thumb image
ARKONA & TÝR EN VIVO EN ARGENTINA: “Otros ritmos, otras voces”
Fecha: Martes 23 de octubre de 2018 | Hora: 20.00 hs. | Ciudad: CABA | Lugar: El Teatrito | Bandas soportes: TERSIVEL

El Folk Metal y el Metal Pagano, son dos subgéneros dentro del metal, de lo más interesantes y repletos de momentos para descubrir. Se trata de la fusión perfecta entre música autóctona de las tierras en las que se la compone, y el mundialmente amado Heavy Metal. Es cierto que dicha fusión no es tarea fácil, pero cuando se logra la mezcla perfecta, aquellos que saben apreciarlo, se aferran a las bandas, y se transforman en estandartes dentro de su discoteca. La sensación alegre que se da en muchos de los casos, hace danzar a los asistentes de un show, transformándose el evento, en una recorrida por aquellas aldeas, donde en las taberna, según nos han comentado muchos escritores antiguos y alguna que otra producción de Hollywood, se chocan los chops de cebada hechos de madera, mojando las barbas de los hombres y los escotes volados de las mujeres.

Todas estas sensaciones viajarían a nuestro continente, iniciativa llevada a cabo en muestro país de la mano de NWM Producciones, quienes apostarían a la 4° edición del “Pagan Metal Fest” , un pequeño festival de Folk y Pagan Metal, que se llevaría a cabo en El Teatrito, una nueva plaza habilitada, para la escena del Rock y el Metal en general hace muy poco tiempo, para alegría de productoras y del público, ya sea por su excelente ubicación (Centro de la Ciudad de Buenos Aires), fácil de acceder y con rápida retirada en horas de la madrugada, como así también en lo que a distribución arquitectónica respecta. Ya que su forma rectangular, con buenos espacios medios, y su excelente acústica, hacen de este un sitio muy atractivo.

En esta cuarta edición, TYR agrupación oriunda de las Islas Faroe y los rusos de ARKONA serían los protagonistas de la velada. Dos bandas muy interesantes y con bastante experiencia, dentro de cada uno de sus estilos. Previo al show, la promoción se vio afectada por algunos trolls, que se dedicaron a realizar algún tipo de escrache virtual, con amenazas de hacerlo de manera presencial, apuntando directamente hacia los TYR. Y es que es de común conocimiento, que en las Islas Faroe, la casa de ballenas es quizás una actividad más dentro de sus costumbres, situación que sin ahondar en detalles, se trata de ir de casería y repartir el botín entre los presentes, a la manera antigua. Modalidad que justificada o no, tiene como fin abastecer a las familias de alimento. Dicho esto, y sin ser juez ni parte, continuo relatándoles este pequeño viaje en el tiempo.

Ya camino al recinto uno podía cruzarse con algún que otro ser  que se notaba, marchaba con el mismo apuro que uno, entiéndase que por tratarse de un Martes, muchísimos factores estaban en juego. Para mi grata sorpresa al ingresar al Teatrito, los espacios estaban muy lindos, y bien ocupados. Esta situación no hizo más que generar mucha más expectativa. La gente continuaba ingresando y se podía oler, ese aroma a viaje en el tiempo. Podía ver a simple vista pequeños grupos formando círculos, compartiendo sus bebidas, las cuales eran servidas en cuernos, pequeños, grandes, entendí que eso no tenía ninguna connotación de poder, la única meta era compartir y conversar de lo que estaba por venir.

Pasadas las 20 hs., el ambiente estaba cargado de fervor, los tragos iban y venían, y el público estaba muy ansioso por lo que se venía. Pude observar al sonidista caminando entre el público, con un dispositivo móvil en sus manos. Esto es algo que se suele ver últimamente en muchos shows, y que a mi entender es una de las innovaciones más interesantes, ya que es como estar tirando la bomba en el campo de batalla sintiendo el impacto.

Minutos después la luz se volvió más tenue, el telón estaba abierto, y la gente continuaba conversando como si nada fuera a suceder, de pronto , voces de criaturas extrañas comenzaron a escucharse de forma envolvente; les confieso que las sensaciones dentro de mí eran las de un ser indefenso. Al alzar la mirada, vistiendo una especie de túnica rústica de color amarronada, aparecía en escena ella. Y mientras esas voces continuaban haciendo bulla, se acerco a su micrófono, y comenzó a acompañarlas como si comprendiera esa extraña lengua. Luego tomo unas baquetas, a voz limpia y ojos cerrados, comenzó a entonar una melodía que se asemejaba a un canto a los dioses, una especie de Ritual, mientras  ejecutaba un extraño tambor, que estaba dispuesto de forma horizontal en el pie del micrófono. Se trataba de “Mantra” track que da inicio a “Khram” su reciente trabajo de estudio, editado en el 2018.

Habíamos entrado en clima rápidamente, como en una especie de trance quedando hipnotizados, por aquel destello de melodías desconocidas. Cuando entre en razones los músicos se encontraban dispuestos arriba del escenario, y de un volantazo comenzaría a sonar “Shtorm” segundo track del nuevo trabajo.  Todo se tornó extremo de repente, la pequeña Masha Scream de un salto (literal) tomó su segundo micrófono, y fue el comienzo de ademanes y movimientos que no tuvieron freno durante todo el Set. Con sus cabellos en la cara, look que mantuvo durante prácticamente todo el show, la pequeña se pronunciaba guturalmente, de manera descomunal, como si estuviese poseída por el mismísimo demonio. Eléctrica, rústica, explosiva y angelical, fue el centro del show. Es una vocalista que cuenta con un carisma particular, una energía furiosa, contagiosa, y que al verla te enciende. Se mantuvo en la cumbre durante todo el set, y era descollante cuando se dignaba a mezclar esos graves tremendos, con esas melodías cuasi angelicales en una misma línea. Al primer respiro Masha  dejaba salir con vos gastada y dura “Hola amigos, somos ARKONA, de Rusia”, fue una de las pocas frases que destilo en toda la velada.

Tseluya zhizn” fue la siguiente y en orden, y hasta aquí en este principio nos dejaban entrever que tendríamos bastante de su último trabajo. En este track da su presente “Vladimir Cherepovsky” , quien esta a cargo de todos los instrumentos, que le dan ese toque Folk. El gigante rubio, se destaco por decorar todas y cada una de las piezas que pudo con aquellos instrumentos particulares, dejando ese color especial en las interpretaciones y no dejando caer jamás el constante pico que toco la banda en todo momento. Vladimir , cuando no tuvo la tarea de ayornar las canciones, se dedico a hacer girar su larga melena dorada con actitud Cabeza Metal 100%.

La noche seguía su curso a tope, se trataba de una fiesta, si mirabas a los costados, podías observar a  la gente disfrutando, bailando, tomados de las manos, y rompiendo el pogo, de una forma casi coreografiada. No falto quien entonó cada una de las letras (Escritas en Ruso) como si se tratara de su lengua nativa, haciendo gestos hacia el escenario con total devoción. A nivel sonoro, se manejo muy bien todo, hasta su mínimo detalle, y esto se noto en lo que antes mencionaba, los instrumentos folclóricos, a pesar de que las melodías se volvieran extremas estaban presentes y eran protagonistas. Un desafió total en lo que a balance respecta, y esto es destacable. Quizás en algún momento la guitarra perdió algo de protagonismo, ya que tuvo pequeños bajones diminutos, pero presentes.

Y si de guitarras hablamos, el responsable de esta historia “Sergej “Lazar”  a cargo de esa bella Fling V, sostuvo una actitud modesta en lo que a solos y arreglos respecta. El guitarrista de actitud vikinga y barba tupida, dio lo que la banda necesito a cada momento, y conecto mucho con el público, agitando su gran puño arriba y demostrando gran alegría ante la devoción de los fans. Dos canciones mas decía la princesa Rusa, dando el punta pie para el sonar de “Stenka na Stenku”, otra de esas increíbles canciones, en donde todo comienza muy Folk con los presentes bailando y luego todo estalla en doble bombo y violento pogo, y así sucesivamente. Les aseguro  que hicieron quemar calorías a mansalva a todos. El set culminaría con “Yarilo” otra para danzar, con fusión perfecta extrema y melódica, para el saboreo de todos los que ya, no se sí tenían energía para algo más, luego de 1:40 hs. de show. Los Rusos dieron de un show excelente, repleto de situaciones para recordar, y generando un clima que quedará grabado en mi memoria musical, y que esperare volver a repetir, en cuanto me sea posible.

Tras 30 minutos de espera a telón cerrado, tiempo que sirvió para renovar energías y despejar los oídos, 22:10 hs exactamente, el telón se correría una vez más, pero en este caso a luces encendidas, y allí estaban ellos, frescos y sonrientes. Solo basto una marca para que el show comenzara, de forma directa y sin más preámbulos. Como si se tratase de una banda de amigo que decide hacer un show relajado solo por placer. Así fue el comienzo de TYR, y de los más épicos que he visto. La banda liderada por Heri Joesen daba inicio con “Gates Of Hell” , un track que se caracteriza por su intro melódica, que luego da una vuelta de rosca y se vuelve dura  poderosa.

La gente volvió a explotar, como si no hubiese pasado nada antes. En este caso con mucha más presencia del pogo y los círculos, ya que las composiciones de los Faroenses se prestan mucho más para esto. La voz de Heri estaba muy bien lograda, y se lo notaba muy concentrado a la hora de cantar. Esa garra áspera con la que cuenta, y su tono tan particular, hizo que no se diferenciara en nada a los discos de estudio, una replica hecha y derecha. Las sonrisas fueron moneda corriente, especialmente por parte del bajista Gunnar H. Thomsen integrante que forma parte de estas filas desde los comienzos, quien no dejo de sonreír  cómplice con el público y  sus compañeros. De esos personajes que te generan ganas de mirarlos a cada momento para renovar energías positivas. Sin duda un disfrutador y amante de su profesión.

Debo confesar que el show de ARKONA  dejó muy alto el coeficiente, y en el éter de la mente, nada ya se podía esperar. Pero los TYR trajeron un aire de frescura total, una manera diferente de hacer folk, ya que las melodías autóctonas y con tintes más épicos, eran comandados por las guitarras en un 100%, fabricando melodías coreables y pegadizas a cada instante. Pero esta épica banda cuenta con un gusto musical diferente, no solo por las guitarras líderes que llevan a delante como guerreras las melodías, sino por los juegos de voces que logran, a capella, armonizados y sumamente bellos. Daba gusto escucharlos, mucho trabajo se necesita para generar tal situación y ellos lo lograban de forma coloquial, y espontánea.

Ante una pausa el líder de la banda decía: “Estamos muy feliz de estar aquí, son un público muy hermoso y muy inteligente”, y sobre el final de su agradecimiento quiero quedarme, ya que ni lento ni perezoso el guerrero Faroense, estaba dando un mensaje entre líneas respecto a lo que en el comienzo de esta crónica supe comentarles. La noche levantaba vuelo y Heri  decía nuevamente “Vamos a tocar una canción de los viejos tiempos, de aquellos comienzos y es la única que tocaremos”, y como si de ir al frente de batalla se tratara comenzó a sonar “Hail To The Hammer” , un clásico de la banda que fue acompañado por los coros de todo el Teatrito. Una canción densa, que hilando finito a posteriori, me di cuenta de la calidad de audio que tuvo en vivo, sumado esa impronta más trabajada, como con un grado más de experiencia, una pieza mejorada y exquisita, con un bello solo que fue la frutillita del postre.

 El festival llegaría a su fin con Hold the Heathen Hammer High canción que forma parte de  “By the Light of the Northern Star”  disco del año 2009, un temaso, una canción digna de terminar un set al taco. Y dicho y hecho, la violencia amigable de esas paredes humanas chocándose dieron el visto bueno, a una composición épica al 100%, Viking Metal presente, para degustar, un clásico de la banda  a esta altura y creo de los más esperados de toda la velada. Con el publico repleto de gozo, se escapaba un festival que se fue rápidamente, que mantuvo un clima de hermandad constante, que regalo diferentes climas y expresiones dentro de un mismo estilo, y que en ningún momento bajo la guardia. Todo fue manejado con un profesionalismo soberbio y la reciprocidad que se vio sentó precedente.

Larga vida al Pagan Metal Fest  y por muchas apuestas y ediciones como estas, en las que si no es a través de mi persona, estaremos presentes, para hacerles llegar estos momentos únicos, en palabras, sentires subjetivos y autárquicos, pero que al final, no son mas que vuelos dentro de una misma pasión

Texto: Diego Villares

Fotografía: Maru Debiassi

Agradecemos a Gaby Sisti Press por la acreditación al evento.

| © METAL-DAZE.com Todos los Derechos Reservados |

GALERÍA:






























publica_aqui