thumb image
Entrevistamos a Robin Staps a días de su primera visita a la Argentina con THE OCEAN: “Cada banda tiene una historia única, y es difícil hacer comparaciones.”
Motivo: Visita a la Argentina | Fecha: 17.10.2016 | Ciudad: Buenos Aires | Lugar: The Roxy Live!

MD: ¿Cómo estás Robin? Es un gusto poder cruzar unas palabras con vos. Gracias por abrir las puertas a nuestro medio para poder conversar un poco. Bueno, contanos, ¿qué implica para ustedes venir por primera vez a la Argentina? O mejor dicho, quizás a Sudamérica. Seguramente te han hablado de cómo somos acá como público, ¿qué expectativas tienen?

RS: Estamos muy entusiasmados de venir aquí por primera vez. Personalmente, solo he visitado Bolivia y Perú, en un viaje por mi cuenta como mochilero hace muchos años. Nunca hemos estado allí con la banda. Me encanta el continente y tenemos curiosidad por ver si Pelagial ha llegado allí antes de que nosotros lleguemos.

MD: ¿Hace tiempo que tenían ganas de llegar imagino no? ¿Cómo surgió la propuesta para hacerlo?

RS: Le pedí a nuestro representante europeo que se fijara si había interés en nosotros en América del Sur, y resultó que había suficiente interés como para armar una pequeña gira. Organizamos este viaje en torno a un festival en San Pablo.

MD: Una de las primeras preguntas que definitivamente tengo que hacerte es acerca del nombre de la banda. Contanos cómo fue el cambio de nombre y demás. Me han desorientado bastante en ese sentido, por un lado se llaman THE OCEAN, por otro COLLECTIVE… ¿A qué se debe esto? Y siendo congruente con eso. ¿Por qué decidieron llamar la banda así? ¿Se sienten estratificados como los distintos niveles del océano?

RS: Empezamos como un colectivo con distintos miembros en el 2001. A veces teníamos tres o cuatro guitarristas distintos en la banda, además de un grupo de músicos clásicos que, en cierta forma, eran parte de la banda, pero no miembros permanentes. Decidimos mantener este equipo después de que el colectivo se consolidara en una formación más constante, ya que siempre tocábamos con gente distinta y siempre había habido mucha gente aportando y que no era miembro de la banda, pero aun así era muy importante para crear lo que hacemos: músicos invitados, artistas de video, diseñadores de iluminación, músicos clásicos, etc. De esa manera, somos las dos cosas: THE OCEAN  y THE OCEAN COLLECTIVE.

MD: ¿A qué se deben estos tres años de silencio desde el estudio? O bien, ¿vienen trabajando en silencio desde hace un tiempo en el sucesor de Pelagial? ¿Será conceptual? ¿Podrías adelantarnos aunque sea el tópico sobre el cual escribirás?

RS: No, todavía no te lo puedo decir. Ni siquiera te puedo decir si será otro gran álbum conceptual. Ya lo hemos hecho así tres veces, así que puede que sea hora de un enfoque más simple, más racional, pero aún no está decidido. Hemos pasado los últimos tres años sacándole la mierda a Pelagial, por lo que no hubo mucho tiempo para otras cosas aparte de eso. Sin embargo, hay mucho material escrito, y esperamos grabarlo a comienzos de 2017.

MD:  ¿No te parece que esta complejidad en las letras y en la música reducirá la cantidad de seguidores de la banda? O sea, no todos están preparados o listos para este tipo de material. ¿Te preocupa?

RS: No, en serio. Hacemos lo que hacemos porque nos encanta y porque buscamos desafíos. Estamos felices si otras personas nos siguen a través de estos desafíos, pero no escribimos ni tocamos para satisfacer a nadie más que a nosotros mismos.

MD: No es muy común que una banda edite dos discos en un año. A ustedes esto les pasó con Heliocentric y Anthropocentric allá por el 2010. ¿A qué se debió eso? ¿Son álbumes que están ligados en algún sentido?

RS: Sí, por supuesto. El material fue escrito casi al mismo tiempo y era demasiado como para que entrara en un solo disco. Desde el punto de vista conceptual, Anthropocentric continúa la crítica universal del Cristianismo que comenzamos con Heliocentric. Si bien el primero enfocaba el tema más desde una perspectiva histórica, centrándose en el giro copernicano y los efectos que tuvieron los descubrimientos científicos de esa época en la creencia cristiana y el poder de la Iglesia, el último enfoca el tema desde un ángulo más filosófico y personal. La pregunta central es la contradicción del problema de la teodicea: si Dios existe y tiene los tres atributos principales que los cristianos quieren que tenga: omnisciencia, omnipotencia y benevolencia, entonces, no podría existir el mal en el mundo. Si aceptas que existe el mal —lo cual, supongo, no es muy difícil que cualquier persona admita; entonces, al menos uno de esos tres atributos no puede ser cierto. Si Él fuera benévolo, no toleraría el mal. Y si fuera omnipotente, tendría el poder de no tolerar el mal y sería capaz de cambiarlo. El álbum gira en torno a este problema: la relación entre el hombre/la razón y Dios.

MD: No solo la música es compleja en THE OCEAN, sino también las letras. En particular, en sus últimos tres álbumes. Hasta donde tengo entendido, Heliocentric y Anthropocentric son, en cierta forma, una crítica al Cristianismo y un tributo a la ciencia y a aquellos que se animaron a confrontar el paradigma en esa época. No es común encontrar este tipo de letras. ¿De dónde suge la inspiración? ¿Leés a Nietzsche o Dostoyevski?  

RS: Sí, soy un ferviente seguidor de ambos y he implementado muchas citas y referencias en las letras de todos nuestros álbumes. «Wille Zum Untergang», por ejemplo, de Anthropocentric es una referencia a Nietzsche, «Rhyacian: Untimely Meditations», de Precambrian, está lleno de citas de Nietzsche, y los tres capítulos de «The Grand Inquisitor» en Anthropocentric hacen referencia al capítulo del mismo título en Los hermanos Karamazov, de Dostoyevski.

MD: Sos definitivamente el mentor de THE OCEAN. ¿Cuáles son tus influencias al momento de componer? Y en la actualidad, ¿qué bandas escuchás? 

RS: Escucho mucha música electrónica contemporánea en estos días y mucho post-rock. Algunas bandas que actualmente estoy escuchando mucho son Tangled Thoughts Of Leaving, pg.lost, Grails, Spook The Horses… Estoy trabajando con muchas de estas bandas por medio de mi discográfica Pelagic Records.

MD: Revisando la historia de la banda me encontré con que pasaron por el seno de la misma muchísimos músicos. ¿A qué se debió esto? ¿Sentís en algún punto que eso fue beneficioso para la estructura de la banda en sí?

RS: Creo que ya respondí en gran parte esta pregunta. Si fue útil o no, no lo sé. Así es como fueron las cosas desde un principio. Cada banda tiene una historia única, y es difícil hacer comparaciones. Lo que funciona para una banda puede o no funcionar para otra. Nunca elegimos que esto sea como fue; simplemente, sucedió como parte de un proceso de desarrollo orgánico e imprevisible, llevado adelante por las personas que pusieron sus corazones, vidas y energías en esta banda en ese momento.

MD: En este sentido y sin irme del tema ex miembros de la banda, he leído en la página de ustedes cosas como estas: “Some may have died or sunk into alcoholism; others may still be alive but have just mysteriously disappeared at some point, even during tours…”. Anécdotas, miles, ¿no? ¿Alguna graciosa?

RS: Innumerables. ¡Pero no sé dónde comenzar!

MD: Por otra parte, Pelagial, que, como dijo la banda, es un viaje a las profundidades del mar, además de a la mente humana. Acá entra en juego la psicología. ¿Tenés alguna formación académica en Psicología o Filosofía? ¿O simplemete te gustan? ¿Cómo te sentís después de escribir esas letras y viajando tan profundo hacia el interior de tu mente? ¿Sos el tipo de persona que pelea contra sus propios demonios?

RS: Tengo una maestría en Filosofía, pero no creo que eso sea necesario para escribir letras profundas. Gran parte de mis letras son bastante abstractas y personales, y emocionales en vez de analíticas. En lo que a composición de las letras para Pelagial concierne, fue una experiencia catártica. En lo personal, estaba atravesando un momento complicado y me enfrentaba a mis demonios todos los días. Sin embargo, había esperanza al final del túnel en ese momento, esperanza que más adelante se perdió, después de que se publicara el álbum. Es importante combatir tus demonios, pero también es igual de importante comprender qué demonios pueden ser una parte inseparable de tu ser, porque no tiene sentido pelear contra ti mismo o contra tu propia naturaleza.

MD: Pelagic Records tiene, entre su lista de artistas, dos bandas muy peculiares: MONO y GOD IS AN ASTRONAUT. Ellos también crean música muy introspectiva y ambiental. ¿Que pensás de su música? ¿Alguna vez estuviste de gira con ellos? ¿Cómo fue la experiencia?

RS: Ya no trabajamos más con GIAA, pero tenemos lazos fuertes con MONO. El año pasado, lanzamos con ellos un EP compartido, titulado Transcendental, e hicimos una gira juntos en Europa el otoño pasado. Fue una gran experiencia, dos bandas muy distintas juntas en el escenario todas las noches, que todavía tienen muchos puntos en común. Son fabulosos, gente humilde y excelentes músicos. Hacer una gira con ellos fue un placer y un honor.

MD: ¿Qué implica estar en un sello discográfico como METAL BLADE para ustedes? Les pregunto esto, ya que probablemente sean unas de las bandas de sonidos más extraños que haya contratado el sello.

RS: Ha sido estupendo trabajar con ellos los últimos diez años. Han aportado considerablemente a la creación de esta banda, en Europa y en los EE. UU., y siempre han apoyado nuestra visión artística. Por eso, estoy agradecido de tener una discográfica tan copada, incluso ahora que tengo mi propia discográfica y puedo, en teoría, hacer todo yo mismo. Hemos decidido hacerlo de esa así solo en lo que a vinilos y comercialización se refiere, pero dejamos a THE OCEAN en el puerto de Metal Blade para nuestros próximos álbumes.

MD: Bueno, dejo un tiempo para vos por si le querés hacer llegar unas palabras a los fans de la banda.

RS: Estamos ansiosos por tocar en Buenos Aires. Lamentablemente, no estaremos más de dos días en la ciudad, así que no es mucho como para ponerse en onda realmente, pero tendremos tiempo para unas cervezas después de nuestro recital al menos. ¡Nos vemos allí pronto!

Entrevista: Hernán Mazón & Estanislao Aimar

Traducción: Laura Ojeda de ForXport

Fotografía: De prensa

| © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados | Facebook | Twitter |






























publica_aqui