ARGENTO “Tortura Masiva”
Año: 2016 | País: Argentina (Buenos Aires) | Género: Heavy Metal/Thrash Metal | Formato: CD | Sello: Independiente
thumb image

El heavy metal Argentino a lo largo de su historia se ha caracterizado por sacar grandes bandas. La escena under o no popular ha sido siempre una fuente constante de provisión de materiales, músicos y sorpresas. Algunos de estos han pasado completamente desapercibidos, otros han pasado a la popularidad arrancando de la nada misma y otros, como es el caso de ARGENTO, aparecen con un disco cada muerte de obispo y cada vez que lo hacen te vuelan la peluca. Para situarte en tiempo y espacio, ARGENTO es una banda oriunda de la provincia de Buenos Aires y arrancaron como banda oficialmente en el año 2001. En el año 2011 recién pudieron editar su primer disco de estudio titulado “Involución” para que recién el año pasado llegaran a dar con el CD que trajimos a la mesa de debate, cual llega a nuestra redacción para dar un parecer; lo llamaron “Tortura Masiva”.

Y si, es como te digo, si hacemos cuentas otras bandas en Argentina a lo largo de dieciséis enormes años seguramente han sacado más discos que ellos o no, tampoco es que sea una situación súper relevante la cantidad, a pesar de que si es interesante para ver cómo va mutando un equipo y como muestra nuevo material, revitalizador por así decirlo. La historia acá es que estamos ante una banda que edita poco, pero que llega fuerte. Así es amigos que la banda de la familia Gianfrancesco conducida por Carlos (Papá y bajista), Jonatan (Hijo mayor, voz y guitarra), Marcos (hijo menor y baterista, quién también hace de las suyas en los relevantes de SERPENTOR) y Ezequiel Carrillo en la otra viola hacen de ARGENTO una banda Argentina hecha y derecha, lisa y llanamente, tal cual su seudónimo lo indica.

Cuando uno los saborea justamente tienen todo eso de “Argento” y probablemente cuando más de uno conoce el nombre de la banda, por más que implique poca originalidad (para que se queden tranquilos que cuando estos muchachos decidieron llamarse así, poco acuñado era el término en nuestra sociedad) así que, ahí tienen, otro poroto a su favor. La cuestión es que después de este breve preámbulo déjenme decirles que estamos ante una gran banda Argentina, que tiene mucho de todo por dar. A ver, tienen una cuota propia, de endemismo, que los destaca del resto, pero que cuando uno hila fino se encuentra con reminiscencias de gustos personales clásicos de las grandes que nos vieron crecer.

Escuchás “Predicador” y mucho de todo esto que relato se cuenta por si mismo y a la vez es súper interesante, con canciones pegadizas, de lindos riffs y solos elaborados. Todo lo que una propuesta de gente madura, que sabe lo que quiere y que cuando lo ejecutan dejan en claro su mensaje mal a quién le pese, sin ir más lejos, cuando suena “El error”. Las distorsiones logradas están súper piolas, así como la crudeza y nitidez del sonido con el que llega la batería. De voces parcas y secas a lo Willy Caballero por momentos, te vas a encontrar con una banda que te la pone en la pera. Los cambios de ritmo están siempre a la orden del día y los estribillos en todas las canciones uno los espera siempre ansiosamente que lleguen, como es el caso de “Venganza” (con el Temo Romero de SERPENTOR como invitado), por nombrar una de las que cumplen con esa premisa, acto premeditado probablemente y está bueno que así sea.

Para que todo tenga un lucimiento, el arte de tapa del disco es hermoso como podrán ver y si lo pienso así como medio rápido te podría decir que está entre las tres mejores tapas que el año que pasó se editaron a nivel nacional. Un lindo trabajo el del amigo Emy Mariani, así que los invito a que se consigan el material original, realmente garpa. Me encantó también como trabajaron las violas a dúo y como las conjugaron y si bien la banda navega en la placa sin sobresaltos te puedo asegurar que vas a mover la cabeza de lo lindo. Es un disco súper ganchero, sino escuchá “Fugadores en la oscuridad” la cuál no solo se transforma en una de las mejores del disco, sino que también los termina mostrando como una banda con la capacidad de hacer temas largos (dura seis minutos y pico) y nunca te aburren.

Su plataforma lírica como banda siempre es la social, y manifiestan a un modo muy crudo y sincero sus pensamientos y aunque te parezca muy violento el título del disco, de fondo tiene mucho por contar siendo que si bien no van a ser ellos los encargados de solucionar los problemas en los cuáles se manifiestan algunos engendros humanos sobre los cuales la sociedad Argentina va mutando, es una más que buena opción que sin una bandera política se diga lo que siente tanto para los de derecha como para los de izquierda, que más da. Hasta acordes y cambios realmente lindos tiene en su cierre “Fugadores…”, así que te invito a digerirla. Y haciendo una transecta en el disco, hay algo también que es moneda recurrente en la propuesta, vamos a hablar siempre de un disco aguerrido y con mucha onda, sino pegale una pasadita a “Enfrentate” y decime si no es genial lo que hacen. Solos de guitarra con claro guiño a el guitarrista colorado más famoso o bien al morocho más codiciado de la banda de San Francisco.

Independientemente de esto, te va vas a encontrar también con un disco sentimental, emocional, que hasta se da el lujo de meter algún teclado o similar y Jon se atreve a meter otra voz y cortar la parte ríspida de la placa en canciones como “Desde el cielo”, que si quisieras es la que sin llegar a ser lógicamente una balada, es una medio tiempo mortal, que explota con lindos acordes y solos de guitarra, donde a fuerza de una letra traída de las entrañas con la cual tranquilamente podrías identificarte se da hasta el lujo de hacer palpar al desafío alguna que otra estocada maidenesca fusionada siempre la sombra genética de METALLICA o MEGADETH como anteriormente mencioné.

Y con ARGENTO me pasa que no busco ni pretendo comparar, al contrario, con ellos los sonidos me llevan a momentos de reivindicación de que varios de sus predecesores han hecho y tienen en talento de darle su cuota nativa a las composiciones, pero siempre dejando en claro la génesis de como llegaron a poner en práctica un instrumento y poder concretar este particular disco. Escuchás “Perder la fe” y “Cuestión de muerte”, por nombrar algunas y decís… “estos pibes no solo revalidaron lo hecho en Involución, sino que claramente doblegaron esfuerzos”. Basta solo con detectar al doble bombo como artífice de lo que mucho el disco expresa y cada paso que dan se va viendo reflejado en sus movimientos, así como casi imperceptible llegan los sonidos de los platillos más pequeños que un sabor de corte especial siempre le dan a las canciones.

Ya para el cierre y como si fuera poco, la banda se despacha a lo “The Call Of Ktulu”, desprendiendo de sus entrañas la única instrumental que tiene el disco, la cual aparte de ser la pieza más larga de este interesante rompecabezas, es como si se atrevieran a ponerte un rico helado frente a tus narices, que lo saborees y que sientas vestigios de “Orion”, y esas cosas que hizo esa gran banda a fines de los ochenta. “Detrás del ser” es casi la despedida perfecta a lo que la banda hizo durante toda la placa, subiéndote y subiéndote cada vez más, pero esta vez dejando que los instrumentos con total naturalidad digan lo que sientan. La despedida final llega de la mano de “Se trata de mujeres”, la cual con crudeza remata el disco con un gran mal de la sociedad en la que vivimos, que son ni más ni menos que los femicidios, y que aunque mal nos pese, seguramente mientras redacto esto la Argentina se estaría cobrando una víctima si me posiciono en marco de lo que plantean los indicadores actuales, quedando bien retratado por banda en el vídeo oficial que podés ver en su canal de YouTube.

Me había llevado una más que linda impresión allá por el 2011 con su primer disco y cinco años después no hicieron más que seducirme el paladar nuevamente, que lejos de ser una chupada de medias, claro queda que la música puede gustarte o no, como que no hay mucha vuelta. Querías heavy metal? Toma! Querías thrash metal moderno? Toma! Querías algún vestigio de Speed Metal? Toma! Lo que ellos hacen gusta y si independientemente tienen parecido a tal o cual subido pasado me nefrega, ya que después de la pólvora no muchas más cosas se descubrieron musicalmente. En su momento recuerdo que me costó horrores encontrar a “Involución” en las bateas, hasta que finalmente un día lo tuve en mis manos. Hoy miro atrás como ellos seguramente lo hicieron cuando terminaron de grabar a “Tortura…” y seguramente sintieron que crecieron. Parece que la cosa fue para ellos como para mí, ya que lo que hacía antes puertas para adentro en un dormitorio ahora lo puedo transformar en palabras a través de este laburado portal, y si bien el mismo no llegará al límite de haber parido, tendrá su cuota con el correr del tiempo como una opinión más de la puesta en práctica hecha canción de una banda de heavy metal Argentino de síntomas under, pero con aires de grandeza.

Texto: Hernán Mazón

Agradecemos a la banda por la facilitación del material. 

| © METAL-DAZE.com | Todos los Derechos Reservados |




























publica_aqui