EMERGED “Letting Go Of Certainties”

VIC Records
thumb image

EMERGED se fundo en el 2009 por Tom Palms y Bastiaan Boekesteijn (PHELEBOTOMIZED) quienes se conocieron durante sus estudios en el conservatorio. La banda està influenciada por mucho estilos y bandas entre los cuales se pueden distinguir: Floyd, Sabbath, Rush, Metallica, Judas Priest, Opeth, y, fundamentalmente, IRON MAIDEN.

A pesar del tiempo que tienen como banda, hace poco menos de un mes editaron su álbum debut Letting go of Certainties, el cual contiene 5 temas que transcurren en un total de 30 minutos y todos ellos son instrumentales. Como me gustan mucho las cosas instrumentales me llamó la atención y decidí ver de que se trataba. Más aun viendo las influencias que mencionaban en la gacetilla de prensa junto a la siguiente afirmación “Cada canción contiene tantas melodías, guitarras gemelas, cortes, armonías, riffs y solos que no van a extrañar las voces en absoluto”.

Luego de una primera oída, tras la cual no quede muy satisfecho, decidí darle al menos una nueva oportunidad para ver si se me estaba escapando algo o si mi impresión había sido correcta. No fue una, sino tres oportunidades mas las que le di al trabajo de estos daneses. Lamentablemente, debo decirles que no lo entiendo.

De las influencias mencionadas la única detectable realmente es IRON MAIDEN y por momentos es demasiado evidente. Por otro lado, si se trata de un trabajo instrumental uno esperaría que haya al menos un instrumento que tome mayor protagonismo, justamente, para no extrañar las voces (o al menos que todos sean protagonistas en diferentes partes de cada composición como podría ser algo en el estilo de Liquid Tension Experiment). Esto no ocurre en ningún momento. Hay una carencia absoluta de solos de guitarra interesantes o de frases rítmicas que llamen la atención y sobran los cortes de ritmo y machaques a medio tempo.  Es más, la estructura de las composiciones hace justamente que uno extrañe ansiosamente las lineas vocales. Es curioso que tratàndose de integrantes que se conocieron en el conservatorio se hayan permitido editar un trabajo así. No digo que sea malo, pero no es para dejarlo de esta manera. La sensación final es que tenían todos los temas compuestos y listos pero no encontraron cantante y decidieron editarlo a ver que pasaba. Es un excelente álbum de backing tracks para algún cantante que este buscando banda para sus composiciones.

Hay melodías, hay riffs, hay ganas y hay buen gusto pero falta entender la mecánica de un proyecto instrumental. Esto es como comprar un disco de versiones Karaoke…le falta algo! Espero que se trate del primer paso de un grupo de principiantes, en cuyo caso sería por demás entendible y aceptable. De lo contrario, creo que hay mucho por explorar y aprender aun.