CHARGER X “Time To Play”
Año: 2014 | País: Argentina | Género: Heavy/Power Metal | Formato: CD | Sello: Pulmonar Recordables/PRV Label Group
thumb image

Lista de temas:

1- Raging
2- Strength & Determination
3- Long Strange Days
4- Dogs Of War
5- Wish Your Were (Really) Ill
6- How Bad You Want To Be
7- Rabid Religion
8- 2000 Miles
9- Radioactive Fire
10- Before You Can See Them
11- Faster To Hell
12- Danger Zone (Kenny Loggins cover)
13- Under Fire (Heavens Gate cover)

El año que pasó, CHARGER X tuvo la chance de editar su nuevo disco de estudio, el segundo propiamente dicho, sucesor de “Wrong”. La historia cuenta que a finales del año 2009, Diego Urbano y Luis Lucchesi se juntan para darle forma a algunas ideas, y sin muchos preámbulos nace la banda. Después de unos cuantos ensayos, en abril de 2010 comienzan las grabaciones del primer disco que se editaría finalmente a principios del 2011. Luego de un hiato debido a la búsqueda de músicos, es en el año 2014 cuando finalmente encontramos a CHARGER X con la formación completa, integrada por: Diego Urbano (ALBEDRÍO, ex ROSA MÍSTICA) en guitarras, Luis Lucchesi (EL LADO OSCURO) en la voz, Ariel “El Mostro” Moreira en el bajo y Sebastián Padovani en la batería. Bajo este preámbulo, nace justamente “Time To Play”.

Bien, estamos ante una banda de heavy metal, de pura cepa. Y estamos ante una placa de muy buen sonido, lo que denota un trabajo minucioso desde las perillas. La placa no es aburrida y corre por si misma, es decir, es álgida y se la disfruta en buena forma. “Raging” rompe el hielo y es justamente a través de sus cuatro músicos, que durante todo momento entregan todo, las canciones son súper disfrutables. Antes de arrancar comentando el disco, tenemos que aclarar que si bien la formación de la banda es la mencionada, el mismo lo grabó el talentoso baterista Alan Fritzler (ex EXCEED y otros, actualmente en WATCHMEN). Con canciones como “Strength & Determination”, de las mejores del disco a mi entender, dan cuenta en todo sentido del sello de la banda y muestran que tranquilamente podríamos estar hablando de una banda de exportación.

Hay un gran trabajo en los coros siempre y los tonos a los que llega Luis, su cantante, son envidiables, lo que marca que la banda en si no es una cosa improvisada. Y si vamos al caso, el trabajo de los solos de guitarra de Diego son realmente muy precisos y elaborados. Poseen mucha melodía y van al frente. Me encantaron del disco en si, como empalman las situaciones una vez que un solo termina. Las canciones siempre tienen una estructura y cada tanto, bien fieles al género, vuelven con recurrencia al estribillo que también les marca ciertos tiempos al eje de la banda.

Hace unos años atrás tuve la chance de verlos en vivo, y déjenme decirles, que la banda no desentona. Dejan en vivo un sello más groove que en estudio, quedando esto efectivizado en canciones como “Long Strange Days” o bien de impronta más power como la llamada para la ocasión, “Dogs Of War”. Así es que los oriundos de la provincia de Buenos Aires varían bajo estos estilos y nunca se van de la raya como quién dice. Ojo, también la banda recae sobre otros horizontes y representan este camino con baladas muy bien logradas como “Wish Your Were (Really) Ill”. Buenos acordes, lindas melodías y buen juego de guitarras acústicas y eléctricas mimetizadas por suaves dotes vocales de su cantante. También casi sin dejarnos respiro vuelven a dejar todo su potencial sobre la placa con canciones como “How Bad You Want To Be” dejando en claro que el cuarteto a mayores velocidades tiene con que defenderse.

En “2000 Miles” la banda nuevamente vuelve a mostrarse con canciones de medio tiempo, cuasi baladas, de muy buena estructura de solos, que poco tiene que envidiarle a cualquier banda de afuera. “Radioactive Fire” se acerca a lo que la banda también ofrece en ciertos pasajes hard-rockeramente hablando, aunque el sello de heavy clásico sigue siempre impreso. Pero que quieren que les diga, la banda no puede consigo misma y siempre terminan volviendo a donde empezaron, a donde más pertenecen, y lo hacen, comunicándose a través de su propuesta más power que heavy, con canciones como “Before You Can See Them” o bien como “Faster To Hell”. Para el cierre, dos covers, uno de los históricos alemanes power metaleros ya separados HEAVENS GATE, interpretando “Under Fire”, y por otro lado, alguien que para mi resultó desconocido como KENNY LOGGINS, quién fuera practicante de hard rock en la década del ’80, con canciones como  “Danger Zone”, consagrándose en películas como “Top Gun”.

Así se despide una banda a la que no le fue fácil tres años después editar su segunda placa, como suele sucederle a muchas, tuvieron que lidiar con mantener su formación y poder mantenerla como lo hacen al día de la fecha. Muchas veces queridos lectores suele suceder que el público en general busca escuchar mayormente más bandas de afuera que de nuestro país. Yo les recomendaría de que indaguen más dentro de nuestros límites territoriales, probablemente se lleven una sorpresa, que si bien yo no me la llevé porque los conocía, me demostraron que tranquilamente es una banda que apunta alto. Dijeron en su disco “Tiempo Para Jugar”, lo hicieron, y en buena forma. No es sencillo conjugar buenas voces, guitarras bien preparadas y unas bases de fierro tras los parches y las cuatro cuerdas. Si es por mi, sigan jugando.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

Contacto con la banda: http://www.chargerx.com/  

Se agradece a Martín Guerra de Pulmonar Recordables por la facilitación del material.




























publica_aqui