquiera de una carrera de uno o dos años. Simplemente me subí al tren e hice lo que quise y sigo haciéndolo.

MD: – Que buena anécdota! Y así ingresaste en 1995, en una banda que se encontraba en pleno crecimiento, no solo en convocatoria y fans a nivel mundial, sino en pleno crecimiento creativo. A mi entender con tu aporte catapultaste la identidad de la banda, y reafianzaste su identidad, con un impecable trabajo como es Fourth Dimension, que dejó piezas invaluables en el Power Metal. Han pasado casi 25 años, de aquello, y me gustaría saber, si tuvieras que guardar un solo recuerdo de tu carrera en STRATOVARIUS, solo uno ¿Cuál elegirías?

TK: – Un único recuerdo!? Uh! Esa es difícil porque hay muchas y hay cosas buenas de estudio y de giras. Aunque la primera que se me viene a la mente fue una vez que fuimos a Caracas, Venezuela. Solo tocamos allá una sola vez así que llegamos al hotel y al día siguiente, cuando nos estaban trasladando hasta el lugar donde íbamos a tocar, había una cola de miles de metros de gente y yo no sabía que ya estábamos llegando entonces le pregunte al conductor de la van “Quién toca hoy? METALLICA o SLAYER o alguno de esos?” porque realmente había mucha gente. Y el tipo me contesta “No! Esta gente está acá por ustedes!” y lo miré y pensé “¿Qué mierda está pasando acá!?” no lo podía creer. El show fue en un anfiteatro al aire libre y estaba oscuro; a un lado había edificios comerciales y del otro lado era bosque o selva y toda la gente, dentro y fuera del anfiteatro, conocían todas las letras y cantaban con nosotros. Eran unas seis mil personas y fue impresionante. Ah! Y tengo otro recuerdo. Una vez tocamos en Buenos Aires en un lugar que se llamaba “Cemento” lo conoces?

MD: – Sí, de hecho estuve ahí. Fue la segunda vez que vinieron a Argentina, si mal no recuerdo para la presentación de Infinite

TK: – Ah ok! Bueno entonces seguro te acordás. Hubo una especie de solo de batería creo y yo me fui del escenario a buscar mi cámara y pensé “voy a filmar esto, a la gente y a la banda!” pero cuando volví al escenario no podía filmar nada porque la lente y la pantalla estaban todas empañadas, no veía nada. Había tanta humedad! Recuerdo que llovía desde el techo y hacia un calor infernal y eso es algo que no me lo olvido más!

MD: – Sí, claro que lo recuerdo. Hacía mucho calor y el lugar estaba sobrevendido, había mucha gente! Que bueno que lo recuerdes. Continuando con el pasado, cuando Tolki se fue de la banda en un momento tan delicado fue algo muy duro para ustedes. ¿Volviste a hablar con él alguna vez?

TK: – Sí, de hecho nos vimos rápidamente este año luego de un show en Helsinki, creo que fue en abril. Él se contactó con Jens o Matías y acordamos que si quería podíamos incluirlo en la lista de invitados y encontrarnos luego del show. luego, cuando el show terminó estuvimos un rato juntos y esa fue la última vez que lo vi y la primera luego de muchos años. Fue…agradable ver a alguien con quién tocaste durante tanto tiempo en el pasado y que fue parte fundamental de la banda.

MD: – Sí, me imagino. De hecho me preguntaba si, luego de los conflictos que hubo entre Uds., existe la posibilidad de reconstruir la relación personal y profesional y pensar en algo juntos para celebrar los 25 años de Fourth Dimension por ejemplo

TK: – Mmm… para serte honesto, no estoy seguro de que su salud esté en buenas condiciones para afrontar algo así. Él ha hablado abiertamente acerca de sus problemas psicológicos, creo que el diagnóstico es bipolaridad, y no podría encarar una gira en esas condiciones. Pero realmente le deseo lo mejor. De hecho creo que estuvo girando por Sudamérica con músicos locales no hace mucho, no? Y siempre esta planeando nuevos proyectos y bandas por lo que le deseo mucha suerte; pero sinceramente no lo sigo demasiado.

MD: – Matias Kupiainen ingresó a la banda y logró componer tres canciones para el álbum Polaris (2009), al que su presencia le da un aporte muy fresco. Es un gran guitarrista ¿Cómo dieron con él? ¿Cómo fue el proceso de selección para la nueva guitarra de STRATOVARIUS?

TK: – El proceso fue simple. Lari, Jens y yo estábamos discutiendo acerca de qué tipo de guitarrista queríamos en la banda y todos acordamos que tenía que ser un violero prolífico. Jens estuvo tocando un tiempo con YNGWIE MALMSTEEN y entonces dijo “Tenemos que encontrar a alguien que sea super talentoso” pero además necesitábamos que fuera versátil y buena persona. Y una vuelta Lauri estaba en un club en Helsinki viendo un festival llamado Guitar Heroes o algo así y cuando volvió nos comentó que había un guitarrista que le había llamado mucho la atención que nunca hacía tiempo no veía a alguien tocar tan bien y entonces pregunté su nombre e inmediatamente me sonó familiar, como si ya lo hubiese visto antes en algún lugar pero no logré recordarlo. Luego Lauri nos mostró unos videos de esa fecha y automáticamente quedamos sorprendidos; hasta toco partes de cosas de STRATOVARIUS en su presentación. Así que conseguí su número, no se cómo, lo llamé, agendamos una reunión y ahí me di cuenta de que lo conocía de antes, alrededor del 2000 aproximadamente pero en aquel momento el era productor y yo no sabía que era tan bueno con la guitarra. Y esa es la razón y la historia de Matias en la banda; vimos un video y supimos que él era el indicado.

MD: – STRATOVARIUS ha pasado por muchos momentos diferentes, cambios de músicos, cambios en la orientación de la música, etc. Sin embargo, los fans siempre estuvieron ahí siguiéndolos. ¿A qué piensan que se debe esta fidelidad del fan por la banda en todas sus etapas? Si te pararas a verlo desde afuera ¿Cuál es el condimento que tiene STRATOVARIUS, que logra enamorar tanto a sus seguidores?

TK: – En mi opinión creo que la razón principal, la clave, está en que amamos lo que hacemos y no somos falsos con nuestra música. Y la gente se da cuenta de eso. Sobre todo sobre el escenario porque si pienso “Ok, estas son mis horas de oficina y no me gusta esta música pero la toco porque es lo que me genera un ingreso” esa no es la actitud correcta. En cambio, salimos ahí y damos todo, dejamos parte nuestra en cada show y eso no se pude falsear; no se puede pretender que uno es algo que no es, al menos para mi y, asumo, que para todos en la banda. Y además, siempre hemos sido honestos con nuestra música a pesar de haber atravesado momentos conflictivos, y seguimos haciendo este tipo de música y realmente disfrutamos de lo que hacemos por lo que creo que esa es la razón por la que nos siguen. Te digo más, fue realmente gratificante en los últimos dos años, no se que mierda pasó, pero de repente aumentaron muchísimo las reproducciones en Spotify y eso nos muestra que hay mucha gente interesada en lo que hacemos. Y no creo que la música que hacemos alguna vez se vuelva masiva, y eso es algo que me gusta. Es cierto que hoy STRATOVARIUS es mucho más grande que hace 10 años atrás pero fuimos mucho mas grandes hace 20 años y es así, los géneros suben y bajan en popularidad según la época y me siento feliz de ser uno de los sobrevivientes del boom del power metal, y que la gente nos redescubra. También hay algo de que la gente que nos escuchaba a mediados de los 90 quizás hoy tenga hijos lo suficientemente grandes como para ir a un show e interesarse por la música que escuchaba su padre y eso es muy lindo. De hecho, muchas veces veo niños, con sus padres, en los shows haciendo los cuernitos con sus manos y es maravilloso; y así la música pasa de generación en generación.

MD: – Bueno Timo, ya nos estamos quedando sin tiempo así que voy por la ultima. Has estado aquí ya varias veces y conoces al publico local, por lo que te dejo este último minuto para que digas lo que quieras o expreses tus expectativas para el show que se viene

TK: – Principalmente agradecer por todo el apoyo a lo largo de los años. Sinceramente, soy muy malo chupando medias y siendo honesto, amo tocar en Buenos Aires. La gente es fantástica y gritan como nadie así que va a ser un gran show. Vamos a tocar clásicos, algunas canciones que nunca hemos tocado en vivo y algunas versiones especiales de viejos temas, por lo que estoy muy ansioso por llegar allá. Así que vengan y pasemos una gran noche juntos!

MD: – Seguramente allí estaremos todos. Timo, muchas gracias por tu tiempo y todo lo mejor para el resto de la gira.

TK: – “Muchas Gracias”, nos vemos!

Entrevista: Diego Villares y Estanislao Aimar

Traducción y transcripción: Estanislao Aimar

Agradecemos a Coco Cabrera de Gaby Sisti Press por su colaboración para poder realizar la entrevista

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados






























publica_aqui