thumb image
Entrevistamos a Ash de NARGAROTH: “Las bandas vienen cada vez más acá porque es un nuevo territorio donde pueden ganar dinero, les gustan las mujeres, la comida, pero detestan la cultura”
Fecha: Viernes 9 de Marzo de 2018 | Hora: 22.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: Uniclub

El pasado 9 de Marzo después de que NARGAROTH hiciera su segunda presentación oficial en la Argentina, tuvimos la chance de conversar mano a mano con su mentor, líder y máximo compositor: nos estamos refiriendo a Rene Wagner (a.k.a. ASH). Durante alrededor de 16 minutos repasamos parte de su vida actual, el tour, de la cultura Sudamericana, sus vivencias personales, las decisiones que ha tomado en su vida y hasta como ve a la escena extrema mundial. Es más, hasta tuvimos tiempo de conversar acerca del incidente sufrido por el ARA San Juan, situación que impactó mucho en su persona de acuerdo a las palabras transmitidas por el mismo.

Auténtico, duro y sin pelos en la lengua fue la vivencia que también nos transmitió acerca de ASH nuestro cronista Hernán Mazón, quién fue recibido más que con toda la onda por el músico en camarines mientras BELPHEGOR ya estaba tocando. Dejamos por acá la nota tal cual la vivió y al pie el audio de la misma:

METAL-DAZE: – Bueno, acá estamos con ASH, cantante de NARGAROTH. Muchísimas gracias por recibirnos, es un placer hablar con vos un poco. Sabemos que amás Latinoamérica y ha pasado mucho tiempo desde tu última visita, así que, ¡es un placer poder hablar con vos hoy! Así que contanos, ¿cómo estuvo el tour hasta ahora? ¿cómo va todo?

ASH: – El tour en sí te diría que es un 50 y 50. Del lado de los fans es muy bueno. Los de Brasil fueron muy buenos shows; Paraguay fue muy lindo, nos sentimos muy bienvenidos y descubrimos una linda audiencia. Sin embargo, la organización es medio una mierda. El promotor de Brasil nos mató de hambre ponele. Nos daban poca comida y tuve hambre todo el tiempo por lo que me enojé mucho y además tuvimos que pagar un montón de plata en el aeropuerto por el sobrepeso. Hoy pagamos U$1200 y luego de hablar con la aerolínea logramos bajarlo a U$900 y eso fue porque la organización quiso ahorrar plata y entonces no hizo la reserva declarando el peso real. Es un pelotudo, el tipo de “Darkdimensions” es un pelotudo. Todos están muy enojados con la organización y él ya hizo su descargo diciendo que no quiere volver a trabajar nunca más con NARGAROTH a lo cual le respondimos que es un sentimiento mutuo porque nosotros no volvemos a trabajar con él ni locos. Sin embargo, los shows en Brasil fueron muy buenos.

MD: – “Era of Threnody” es un gran disco que mantiene la estructura melódica de los trabajos anteriores, pero hay una clara diferencia si los comparamos ¿podés decirnos cuál es?

ASH: – Sí, el nuevo álbum “Era of Threnody” es más técnico, pero está basado en lo mismo que los demás: las emociones y lo que me pasa en la vida. Solo se trata de un cambio en el nivel de complejidad y tecnicismo, pero no pretendan que repita esto. Quizás el próximo disco suene a demo underground (risas). Lo que sea que me pase en mi vida lo expresaré a través de mi arte y por eso siempre sonará diferente.

MD: – Estuviste bastante callado desde la salida de “Jahreszeiten “ ¿Qué pasó durante ese período, en medio de estos dos últimos álbumes?

ASH: – Bueno mi vida continuó. En realidad, soy una tragedia caminante, cualquier cosa que me propongo funciona un tiempo y después la cago. Mi vida fue muy difícil por un tiempo hasta fui homeless, pero por voluntad propia. Quería vivir en la calle y vendí todo lo que tenía, mis autos, mis pertenencias, renuncié al trabajo… MD: – ¿Ahora no tenés casa? ASH: – Sí, tengo y estuve dos años viajando por el mundo (2015 – 2017) viviendo en diferentes países como México, Colombia o Canadá. No sé, tenía que pensar muchas cosas de mi vida. ¡Crecí! La puta crisis de media vida o algo así.

MD: – Si mirás a tu pasado cercano, ¿cuál es hoy tu visión de “Era Of Threnody”?

ASH: – ¿Mi visión? Bueno mi visión fue que pudiera sobrellevar aquello que me pasó entre 2015 y 2017, en eso se basó. De eso tratan las letras de ese álbum, fue una cuestión del alma, estaba desesperado y bla, bla, bla. ¿Entonces lo que espero es que con ese disco pueda definitivamente deshacerme de todo ese dolor, me entendés? Que me permita volver a ser fuerte, estar vital.

MD: – Creo que siempre ha habido una línea a seguir en cuanto a las letras a lo largo del tiempo, ¿a dónde apuntan las letras en este último disco?

ASH: – Bueno sí, hay una línea. Siempre escribo todo como si fuera un poema, hay rimas y métricas. Entonces básicamente escribo poemas y luego los hago encajar en la música. Esta vez lo hice nuevamente en inglés, pero quizás el próximo disco sea en alemán, quién sabe. Es más, quizás meta más español también, como ya lo he hecho.

MD: – Sí, escuché eso en el último disco. Es genial! Me dijeron que hablás un poco de español ¿es cierto?

ASH: – “Sí, un poquito” (NdeR: con acento de norteamericano hablando inglés). Sé cómo pedir comida como en México… “Ío quero dous quesadias por favour” (risas). De hecho, puedo entender más de lo que hablo. Si alguien me habla en español puedo entenderlo perfectamente pero quizás no pueda contestarle. Probablemente cuando vuelva a casa, ahora vivo en USA, me ponga a estudiar más español y la próxima vez que venga por acá podré hablar más con la gente. MD: – ¿Vos crees que el español es una lengua que continúa creciendo? ASH: – Creo que Chile o Argentina son muy lindos países para vivir una vez que me retire.

MD: – ¿Cuál fue el proceso de renovación durante los últimos años? ¿Participaron los músicos con los que estas girando del proceso compositivo del último disco?

ASH: – No, no, no. NARGAROTH soy solo yo. Una vez que tengo el material quizás hacemos algunos ensayos y de ahí comenzamos el tour. Así funciona, es mi proyecto. En algunos discos yo toco todos los instrumentos, pero en este último tuve músicos trabajando para mí porque yo estaba viajando mucho. Y necesitaba gente que tuviese los mismos sentimientos que yo en cuanto a sus vidas.

MD: – Sabés que en Argentina el metal extremo ha crecido mucho con el correr de los últimos años, no solo a nivel interno con la gran cantidad de bandas que están tocando, sino por las visitas que venimos recibiendo dentro del género. ¿Ven ustedes que esto sea un factor común a nivel mundial?

ASH: – Bueno te cuento la puta verdad. En Europa se toca demasiado. Las bandas están de gira todo el tiempo. Tocan en primavera, luego los festivales de verano y nuevamente en invierno, por lo que si quieres, puedes ver una banda diez veces el mismo año. Hay tantos shows que la gente ya no va, entonces buscan nuevos territorios para ganar dinero. Entonces cada vez vienen más y más para Latinoamérica. MD: – ¿Es el único camino? ASH: – Podrían ir a Asia, pero hay tantas bandas girando y tratando de ganar dinero que cada vez es más difícil y más difícil. Bandas como NARGAROTH y BELPHEGOR llevan más de veinte años en esto y es muy difícil vivir de esto. Por ejemplo, como te dije, ¡hoy tuvimos que pagar U$900 por el equipaje! Es como si agarraras tu ganancia y la regalaras, así de simple. Y eso jode porque del otro lado tenés todas estas “nuevas grandes bandas artificiales”, todas esas de las redes sociales llenas de disfraces y vestuario, y la tienen mucho más fácil. MD: – Yo creo que ustedes tocan esta música porque la aman, ustedes no quieren ser millonarios tocando esto. ASH: – Nosotros tocamos esta música porque nos gusta, no pretendo ser millonario en absoluto, pero básicamente las bandas vienen cada vez más acá porque es un nuevo territorio donde pueden ganar dinero, les gustan las mujeres, la comida, pero detestan la cultura. He hablado con mucha gente que ha venido acá y eso es lo que dicen “tienen muy buena comida, chicas hermosas pero la cultura no es buena” y entonces pregunto “¿para qué mierda vas si no te gusta la cultura?” y responden “…y bueno, tenemos que ganarnos la vida”. ¡Entonces ante eso digo “fuck you!”. Yo viví en México y en Colombia, hasta estuve cerca de la frontera con todo lo que eso implica, no conocen nada de Latinoamérica más que los estadios o clubes, los hoteles y los puteríos; eso es todo. ¡A la mierda todos!

MD: – ¿Qué pensás de Argentina? ¿tenés algún recuerdo especial de Argentina? o bien, ¿esta es una fecha más del tour?

ASH: – Conozco a Diego Maradona… (risas) yo veía el mundial en el que él jugó (risas). No soy fan del fútbol, pero conozco a Diego. En realidad, nunca había estado aquí, pero desde el momento en que aterrizas acá, o en Chile, podes darte cuenta, inmediatamente, que es una cultura completamente diferente a la de Colombia o Paraguay. Es muy Europeo, muy caucásico ¿Puedo decir eso sin ser políticamente incorrecto? En realidad, a la mierda con ser políticamente correcto. Es así y punto. Es muy caucásico, sofisticado, limpio. Me gustan los edificios, los monumentos, la gente en las calles, es gente linda. Me gusta ver como los viejos aún tienen esa especie “de traje” y se los ve sentados tomando algo, son como gente mayor con clase. Y las mujeres aquí aun usan vestidos, eso me encanta. En Europa las mujeres se ven muy masculinas, muy “hombre” bajo ese lema de que no quieren ser tratadas como femeninas. Aquí en cambio, las mujeres se ven como mujeres y los hombres como hombres y realmente aprecio eso. Chile es lo mismo. MD: – Eso es justamente lo que hablamos hace unos minutos atrás acerca de la cultura Latinoamericana…por esa razón quizás somos diferentes. ASH: – Y por lo que he visto hasta ahora, que es simplemente un pequeño fragmento del todo, realmente quiero volver a Argentina, pero en un viaje privado y visitar mucho más este país. Es más, me puso muy triste el año pasado la noticia del submarino que desapareció, estaba todo el tiempo pendiente de las noticias y poniéndome en el lugar de las familias, es una tragedia.

MD: – Si eso fue una tragedia. Yo por mi trabajo conocía a uno de los integrantes del submarino y fue realmente trágico. Quizás en algún momento puedas escribir algo al respecto, es un buen tema para una letra.

ASH: – ¡Oh si, quizás lo haga, puede ser!

MD: – Bueno, la última y te libero, ¿qué te pareció esta noche? ¿cómo te sentiste sobre el escenario? ¿fue diferente tener a argentinos o otros latinoamericanos frente a vos?

ASH: – En general, toda Latinoamérica es muy diferente. En Europa la gente es mucho más estática, simplemente están ahí parados mirando. Acá en cambio la gente se mete mucho más, les agarra esa fiebre del show. Es la primera vez que NARGAROTH viene acá así que estaban muy entusiasmados y expectantes (Nota del Ed.: Ya vinieron en el 2009, pero no tocaron. Se habían perdido en su momento dos vuelos -por problemas ajenos a ellos-, llegaron tarde y encima no pudieron tocar debido a las regulaciones de sonido impuestas por el gobierno). Estuve hablando con algunos amigos antes y un fan me dio la bandera de Argentina, que la tengo aquí en mi mochila, no la puedo encontrar ahora y realmente agradezco esa gratitud de la gente hacia nosotros.

MD: – Bueno y te dejo una últimas palabras para tus fans de acá de Argentina, Latinoamérica…

ASH: – No sé muy bien que decir más que estoy enormemente agradecido por el apoyo, que la gente se haya mantenido fiel a mí a pesar de todos los escándalos que me rodean y todas las cosas raras que hago. ¡Se siente muy bien que aun crean en mí y puedan compartir los sentimientos que expreso en mi música, eso me hace una persona muy rica!

MD: – ¿Dónde van ahora? 

ASH: – Chile, Bolivia, Colombia y no más shows.

MD: – Muchas gracias loco, agradezco tu tiempo, gracias por hablar conmigo un poco…con METAL-DAZE. METAL-DAZE es tu casa. 

ASH: – Gracias, gracias a vos.

Entrevista: Hernán Mazón

Sin acreditación de fotógrafo oficial.

Agradecemos a Santi Hellnoise por su colaboración para poder realizar la entrevista.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA:






























publica_aqui