thumb image
AT THE GATES en vivo en Argentina: “Sábato está vivo y vive en Gotemburgo”
Fecha: 10.09.2015 | Ciudad: Ciudad autónoma de Buenos Aires | Lugar: The Roxy Live | Bandas soportes: DRACONIS, CALVARIO, NECRATAL & MATAN S.A.

Sábato está vivo y vive en Gotemburgo

¿Retorno de los padres del sonido del death metal melódico? ¿Retorno de los capos de la península escandinava? ¿Retorno de los que nunca se fueron? Bueno, ponele esos tópicos y muchos más. AT THE GATES llegó nuevamente a nuestro país no solo para presentar su nuevo y flamante álbum “At War With Reality”, sino que a mi entender, su visita fue para doblegar esfuerzos a la comentada floja anterior llegada, de los cuales los músicos estuvieron al margen. Esta vez no hubo impedimentos sonoros ni cosas parecidas, al contrario, hubo una pendiente en la que nos invitaron a escalar para no bajar más. Responsables de esto también fueron las bandas soportes, quienes no perdieron la chance de mostrarse para los pocos de los muchos, quienes casi sobre el inicio del show de la banda principal colmaron la planta baja del Roxy.

De movida las piezas del tablero se movieron y nosotros no las vimos, ya que nos enteramos de los cambios una vez que llegamos al recinto del barrio de Palermo después de una clásica jornada laboral de jueves. La cosa es que DRACONIS, banda que iba a tocar en segundo lugar, lo hizo en el primero, y CALVARIO, ocupó su lugar. Eso por un lado, por el otro tenemos que disculparnos con los primeros ya que no podemos hablar ni mostrar nada de su performance, aunque dejamos el paraguas abierto para un próximo show sin lugar a dudas. Y fueron justamente CALVARIO quienes a puro groove y machaque demostrarían un poco de su jerarquía. Los provenientes de la zona oeste tienen ya un tiempo suficiente dando vueltas, lo que les ha permitido crecer como banda. Si bien hace tiempo que los conozco, también hace tiempo que no los veía en vivo y me llevé una grata impresión. Por sobre todo destaco la prolijidad del quinteto, la onda y una imagen como grupo diferente a la que comúnmente uno ve arriba del escenario. En el tiempo determinado para su set realizaron alrededor de seis temas entre los que sonaron “Supervivencia”, “Enemigos de sangre” y “Sicario”. Buen show en los alrededor de treinta minutos que estuvieron arriba de las tablas, donde tuvieron la chance de mostrar su propia impronta y todo el bagaje de influencias que los ha formado como banda. Si no los conocés pegales una escuchadita, que dicho sea de paso en cualquier momento los vamos a tener tocando presentando el disco que se viene: “Violenta Evolución Del Subconsciente”.

Los que le siguieron fueron los amigos de NECRATAL. Estos al igual que sus pares, con denotados pergaminos en su haber, volvieron a la ciudad autónoma después de un tiempo de ausencia para hacer trillar un poco el escenario. La banda estuvo bien, pero me dio la impresión que la faceta más extrema que tenían en sus inicios ha quedado un poco de lado, si bien hay muchos vestigios de eso. Actualmente están prontos a editar su nuevo disco titulado “Violencia”; bajo este contexto, algún tema nuevo sonó y fue justamente el homónimo. Así todo hicieron tiempo también para hacer algún cover y el elegido fue “Fucking Hostile” de PANTERA. Nada podía fallar muchachos, así que ya sabés, si querés enganchar a los del piso, es una buena elección. También dijeron presentes “Más allá del odio”, “Insano”, Cacería” y “Siete” entre otros. Buena apuesta a lo que se viene, buen trabajo arriba del escenario. Tienen con que.

Y ya en la antesala a los suecos, sería el turno de MATAN S.A., la banda del Wata, un auténtico death metalero de cajón. La banda, con ya algunos cambios aceitados en su formación, se presentó para recorrer parte de su trayectoria con la Parte I y II de los discos propios. Los noté bien sinceramente, firmes y con toda la onda como siempre. No dejan detalles liberados al azar en materia de vestuario, como tampoco en gestos, sangre y todos los pormenores para que la cosa tenga su cuota de verdadero horror. Es así que los oriundos de Claypole dejaron una buena muestra de salud entre toda la antología que pueda existir con su nombre. Como si fuera poco, desde hace no mucho (al menos para mi fue la primera vez), han incorporado a un muchacho que le sigue los pasos de cerca de la banda a través de unos sintetizadores o similares, lo que termina agregando una cuota más industrial a lo que el grupo en si demuestra. Ah! y antes de que me olvide, si, sonó “A decapitar”, entre otras gemas de la banda. Felicidad para los varios de los muchos fans que fueron a arengarlos.

Y si algo me sonaba raro, era la poca gente que había llegado, los espacios eran benévolos con cada uno de nosotros los espectadores, aunque no faltó mucho tiempo para que la cosa se llene a minutos de que la banda principal tire el primer acorde. Así fue que los padres del sonido de Gotemburgo, más conocidos como AT THE GATES, dirían más que presente en un show donde la bajada de cambios no existió. Volumen alto si, pero claro y fuerte como quién dice vía radial. Así es que la banda de Don Lindberg, se paseó por su repertorio más antiguo, como también lo hizo justamente por la placa bajo la cual llegaron a visitarnos nuevamente a Sudamérica. De hecho en la sumatoria final del show, sonaron más temas de su etapa más antigua que de la reciente, aunque eso poco importó. El relato denominado “El Altar del Dios Desconocido” diría bienvenidos a todos los presentes para que a posterior la furia se desencadene con “Death and the Labyrinth” tal cual manda el disco. De movida llegarían como bien les comenté clásicos de antaño como “Slaughter of the Soul” y de acá en adelante el trabajo de los suecos sería majestuoso. No importó que tema hicieran, no importo nada. Solo la realidad indicaba lo bien que sonó la banda, cuan bien acompañados por el sonido estuvieron y lo firmes que individualmente están. Recordemos que dentro de la etapa de ausencia de la banda (en distintos periodos), poco alguien podía presagiar una vuelta. Ellos lo hicieron y a los hechos me remito.

Entre lo que fue el balance del show debo decirles que la banda no sería lo que es sin la presencia de su cantante, quién a pesar de ser un hombre de pocas palabras le pone toda la onda. Por otro lado, nada de todo esto sería posible sino tuvieran a una fiera tras los parches como Adrian Erlandsson (PARADISE LOST, THE HAUNTED y otros) como así tampoco nada de esto sería lo que es, sin la presencia del ya para esta altura virtuoso Anders Björler, quién se pone la banda al lomo, a pesar de todo el trabajo que realiza la banda en su conjunto. Si debo comentar que para los amantes del death metal era la fecha justa y adecuada. Aunque para nosotros, los amantes de géneros variados, no nos es fácil digerir una fecha como esta que no tiene parates o cambios bruscos de ritmos. Claro está que hay momentos en que la banda te invita al headbanging, como también hacen llegar algún que otro acorde para bajar los niveles del show. ¿Pero saben que? Poco les importa, y a decir verdad está bien que sea ya que terminen siendo re-contra fieles al estilo. No les voy a mentir si les digo que por momentos buscaba como oyente respirar menos “blast beat” o cosas parecidas, pero me quedé con las ganas. Si de picantes sobre el escenario hablamos, estos son uno de ellos. A no ca***se!!

La despedida del show llegó con varios clásicos entre los que sonó el imposible de no tocar “Blinded By Fear” (¿su hit?). Me quedó sobre el tintero el hecho de pensar si van a seguir así siempre o en algún momento tendrán algún resquicio para mostrarse de otra manera, como suele suceder en muchas bandas durante su proceso evolutivo. Ojo! No digo que esté para nada mal, de hecho fue uno de los mejores shows que vi durante el año, pero ante tanta brutalidad, rozando más lo extremo que lo melódico, me hace también pensar que no por cualquier cosa vienen de donde vienen, quienes quizás acostumbrados a lo riguroso del clima, tienen la capacidad de trasladarlo a sus composiciones musicales. Sonaron alrededor de veinte temas, pero entre las mejores del show destaco a “Cold”, “At War With Reality”, “The circular ruins”, “Under a Serpent Sun”, “Heroes and Tombs”, “The Burning Darkness”, “Kingdom Gone” y “The Night Eternal”. Parece ser que la banda de los altibajos ha vuelto para no irse, o eso al menos han mostrado sus últimos años juntos. Esperemos que así sea, ya que no solo han revitalizado la escena, sino que también han hablado de héroes y tumbas, lo que no es poco.

Texto: Hernán Mazón

Fotografía: Maru Debiassi

 Agradecemos a Marcela Scorca, responsable de prensa de Icarus Music Label, por la acreditación al evento.






























publica_aqui