METAL-DAZE | CHILDREN OF BODOM en vivo en Argentina


thumb image
CHILDREN OF BODOM en vivo en Argentina
Fecha: 26.05.2016 | Ciudad: Buenos Aires | Lugar: Teatro Vorterix | Bandas soportes: HIERRO MATA, VÉRTEBRA y DESTRIPADOR

Hay crónicas de shows que a uno le pasa de no saber por dónde empezar ni como empezar. Fundamentos les podría decir que tengo varios para que esto suceda, pero para no enredar la cosa vamos a ir por partes. La teoría dice también que la suma de las partes pertenece a un todo, y para el caso en particular de este show que dio CHILDREN OF BODOM el TODO recién se pudo ver después del séptimo tema ejecutado por los fineses. Más adelante los contaré los detalles, pero si hablamos de partes, las bandas soportes fueron una, la gente otra, el sonido otra y la performance de la banda principal otra más. ¿Vieron? Bastante es lo que tenemos para contar y mostrar. En este contexto nos recibiría la sala del Teatro Vorterix, la cual imaginaba de antemano que podría estar más cargada de gente, pero no fue así. Probablemente el hecho de que tantas bandas bajen a visitarnos en simultáneo, no hay mucho bolsillo que aguante.

Así todo, una holgada cantidad de gente parada desde el piso nos permitiría empezar a visualizar las bandas soportes, de las cuales debo decir a modo general que si bien cada una realizó un trabajo muy particular, ninguna sonó diez puntos (y no justamente por ellos). Este aspecto me llamó poderosamente la atención, dado que el Vorterix cuenta con buenos equipos, y siempre hay buenos operadores, pero vaya a saber porque pero ninguna de las tres sonó como otras bandas que he visto en el mismo lugar. Así todo si bien en deterioro generalizado fue hasta el séptimo tema de los finlandeses, bastó que Alexi, el líder innato de COB, le diga algo a un operador para que el sonido cambie drásticamente. ¿Que hizo? No se, pero seguramente es lo más cercano a un acto de magia, ya que sinceramente después del tiempo transcurrido pensé que podría encontrarme durante todo el show escuchando las bandas sonar mal.

Ojo, tampoco se piensen que no sonaron nada, no. Bajo ningún punto de vista. Todos a fuerza de pulmón darían batalla. Los primeros en salir a escena serían los metaleros argentos locales de HIERRO MATA, banda que nunca había tenido la oportunidad de ver y los cuales se llevaron la peor parte de la noche en materia de sonido. Discúlpenme que sea redundante, pero impidió muchísimo su disfrute. Así todo, se las rebuscaron para dejar todo y cumplieron. Una serie de temas propios bastaron para que la banda muestra su clara propuesta de heavy tradicional, de toques modernos. Bien por ellos, ya que ante una sala que se iba copando de a poco pudieron mostrar lo que están haciendo en la actualidad. Igualmente entendí que quizás en algún punto algún nervio les jugó en contra, pero no dejo de desmerecer lo realizado.

Los seguiría VÉRTEBRA, banda que se encuentra girando desde hace un tiempo y que lo vienen haciendo con cierta cuota de ambición. Y digo ambición ya que a mi entender no es una banda que ande con chicas. Vale aclarar que todavía no editaron su primer disco de estudio (le calculan para fin de año), así todo hace poco editaron un vídeo oficial y están tocando cuando pueden, haciéndose conocer. La banda cuenta entre sus filas con Orlando Riveros, cantante que dio en cierta medida un salto de popularidad cuando le tocó empezar a formar a modo oficial del proyecto del TANO ROMANO; este último claro está no necesita presentación. Quieras o no, eso le suma a la banda, como así también su propuesta artística. Si bien lo que practican ronda más lo extremo (thrash/death) que lo clásico, la banda muestra en sus entrañas una protesta moderna cargada de guiños hacia géneros modernos como metalcore por momentos o cuestiones más bien traídas de plataformas técnicas. esto entendí que lo dejan ver a través de los sonidos que entrega su guitarrista Marcelo Vaughan. La banda no termina acá, ya que Nicolás Cussac a mi entender fue la revelación de los actos soportes en todo sentido. Un pedazo de baterista que le otorga a la banda un gran cuerpo desde el fondo. Me da la impresión que estamos ante un equipo que con el propio rodaje darán que hablar.

Para el cierre local llegaría DESTRIPADOR, banda que cuenta entre sus filas con un histórico como Fabián Spataro, primer baterista de HERMÉTICA. Tranquilamente podríamos hacer un paralelismo con Orlando, si bien salvando las distancias de sus historias personales, creo que le termina dando un plus extra a las bandas en las que están, ya sea esto por su trayectoria pasada y actual. Fue una buena elección hayan sido ellos los responsables del cierre ya que demostraron ser los de más rodaje. Recordemos que el año pasado presentaron su primer disco de estudio denominado “Desintegración” y del mismo escucharíamos varios temas. Se respira en su propuesta heavy metal argentino, pero de aires renovados, actuales. Por momentos la banda quita del camino el eje argento para introducirnos en una propuesta más aguerrida emparentada con estilos un tanto más extremos, thrashers por así decirlo. Tienen un muy buen cantante, de un importante caudal vocal quién no deja baches por tapar. Su bajista y guitarristas dan el golpe final para que la banda sea un producto contundente. No se que habrán buscado ellos cuando armaron la banda, pero si estoy en condiciones decirles que a pesar del mal sonido sonaron bien.

Ya a la hora pactada llegaría el turno de COB, banda que no hace mucho nos había visitado y que llegaría a mostrar su nueva placa de estudio “I Worship Chaos”. Y voy a posicionar mi relato en el inicio de esta cobertura. La banda recién empezó a sonar bien al sexto/séptimo tema, y como les conté todo cambió después de que que Alexi le dijera algo a un asistente. Lindo hubiera sido también que Alexi haga algo por el sonido de las bandas soportes, pero bueno, eso ya es otro tema. Probablemente si sos fan, ni cuenta te diste y si te diste cuenta te habrás molestado, lógico, claro… porque pagaste la entrada, pero seguía siendo COB, ya se. La cuestión es que la banda finlandesa mostraría su arsenal repasando su último disco y también lo haría representando clásicos, que en definitiva sería lo mejor de la noche. No se porque viste, pero siempre los clásicos son los que garpan, independientemente si el disco está bueno o no. Y a decir verdad para mí que era la primera vez que los veía, debo decir que se confirmó lo que pensaba de antemano. Es Alexi Laiho y el resto. El líder, el frontman y guitarrista la descoce, un crack, un fuera de serie. Por momentos me hacía acordar mucho al colorado Mustaine por su manera tan cruzada de tocar y cantar a la vez mientras va ejecutando artilugios desde el mástil de su viola. Eso si, del resto no hay mucho para hablar o decir. Ninguno me pareció un fuera de serie, salvo el caso del tecladista Janne Wirman, sobre el cual el mismo Alexi se apoya a cada rato y le hace la segunda en cada solo que ejecuta desde las seis cuerdas. Cualquier músico Argentino con cierta experiencia podría formar parte de COB, no tengo dudas.

El setlist elegido estaría bastante bien, de hecho fue mejorando con el correr de la noche. Se dedicaron a pasar por su nuevo disco, atacándolo en el principio y después lo mecharon con canciones más viejas como les dije. Destaco entre las primeras canciones que sonaron como más interesantes a “Morrigan” , “I Hurt” y “Everytime I Die”. Tampoco vamos a obviar la cosa y decirles de que el pibe no le mete onda. La verdad que para ser un finlandés venido de una gélida tierra interactúa con el público, si con un poco más de insultos de los que preferiría, pero va. El resto los integrantes se dedican a hacer su trabajo fundamentalmente y se bajan del escenario. A otra cosa. No hubo sorpresas o cosas llamativas. Fue un show bastante seco, pacato por lo representado escénicamente, músicos que se mueven poco del lugar y se limitan a tocar, no más que eso. Así todo no voy a negar que también fue un show que tuvo sus chispazos de buena onda y musicalmente correcto, eje del cual nunca se movieron. Ejemplo de esto fue cuando sonaron a posterior canciones como “Hate Me!”, “Silent Night, Bodom Night”, “Kissing the Shadows” o bien porque no el cierre con el clásico “Downfall”. Me llevo una banda interesante, pero también no puedo negar de que estemos ante una banda que suena bien pero que tranquilamente puede ser representada musicalmente en cualquier otra parte del mundo. Ojo, no todos los días uno puede encontrar un personaje como Alexi, lo tengo claro, pero si no fuera por el, la banda no tendría razón de ser. Bien creada estuvo.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Maru Debiassi

Agradecemos a Gaby Sisti de Stargate por la acreditación al evento. | © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados Facebook | Twitter |

 Galería:






























publica_aqui