DEMON EYE – Tempora Infernalia

Doom/Heavy Metal/Rock
thumb image

Poco más de un año ha transcurrido desde que DEMON EYE editasen su debut “Leave the Light”. La verdad es que se me ha pasado volando el tiempo desde que tuve la oporunidad de disfrutar de aquel primer larga duración de los norteamericanos, que me dejó de piedra con su buen hacer y que sin duda yo colocaría dentro de los mejores discos del 2014 en su estilo. Por lo tanto, supuso una gran sorpresa y una enorme alegría tener noticias de la continuación discográfica de este cuarteto de Carolina del Norte en forma de segundo disco de enigmático título “Tempora Infernalia”.

¿En qué consiste la propuesta de DEMON EYE? La verdad es que no podemos afirmar que hayan inventado la rueda o el fuego, más bien todo lo contrario, ya que su música intenta (y lo consigue con creces) retomar los sonidos más añejos y oscuros que cimentaron la música que hoy denominamos Metal. Sin embargo llevan a cabo dicha labor de una manera magistral, que me encandeló en su anterior album y que han vuelto a conseguir con el nuevo plástico.

Las canciones que encontramos se sostienen sobre los pilares construidos por DEEP PURPLE y BLACK SABBATH, y por extensión nos topamos con influencias de los grupos del Doom Metal más clásico que bebieron directamente de los anteriores, como pueden ser PENTAGRAM, TROUBLE o SAINT VITUS. A todo esto le añadimos un toque más eléctrico de guitarreos a lo NWOBHM, aunque de las bandas de corte más oscuro, como por ejemplo PAGAN ALTAR, WITCHFINDER GENERAL y QUARTZ, que personalmente es el grupo al que más me recuerdan.

Una vez más, como ya demostraron con su primer trabajo, el fuerte de esta banda está en la guitarras, no por lo técnico o por demostrar virtuosismo, sino por crear unos riffs y ritmos, punteos y solos completamente adictivos, que se meten en la cabeza sin remedio y que hacen gala de una elegancia sobresaliente. Buenos temas de estructura sólida, con sus cortes y cambios, puentes endiablados, que deja un sabor de boca muy viejuno, pero que desborda calidad por los cuatro costados. Comparativamente en “Tempora Infernalia” tropezamos con algunos toques psicodélicos, que no eran tan claros en “Leave the Light”, pero que no hacen otra cosa que engrandecer la música de esta enorme banda, como por ejemplo en los cortes “End of Days”, “Poison Garden” o “Please, Father” (imposible no acordarse con esta última de “Planet Caravan” de los maestros BLACK SABBATH).

En resumen, una banda que nos demostró grandes ideas y un potencial enorme con su primer álbum, lo que consolida poco más de un año después con un segundo trabajo totalmente impresionante. Si os gustan los sonidos añejos que permitieron nacer al Metal y hacerle ser lo que es hoy, estad atentos por que en mayo vuelven DEMON EYE con “Tempora Infernalia”, no os defraudará.