thumb image
BIOHAZARD en Buenos Aires
El Teatro de Flores, 09.07.10

Una vez más los neoyorquinos pisaron nuestro suelo y nos dejaron boquiabiertos, exhaustos y afónicos luego de un show decididamente arrasador!

 

El 9 de julio fue la fecha elegida para que BIOHAZARD diera un nuevo show en Buenos Aires con su formación original, anticipando la salida de un nuevo disco en su carrera. La velada tendría lugar en El Teatro de Flores y sería nuevamente una fiesta del hardcore ya que, teloneando a la banda se presentarían 4 bandas nacionales, 90 RAÍCES y OTRA SALIDA, entre ellas. Lamentablemente no pude llegar para ver a las primeras 2 bandas. Sin embargo, estas dos, dejaron todo en el escenario.

Cuando llegué al lugar me sorprendió la poca gente que había, pero esto pareció no importarle a los soportes a la hora de preparar el campo para lo que vendría más tarde. Ambas bandas sonaron contundentemente y desparramaron energía, contagiando a unos cuantos de los allí presentes. Con un constante estímulo hacia el público presente (aunque no con la respuesta que hubiesen merecido) llevaron a cabo sus respectivos shows mostrando aquello de lo que está hecha la escena hardcore actual de Buenos Aires durante, aproximadamente, una hora. A medida que pasaba el tiempo, y mientras se presentaban los locales, la gente iba llegando a un Teatro que, finalmente, terminó colmado de espectadores ávidos de ver, una vez más, a la banda más emblemática del hardcore internacional.

Eran las 21:50 cuando, aun con el telón cerrado y las luces apagadas, comenzó a sonar la inconfundible intro de Failed Territory. Tras las últimas notas del fraseo “español” acompañado de campanas y piano, se corrió el telón y aparecieron los 4 de Brooklyn decididos a aplastar al público expectante. Tal como lo hicieran el año pasado, sorprendieron con un estado físico envidiable para más de uno; saltando, corriendo, girando y gritando, dieron comienzo a una hora y cuarto de show que, quedaría corta, pero cumpliría con las expectativas de todos. Un show que, además, estuvo plagado de anécdotas cómicas y sorpresas que mostraron la buena onda de la banda para con su público. Tras el tema de apertura, siguieron los ya icónicos What makes us Tick y Wrong Side of the Tracks, haciendo vibrar a la multitud e incrementando esa “necesidad” de más por parte de todos. Fue al finalizar este último tema que vino la primera sorpresa de la noche. Como es costumbre cuando el público está conforme, comenzaron a corear el conocido “ole, ole, ole, ole Bio-Hazard!” y fue entonces que Billy, como si lo hubiera estado ensayando, comenzó a tocar la melodía exacta en su guitarra para que luego el resto de la banda se le uniera y así agregar un nuevo tema en el setlist, donde el protagonista era el público. Tras una gran ovación y el agradecimiento de la banda, continuaron con Urban Discipline y 5 Blocks to the Subway, momento para el cual el pogo y el mosh habían tomado el control entre los presentes al tiempo que Evan no paraba de hacer señas indicando que abrieran el círculo, que quería verlos hacer “el pogo” – citando sus palabras.

Para quién no estaba al tanto, antes de su show en Buenos Aires, la banda se presentó en Rosario y esto dio pie a Billy para cebar a la audiencia porteña al finalizar 5 blocks to the Subway diciendo: “¿Saben lo que dijeron de Uds en rosario? Que Buenos Aires apesta… Es más, ¿saben qué otra cosa dijeron? Que todos Uds. son unos pussies” y tras una sonrisa picara enardeció la gente queriendo demostrar que eran más que los rosarino alentando de forma ensordecedora a sus ídolos. La banda mantuvo esa onda con la gente durante todo el evento, haciendo subir a algunos al escenario a saltar y cantar junto a ellos para luego retornar a la masa practicando el stage diving, ya moneda corriente en los conciertos de BIOHAZARD. Temas después, luego de Tales from the Hard Side y Down for Life, Billy retomaba su broma pidiendo un minuto a la gente al tiempo que llevaba su celular al oído “Hola si? Quién habla?! Ah Rosario…no, no esto sigue igual, Uds. Siguen siendo superiores este público apesta!” Y así prosiguió el show tocando todos los temas que el público quería escuchar, incluyendo el ya clásico cover de Bad Religion We are Only gonna die.

Tengo que mencionar, ya que me vi involucrado en esta, que en un determinado momento estaba intentando obtener una foto de Evan y en eso siento que la guitarra de Billy me toca la cabeza, en una de esas que él se acercaba al borde del escenario buscando a la gente. Pensando que estaba molestándolo intenté correrme, pero seguía sintiendo la viola ahí. Claro, era una más de las de Billy, estaba arrastrando el mástil de su guitarra, del lado de las cuerdas, sobre mi cabeza afeitada! Así que sí, podría decir que toque con BIOHAZARD! También le pidió la cámara a uno de los fotógrafos presentes para tomarle una foto a Evan de espaldas al público y comentando, irónicamente, luego de sacarla “This camera Sacks!!”. En fin, el buen humor de la banda pudo apreciarse durante toda la noche!

Ahora bien, retomando. Ya había pasado casi una hora de show cuando Evan dejó a un lado su bajo e invitó a las chicas a subir al escenario. De repente un aluvión de mujeres comenzaron a aparecer sobre las tablas ubicándose entre los músicos y los amplificadores. Una vez allí, calculo unas 30 a 40 mujeres, BIOHAZARD comenzó con el clásico, que hicieran junto a Cypress Hill en los 90, It’s How It Is para luego seguir con Ain’t goin out Like That de Cypress Hilll . Súbitamente el escenario se convirtió en una fiesta descontrolada, todos saltando y coreando, la banda y todas las mujeres que habían hecho subir no pararon un segundo durante las dos canciones. Luego, tanto Billy como Evan agradecieron al público y expresaron su gratitud, su comodidad y las ganas de volver después del lanzamiento de su próximo disco y todo indicaba que el show estaba llegando a su fin. Habíamos presenciado un impecable recorrido por las primeras tres placas de la banda y sin embargo aun faltaba algo; aun la cosa no estaba para cerrarse. Todos teníamos necesidad de un poco más. Fue entonces cuando de los parlantes del Teatro se escucho una voz en off diciendo “Come on God…answer me”. El público estalló y Punishment daba comienzo al final del show. Con la violencia, la velocidad y la contundencia de un tema como este, el público estaba desenfrenado! Saltos, stage diving, mosh, pogo, todo el teatro cantaba, gritaba, y disfrutaba de esta fiesta que ya estaba por terminar y que no podía  cerrarse de una manera mejor. Finalmente, y luego de haber aplastado a la gente, BIOHAZARD anunciaba su última canción y prometía volver luego de la salida de su nueva placa.

En síntesis, un show que sonó mejor que el anterior con una banda que mantenía un recuerdo fresco de su público y que estaba dispuesta a dejar nuevamente todo lo que tenía sobre las tablas. Si bien el sonido del hardcore es de por si desprolijo y caracteriza al estilo, la prolijidad de los músicos en sus interpretaciones fue indiscutida. Sin duda una muestra de que el espíritu en ellos es aun joven y están dispuestos a dar mucho más. Una banda para seguir yendo a ver cada vez que nos visiten!

Finalmente, un agradecimiento a la gente de Hellnoise por las acreditaciones para el evento.

TEXTO y FOTOS: Estanislao Aimar






























publica_aqui