thumb image
ARKONA en Buenos Aires
Salón Reducci - 25.04.2012

Desde Rusia…sin amor!

Es cierto que últimamente están viniendo bandas que quizás jamás hubiésemos imaginado ver sobre un escenario en nuestro país pero, esta vez, sí que me sorprendí. ARKONA, el exponente más importante del Pagan/Folk Metal ruso, estaba a punto de dar su primer show y Metal-Daze estaba ahí para vivirlo.

Para darles una idea el Salón Reducci es, precisamente, un reducto con capacidad para unas 500 personas aproximadamente en el corazón de constitución. Tal como imaginé, cuando llegué me encontré con un lugar a medio llenar; no porque la difusión u organización fueran malas, sino porque ARKONA no es precisamente una banda de alta convocatoria. Así es que, mientras los últimos fans ingresaban al recinto, los locales EINHER SKALD terminaban su show (lamentablemente no pude llegar más temprano) interpretando el tema que da nombre a su demo del 2010, Drinking in Valhalla, y con la alegría inmensa de estar allí presentes teloneando a los rusos.

Una media hora después, exactamente a las 20:55hs, comenzaba a sonar la intro de su último trabajo, Az´, para dar paso a Arkaim. En ese momento salió la banda a escena mostrando a una Masha completamente descontrolada golpeando el Buben (Pandereta tradicional rusa), y a una banda ávida por conocer y enardecer al público local. Sin darnos respiro, y sin respirar ellos tampoco, continuaron con otro tema de su último trabajo, Zakliatie, para luego interpretar el aclamado e impresionante Goi Rode Goi; quizás el punto más fuerte de la noche junto a Slav´Sja Rus´! y el tema que marcó el punto final de una gran noche, Stenka na Stenku. La fuerza de la banda en escena es tremenda; destilan adrenalina constantemente, al tiempo que disfrutan y bailan al ritmo de sus melodías paganas. Destaco la labor de Vladimir “Volk” en las flautas y gaitas, cuya ejecución fue impecable a lo largo de la velada. El resto de los músicos acompañaron muy bien pero, para mi gusto, con una participación poco vistosa y enérgica. No obstante, el quinteto recorrió su discografía (ver setlist debajo) durante una hora y media en la cual, su frontman se convirtió en una especie de salvaje indomable. Ni las mágicas melodías de su flautista pudieron con la bestia quién arengo y agitó constantemente para que tengamos una fiesta pagana que difícilmente podamos olvidar. Si bien, en mi opinión, la música de ARKONA se torna un tanto repetitiva, esta noche sirvió para que la alegría y emoción de los presentes nunca decayera y tanto la banda como el público, se fueran más que conformes.

Sin embargo, a pesar de haber pasado un muy buen momento, debo decir que el show tuvo algunos puntos en contra. En primer lugar, no me gustó el uso abusivo de samples. Reconozco que quizás no sea posible interpretar toda la parte folklórica de sus temas en vivo puesto que necesitarían varios músicos y por razones obvias esto resulta prácticamente imposible, pero me hubiera gustado que sea de otra manera. Por otro lado, ni el sonido ni la iluminación los ayudaron. Para una banda que toca a un volumen tan alto, un lugar como el Reducci quizás no sea la mejor opción y un mejor juego de luces hubiese agregado mucho a un show con los climas generados por una música tan cambiante como esta. Por último, el escenario le quedó chico a Masha, quién no dejó de saltar, girar, correr y revolear sus mechas ni un segundo.
Un gran show para una pequeña banda. Esperemos que en el futuro más bandas del estilo se presenten en nuestro país y dejen tanto en el escenario como dejó ARKONA.

Setlist
1. Az’
2. Arkaim
3. Zakliatie
4. Goi, Rode, Goi!
5. Slovo
6. Marena
7. Leshiy
8. Pamiat
9. Ot serdca k nebu
10. Liki Bessmertnykh Bogov
11. Slav’sja, Rus’!
12. Po syroi zemle
13. Tropoiu Nevedannoi
14. Stenka na Stenku

TEXTO y FOTOS: Estanislao Aimar






























publica_aqui