thumb image
Entrevistamos a Diego Solís de ARPEGHY: “Hemos juntado experiencia buena y mala. La parte buena hay que quedársela y mejorarla. La parte mala deja una enseñanza para no volver a tropezar con la misma piedra”.

El próximo 28 de Octubre en The Roxy Live ARPEGHY estará festejando 10 años de vida. Si bien es una banda de la cual hemos hablando en varias oportunidades, nunca los habíamos entrevistado. He aquí la charla que mantuvo Rodrigo con Diego Solís, el virtuoso violero que tiene la banda Argentina practicante de heavy metal:

METAL-DAZE: – La banda cumple 10 años. ¿Qué recuerdan del primer ensayo o el primer show?

Diego Solís: – Un ensayo que recuerdo perfectamente, fue el primero con Jorge. Con Sergio (Rocky, batería) ya veníamos ensayando hacía varios meses. Como se nos fue el tecladista de ese momento, Rocky presentó a Jorge, su ex compañero de Parte del Asunto. Nunca me gustaron los cambios de integrantes y yo tenía mis dudas. Ya conocía la historia: conseguir un músico, ensayar tres meses y que se vaya otro músico distinto al que acabas de reemplazar y es un vuelta a empezar.  Es la historia sin fin de las bandas que intentan arrancar. Pero ni bien Jorge puso las manos arriba del teclado y empezamos a zapar, pensé (y me disculpo por no suavizar los términos): “La puta madre… esto va a estar buenísimo”.

MD: – ¿Cómo se sienten hoy en lo que refiere a la escena nacional? ¿No diría “veterana”, pero sí se ven como una banda “experimentada”?

DS: – Creo que somos una banda escuchada y respetada, quizá no seamos los más conocidos, pero muchas veces sabemos que nuestro nombre “anda por los pasillos”. El trabajo del día a día sigue como el primer día. Poner todo, gastar dinero, tomarse tiempo para esto. Sabemos que ya no son los 70’s u 80’s donde se vendían discos, las bandas eran muchas menos, había más novedades a nivel musical. De todos modos, no bajamos los brazos, seguimos adelante con las mismas ganas que al arrancar con el proyecto. Obviamente, hemos juntado experiencia buena y mala. La parte buena hay que quedársela y mejorarla y la parte mala deja una enseñanza para no volver a tropezar con la misma piedra.

MD: – Claramente pueden establecerse dos “etapas” de la banda, marcadas por los vocalistas que formaron parte de la banda, Mario Gonz (2007 al 2012) y luego el ingreso de Alejandro Fernández (2012 al presente). ¿Qué cosas creen que Alejandro sumó a la banda desde su ingreso?

DS: – Ale sumó experiencia, compromiso y musicalidad… Es perfeccionista al extremo. No le gusta dar nada por sentado, no le gusta dejar nada a medio hacer. Creo que también le aportó otro “aire” a la banda, ayudó a cambiar el rumbo, para bien, por supuesto. La grabación de “Claroscuro” estuvo a cargo de él, o sea, grabó a cada integrante, cada instrumento. Ha pasado días dentro del estudio, literalmente. Eso fue otro gran aporte. Ninguno de nosotros podría haberlo hecho.

MD: – Algo que sobresalta en la historia de la banda es haber trabajado con Oscar “Chino” Asencio, que venía de trabajar con gente ajena al género, como Marcela Morelo o Emanuel Ortega. ¿Cómo fue esa experiencia?

DS: – Fue una de las primeras apuestas que hicimos para desmarcarnos del resto, costumbre que aún conservamos. Queríamos tratar con una persona con experiencia y que tenga ideas frescas y una mirada sobre la música y los discos que no sea pura y exclusivamente la del ambiente metalero. El resultado fue muy satisfactorio. Logramos llegar a las grandes FM’s con “No sé vivir”, algo bastante difícil para una banda de Hard Rock/Metal. La visión del Chino como productor artístico fue fundamental. Al día de hoy conservamos una gran amistad con él.

MD: – El otro día me llevé una gratísima sorpresa al escuchar una canción de ustedes en la radio y fuera del horario de un programa del palo. También se los puede ver cuando fueron a C5N. ¿Está cambiando algo en los medios o son solo pequeños oasis en un mar de indiferencia hacia al metal?

DS: – Tuvimos la suerte de estar en radios masivas, y haber llegado a la TV. Quizá hace 30 años significaría que estábamos por dar el gran paso y vivir de esto, pero hoy es diferente. Ha cambiado mucho todo lo que respecta a los medios… O sea, Internet casi que se apoderó de todo. La TV se mira por Internet (no siempre ni todo el mundo, no?), la radio también, de hecho gente grosa de radios grandes nos ha dicho que su público los escucha más por Internet, los diarios se leen por Internet, hay redes sociales que tomaron un gran lugar como medio de comunicación. Tiene algo bueno y algo malo, por supuesto. Así como tenés más difusión y llegada a lugares que no hubiera sido posible hace 20 años, tenés menos discos vendidos, menos público que sale a conocer bandas y todo el esfuerzo y tiempo que uno le da al proyecto parece no alcanzar. De todos modos, uno lo hace igual porque ama la música, no se puede abandonar esto, hay que ponerle el pecho a las balas.

MD: – Más allá de haber participado en el tributo “Abrazando al Rock and Roll”, el sonido propio de la banda remite a Rata Blanca. ¿Ven a la banda de Giardino como su principal referente o también ven otros estilos como parte de la composición de la banda? ¿Cuáles serían en ése caso?

DS: – Rata Blanca fue un referente y lo es todavía. Es una banda que tiene una gran trayectoria y supo dejar una marca en las bandas que siguen por este camino. Pero no fueron sólo ellos, Yngwie Malmsteen, Deep Purple, Whitesnake, Iron Maiden, Aerosmith son otras grandes influencias que tuvimos. Al traer cada uno sus influencias, distintas y no tanto, le dieron a la banda un nuevo sonido, una nueva personalidad. Supimos complementar todo eso a la hora de escribir y hacer canciones, creo que se puede escuchar esa diferencia entre “Mi camino” y “Claroscuro”.

MD: – Como pasa con la mayoría de las bandas nacionales, gran parte del currículum pasa por haber sido soporte de visitas internacionales. En su caso es bastante extenso el listado. ¿Cuál fue la mejor experiencia que tuvieron con músicos de afuera?

DS: – No podría nombrarte solo una… La fecha que tuvimos con Aerosmith fue la primera que nos puso en un estadio enorme. Ya habíamos pasado por el Estadio Malvinas Argentinas en algunas ediciones de “Metal para todos”, y por el playón municipal de Caseros junto a Rata, que no es un estadio, obviamente, pero juntó más de 30 mil espectadores ese día! Y quizá una fecha más chica pero muy buena fue la vez que tocamos con Symphony X en el Teatro Vorterix. Terminamos la fecha charlando con ellos, sacándonos fotos, tomando champagne. Fue buenísima la experiencia, muy divertida, realmente.

MD: – Más allá de la celebración de los 10 años, ¿qué planes tiene la banda en lo inmediato?

DS: – Estamos componiendo, escribiendo letras, apuntando todo al próximo disco. No podríamos decir cuando se hará, pero la idea es que sea el año próximo. Ojalá los tiempos ayuden para que sea así. Lleva bastante trabajo hacer un disco, sobre todo cuando la banda es independiente. Todo recae sobre nosotros.

MD: – ¿Cómo se están preparando para el show en el Roxy, el 28 de octubre próximo? ¿Alguna sorpresa que se pueda contar?

DS: – Puedo decirte que el show va a tener una parte visual, no solo musical, va a haber invitados de lujo y quizá algunos temas nuevos. No queremos “quemar” nada! Ya tenemos confirmaciones de algunos de los invitados, otros tienen la agenda un poco más apretada, por lo que aún estamos esperando tengan un lugarcito para nosotros.

MD: – Siempre me gusta terminar las notas con alguna pregunta más personal o fantasiosa. Supongan que mañana se les aparece un Hada Mágica del Metal y les dice que pueden convocar cualquier músico del mundo para tocar de invitado el 28 de octubre. ¿A quién elegirían?

DS: – (Risas) Es buena pero difícil la pregunta… Creo que Bruce Dickinson podría ser el elegido. Espero nos esté leyendo y se cope!! 

Entrevista: Rodrigo San Miguel

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

Alta 28 de Octubre 2017_2






























publica_aqui