METAL-DAZE | DEFTONES EN VIVO EN ARGENTINA: “Con ellos, viajando hacia él”


thumb image
DEFTONES EN VIVO EN ARGENTINA: “Con ellos, viajando hacia él”
Fecha: Viernes 1 de junio de 2018 | Hora: 20.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: Luna Park | Bandas soportes: QUICKSAND & ROBOT ZONDA

Con ellos, viajando hacia él

Hace una semanita atrás asistimos a lo que fue una nueva visita de los Californianos DEFTONES a la Argentina y la verdad que la pasamos bárbaro. Ustedes dirán… ¿Al fin cumplieron? ¿El Chino cantó bien en esta oportunidad? ¿Sonaron como debían? ¿No tocaron temas de “Gore”? Bueno, si…probablemente mil cosas y como somos bastante inconformistas por naturaleza arranco haciéndome preguntas porque yo también me las hice, no antes, sino después finalizado el interesante y zigzagueante show que dieron, a lo DEFTONES. Nos recibiría el Luna Park, recinto que siempre tiene lindas luces, buen sonido y que desde donde nos posicionemos se ve bien. Un poco más de 6.500 almas llenaron el recinto (no lo colmaron, ya que los laterales estaban cerrados) y si bien tenemos entre manos detalles para contarles, debemos dar fe de que fue una gran performance después del desgaste tenido previamente por la banda en el país vecino donde dieron tres shows seguidos triplicando la cantidad de asistentes en relación a nuestro país.

Independientemente de esos detalles, hubieron dos bandas soportes, las cuales arrancaron un poco antes de lo programado. La primera, ROBOT ZONDA, proveniente de nuestro país, pero no los pude ver. Llegué justito un toque antes de que empiece a tocar QUICKSAND, la intermitente banda también Californiana donde toca el bajo el bajista de los DEFTONES, Sergio Vega; la verdad es que tenía bastante fichas puestos en ellos, y si bien no me decepcionaron, si me aburrieron. El estilo es medio volado, medio psicodélico, pero distan en vivo bastante del estudio y hay sabores que en ellos se pierden. La desafinada voz (adrede) de su cantante no hizo más que hacerme acordar del innombrable ex cantante de EL OTRO YO y muchos de sus vestigios como banda están asociados a bandas de la estirpe de los SMASHING PUMPKINS y porque no de  JANE’S ADDICTION. De todas maneras fue una antesala copada y si bien no podemos mostrarte en imágenes su trabajo -porque la banda no quiso que le saquen fotos-, el trío que se convierte en power por momentos me dejó con ganas de más. Es más, hasta te diría que pasaron medio desapercibidos, como que mucha bola no les dieron, aunque el respeto haya existido por demás.

Para ese entonces y ya con el escenario desarmado, corrían las 21 hs. y nos acomodaríamos para ver el trabajo de DEFTONES media hora después, banda que me dejó bien en claro que la estética de las presentaciones en vivo les interesan y mucho. Y no lo digo únicamente por la disposición de los equipos sobre el escenario, sino por sobre todo por los juegos de luces. Bueno, convengamos que el Luna tiene flor de luces, pero ellos se encargaron de disponerlas de tal manera que hicieron todo más llamativo aún. Se tomaron más que su debido tiempo antes de que arranque el show cada uno de los asistentes para que las mismas estén sincronizadas y alineadas, como que no hubo detalles liberados al azar.

A ver…como les explico, estamos ante una banda pendular, que se maneja musicalmente como un víbora, como un sube baja, que va, que viene, que deja de tocar y que entre medio de todo eso despide mucha nostalgia, melancolía y un montón de estímulos más que se asocian por sobre todo a la manera en la que el Chino Moreno canta, la cual es siempre más pum para abajo, que más pum para arriba. Por sus años de gestación como banda y por los años que tenía cuando crearon el eje musical sobre el cual se sustentan desde hace años, DEFTONES siempre ha sido fiel a eso y todas las actitudes musicales que tienen arriba del escenario son la extensión que también poseen a la hora de explotar después de posicionarse un rato largo sobre una canción tranquila. Y explotan, por momentos, como cualquier adolescente de la época. Arrancaron con toda la onda y ya con un campo prácticamente abarrotado, nos volaron la peluca. Con el Chino corriendo de un lado a otro, saltando, arengando, muy copado…cerca de la gente, muy cerca, dando sus manos incansablemente a quién se la pedía.

Lo loco es que lo que hacen, llamativamente es único y cuesta mucho asociarlos a otra banda. Canciones como “Head Up” (más allá de su cuota rapera) , “Around The Fur” o bien “Minerva”, decime vos sino donde escuchaste algo más o menos parecido… medio complejo encontrarlo, bastante te diría. Pero bueno, son solo pensamientos, dicho de alguien que conoce ala banda allá cuando recién salían y parecían pelearle cabeza a cabeza lo que KORN también estaba haciendo, pero que con el correr del tiempo sus distancias fueron más que notorias ya que musicalmente uno no puede compararlos tampoco. hacen cosas completamente distintas. Y notorio también fue ver y escuchar una banda que dispuso un show en bloques, ¿cómo? Te preguntarás… bueno, dispusieron un setlist en “bloques” y repasar la mayor cantidad de sus discos pero no tocar absolutamente nada de su última placa “Gore”, así como lo lees. Los porqué de eso, te los debo, pero si tengo que reconocer que fue un show ingenioso en ese sentido debido a que eligieron quizás las más relevantes y como bien les mencioné, nos subieron y bajaron melódicamente ya que tocaron algunas muy enérgicas y otras que eran para prenderse un porro y quedarse mirando el escenario por los años de los años, colgados, luces alucinantes de por medio.

El primer bloque correspondió al disco “Around the fur” y tocaron del mismo a la homónima, Be Quiet and Drive (Far Away)”, “Headup” y My Own Summer (Shove It)”. Para el segundo bloque sonó alguna fusión de “White Pony” con “Koi No Yokan” donde tuvimos la chance de escuchar casi de corrido “Swerve City”, “Elite”, “Digital Bath”, “Knife Prty” y “Rosemary”. Y déjenme decirles algo… al momento del inicio de ese bloque me encontré definitivamente con otra banda, ya que los DEFTONES que estaba disfrutando, los disfruté mucho más aún cuando el Chino agarró la viola. No voy a desmerecer el trabajo de la banda para nada, pero son otros con una guitarra más en vivo. Y no lo digo justamente porque el mencionado muchacho sea un virtuoso de las seis cuerdas ni cosa por el estilo, sino que por el contrario, hace de que la banda en vivo tenga un cuerpo enorme, el cual si bien ya existía, lo fue mucho más acogedor cuando tiró algunos acordes, riffs y otras serie de detalles que resultaron más que agradables por como venía la noche.

Ya para la mitad del show en adelante se dispondrían a tocar parte de “Saturday Night Wrist”, “Diamond Eyes”, para ya luego cerrar la noche con la hermosa “Minerva” del álbum homónimo y el más que exitoso “Adrenaline”. El cierre final con “Nosebleed” y “7 words” fue para alquilar balcones, estuvo genial y si bien todos los músicos tuvieron un desempeño parejo y crucial en lo que fue el desarrollo del show tanto Stephan, como Abe y Frank redoblaron sus apuestas en el tramo medio y final. Bajo la sombra del ventilador Stephan hizo un trabajo alucinante durante todo el show, conquistando cada uno de los detalles de las canciones y si bien fue un show que arrancó demasiado fuerte de volumen para mi gusto, recién al tercer o cuarto tema la historia medio que se acomodó.

Nacieron en los ’90 y siguen transmitiendo lo que los mismísimos años ’90 les dieron. Mantienen esa cuota de energía y de disonancia única y particular. Por momentos fue como estar viendo en vivo una banda en la que cada uno hacía lo que sentía, con cierta deformidad pero que al fin y al cabo de cuentas terminaban cerrando con una propuesta con cierta magia bajo el brazo. Me trasladaron hacia lugares medio impensados y si bien llegue al show con quién en vida  fuera mi hermano en la mente y mi imaginación, no solo tuvieron la capacidad de llevarme a él, sino que por momentos también traerlo un ratito a mi lado, como recordando esos momento en los que disfrutábamos escuchando sus primeros discos, algunos de ellos en cassette, otros en CD. ¿Vieron? La música es básica, la música es todo, la música es vida…  o al menos mi experiencia contó eso. Viajen siempre, y si es con música, mucho mejor.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Maru Debiassi

Agradecemos a Pablo Espiño vía Fenix Argentina por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA:






























publica_aqui