ALBEDRÍO – In-Humano
Año: 2013 | País: Argentina | Género: Heavy Metal | Formato: CD | Sello: Pulmonar Recordables/PRV Label Group
thumb image

Lista de temas:

1- Ad Terram (Intro)
2- Ad Honorem
3- Cuando la Espalda de Sombras
4- Palabras de Acero
5- 432Hz
6- D1 A1
7- ExSesos
8- 3 Acordes, 3
9- Humanicida (Parte I)
10- Melodías de un Luto (Parte II)

Segundo disco de estudio de la agrupación oriunda de la Provincia de Buenos Aires, practicante de Heavy Metal. Pero bueno, la realidad indica que siendo una banda llegada desde la escena under, de la cual con mucho orgullo enarbolan bandera, debemos recordar su pasado más reciente y decir que: ALBEDRÍO editó su primer disco allá por el 2009 denominando al mismo “A Quién Corresponda” aunque ya habían empezado a mostrar sus dotes a través del EP “CristoSucción” (2003). Para reivindicar esfuerzos en el año 2013 volvieron al ruedo con esta placa llamada “In-Humano”. Fieles a la estampa del heavy metal nacional, los formados en el año 2001, han pasado por procesos de cambios en su formación, y estos, indican, que el disco en cuestión fue grabado en formato de trío, siendo Martín Guerra el encargado del bajo y voz, Diego Urbano (CHARGER X) de las guitarras y Javier García de la batería.

Si bien la banda manifiesta su patente heavy metal como mencionamos anteriormente, dejan entrever en su faceta ciertos condimentos que celosean con otros géneros, lo que no hace que la banda pierda homogeneidad. Bajo este contexto, “In-Humano” muestra a la banda tal cual ellos se presentan, con un disco que tiene “…pesadez, vocalización identificable, letras complejas con mensajes encriptados, ideas críticas y acidez e ironía, dentro de un particular juego de palabras que siempre piden un esfuerzo de atención y reflexión de parte del oyente”. Pero por otro lado, si hay un déficit a mi entender que pueda tener la placa es el sonido final logrado, ojo, quizás la banda eso deseó, que sea áspero, ríspido, con cierta suciedad, pero que bajo ningún punto de vista hace de que uno no disfrute el disco.

Bien desde el punto de vista musical, el disco rockea, ¿y que quiero decir con esto? No aburre y transita facetas heavy’s que son mimetizadas con otro estilo de facetas rockeras de raíces “Motörheadlianas”, bue, usted me entenderá. La cuestión es que desde “Ad Honorem” hasta “Melodías de un Luto” la banda es uniforme y no se va de su margen dispuesto e inicialmente descrito. El disco posee canciones muy bien logradas como “Cuando la Espalda de Sombras” en la cual Diego Urbano se luce en materia de solos y riffs, como así también el conjunto de la banda a la hora de unificar los sonidos de la propuesta. “Palabras de Acero” es de símil apariencia y la consistencia de riffs ya a esta altura del disco, es una constante y estas se reafirman en canciones como “432Hz”.

No todo es el ir frente y sin protector bucal, la banda también tiene sus toques más oscuros en canciones de medio tiempo como “D1 A1”. Es una canción que inicialmente arranca bajo un claro relato por parte de Martín, para luego entrar en un clima melódico del cual nunca baja. Me pareció buen corte para digerir el disco de otra manera, de acuerdo a lo que ya venía siendo escuchado. Los solos también hacen una parada fuerte y estructuralmente se transforman cual vigas en una construcción. Pero sin ir más lejos, la banda vuelve a sus orígenes en “ExSesos”, la que probablemente menos detalles en su composición tiene en todo el disco, pero de que va al frente, no quedan dudas.

Durante el giro completo de la placa, sentí esa sensación que les contaba anteriormente con respecto al énfasis que la banda deja en referencia a sus referentes de habla inglesa, probablemente de cabecera al momento de componer como influencia, y entendí que “3 Acordes, 3” es la canción que más cercanía o referencia les da en la materia. Demás está decir que los instrumentos durante toda la placa se escuchan muy bien y hay un buen trabajo de Javier en lo que respecta a los cortes con silencio, al agarrar los platillos con sus propias manos. A diferencia de lo que se venía escuchando en las voces, quizás en “Humanicida…”, la banda logró realizar otra cosa, siendo que las voces continúen el eje áspero, pero con cantos más prolongados que en definitiva no solo acompañan la canción, sino que la manera de vocalizar plasmada resulta diferente.

No me quiero despedir del disco sin destacar nuevamente el trabajo de diseño, que recae sobre la manos del bajista y cantante de la banda, quién “a pulmón” deja plasmado otro gran trabajo. Para el broche de la placa, la banda se despide con “Melodías de un Luto…”, canción que pasa por varios climas y que en definitiva, termina representando el eje de este disco. Probablemente al escucharlo, no sientas que estás ante una placa que es endémica en su composición o sonidos, muchos pasajes seguramente te sonarán similares a algo que en otro momento escuchaste. Pero bajo este contexto, destaco que estamos ante una banda que tiene un sello propio y eso es lo relevante y positivo. Si les seguimos una línea en el tiempo la banda mutó y sus discos migraron compositivamente, y desde que arrancaron han ido variando y mostrando otras caras. De lo que si estoy seguro es que ALBEDRÍO, es una banda que es fiel a sus principios y convicciones. Esto lo reflejan sus letras, su música y las ganas que manifiestan editando un producto como este. Fijate si lo podés enganchar en algún lado al disco, probablemente saques conclusiones como las que saqué yo, que fiel a los principios de la banda, también tienen un sello propio.

Autor: Hernán Mazón para Metal-Daze

Contacto con la banda: https://www.facebook.com/AlbedrioMetal

Se agradece a Martín Guerra de Pulmonar Recordables por la facilitación del material.




























publica_aqui